'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

México, resistente ante escenario alcista en tasas EU

BofA prevé que el país tendrá un buen desempeño en un escenario de un mayor crecimiento y mayores tasas en Estados Unidos.

02-10-2014, 12:52:14 PM
México, resistente ante escenario alcista en tasas EU
Jane Brauer, Estratega de Renta Fija Cuantitativa de BofAML

Debido a la mejora en los fundamentales y sus buenos diferenciales, elevamos la deuda externa de México de bajo peso a peso de mercado. Creemos que México muy probablemente tendrá un buen desempeño en un escenario de un mayor crecimiento y mayores tasas en Estados Unidos

Nos gusta el extremo largo de la curva, específicamente el México 44, ya que se beneficia de los flujos de capital y de un mayor potencial de crecimiento derivado de las reformas estructurales. Desde nuestra perspectiva, México sigue siendo de las economías emergentes más resistentes, en un escenario, cada vez más probable, de mayor crecimiento y mayores tasas en Estados Unidos.

Los fundamentales económicos de México están mejorando. El crecimiento está incrementando debido a un aumento en las exportaciones (incremento del 5.8% interanual en el segundo trimestre de 2014). 

Los últimos números sobre la actividad siguen sorprendiendo al alza, con el Indicador Global de Actividad Económica (IGAE) aumentando un 2.5% interanual en julio y 4.8% mensual en términos anuales ajustados a la estacionalidad. 

Nuestro economista en jefe para México, Carlos Capistrán, continúa esperando una aceleración del crecimiento del PIB de 2.6% para 2014 y 4% para 2015, desde el 1.1% de 2013. (Puedes leer su análisis: Banxico baja tono pro inflacionario en su discurso)

Esto tiene un marcado contraste con la desaceleración del crecimiento observada en otras economías latinoamericanas como Brasil, Chile o Perú.

Las reformas estructurales muy probablemente mejoren el potencial de crecimiento para los próximos años. En particular, Capistrán prevé entre 10 y 15 mil millones de dólares (mdd) adicionales de Inversión Extranjera Directa (IED) por año como consecuencia de la reforma energética, empezando aproximadamente a partir del segundo semestre de 2015 y continuando por varios años más. Los flujos de capital deberían apoyar también a los bonos de largo plazo.

A pesar de la mejora en el contexto macro, los diferenciales mexicanos se han ampliado en medio de los temores por el incremento de tasas en Estados Unidos y se acercan al promedio de diferenciales de mercados emergentes, para países con calificaciones crediticias similares. 

Aunque no prevemos que la calificación cambie en el corto plazo, S&P y Fitch podrían considerar cambiar sus pronósticos a más positivos, ahora que las leyes secundarias en materia de energía han sido aprobadas.

México tendrá mejor desempeño

En nuestra opinión, México está posicionado para ser una de las economías emergentes más resistentes, ante un escenario de mayor crecimiento y tasas más altas en Estados Unidos. Este escenario cada vez es más probable, lo que nos lleva a prever que México superará a muchas economías emergentes.

Un crecimiento más fuerte en Estados Unidos debería beneficiar a México a través de varios canales. Debería derivar tanto en mayores exportaciones, ya que el vecino país del norte representa alrededor del 80% del total de exportaciones mexicanas, así como en un crecimiento en las remesas.

Adicionalmente, creemos que México será más resistente a una caída en los precios de materias primas que muchas otras economías emergentes, ya que sus exportaciones consisten principalmente en bienes manufacturados.

Consideramos que México será relativamente resistente a un incremento en las tasas, ya que los indicadores de vulnerabilidad externa están en niveles confortables, comparados con muchos mercados emergentes.

En primer lugar, el déficit de cuenta corriente está en un nivel relativamente bajo de 2% del PIB, comparado con el gran desequilibrio de otros mercados emergentes como Brasil, Turquía, Sudáfrica o Perú.

En segundo lugar, México tiene un amplio stock de reservas internacionales, que representan el 15% del PIB. 

En tercer lugar, la deuda pública externa únicamente representa el 10% del PIB. 

Y, en cuarto lugar, la gestión del pasivo activo de México ha mejorado el perfil de la deuda mediante la ampliación de vencimientos, lo que ha reducido los riesgos y bajado los costos.

Riesgos

Los riesgos están en el retraso de la implementación de la reforma energética (por ejemplo, que no comience hasta 2016) o en menores flujos de capital (aunque nuestros estimados son conservadores).

Otros riesgos son un crecimiento más lento en EU, una normalización desordenada de la política monetaria estadounidense e ingresos petroleros menores de los esperados.

La autora es estratega de Renta Fija Cuantitativa de Bank of America Merrill Lynch Global Research.

Relacionadas

Comentarios