'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Banxico baja tono pro inflacionario en su discurso

La inflación ha sorprendido al alza de manera reciente, por ello Banxico se encuentra en un modo más hawkish, lo que disminuye la probabilidad de un recorte.

01-10-2014, 8:04:23 AM
Banxico baja tono pro inflacionario en su discurso
Carlos Capistrán, economista en jefe para México de BofAML

La economía mexicana sigue en modo de recuperación, transitando en la fase de expansión del ciclo económico.

Las exportaciones manufactureras hacia EU siguen siendo impulsores, además, esperamos que el gasto público empiece a contribuir al crecimiento para el segundo semestre de 2014, mientras el gobierno se prepara para las elecciones federales intermedias de 2015.

El gasto privado seguirá mejorando, pero de manera gradual. El impacto de las reformas será más tangible en 2015, particularmente el de la reforma energética.

La inflación ha sorprendido al alza de manera reciente, sobre todo en respuesta a una mayor actividad económica. Como resultado de esto, el Banco de México (Banxico) se encuentra en un modo más hawkish (anti inflacionario), lo que reduce la probabilidad de un recorte entre el último trimestre de 2014 y el primero de 2015.

Prevemos que el siguiente movimiento sea un alza de tasas en el tercer trimestre de 2015, con el riesgo de un alza temprana a principios del segundo trimestre del próximo año.

Principales Riesgos

Un crecimiento más débil de lo esperado del PIB y una normalización desordenada en la política monetaria de Estados Unidos son los principales riesgos externos.

Mientras que los principales riesgos internos consisten en una menor producción petrolera en los siguientes meses, una implementación de las reformas por debajo de las expectativas y la inseguridad.

Crecimiento de México se mantiene en modo de recuperación

La demanda agregada creció 1.9% interanual en el segundo trimestre de 2014. El dato parece débil hasta que se consideran los efectos del calendario. De manera secuencial, la demanda agregada creció 5.6% a tasa anualizada en el segundo trimestre de este año, un aumento sustancial respecto al 3.5% del primer trimestre.

En el margen, el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) creció 2.5% interanual en julio, lo que representa un sólido 4.8% mensual anualizado, ajustado por estacionalidad. La producción industrial creció 2.1% interanual en julio, pero 3.6% mensual anualizada ajustada por estacionalidad, mostrando que la economía tiene algo de inercia positiva.

Exportaciones, principal impulsor del crecimiento

Las exportaciones aumentaron 5.8% interanual en el segundo trimestre de este año y 16.5% trimestral tasa anualizada, más del doble del incremento durante el primer trimestre del año. La manufactura aumentó 3.4% interanual en julio, un fuerte 15.3% a tasa mensual anualizada. 

Durante los primeros siete meses del año, la manufactura subió 3.4% interanual. Prevemos que las exportaciones se mantengan fuertes por el resto del año y en 2015, dada la fuerte producción industrial y las ventas de autos en EU.

Gasto privado en recuperación gradual

El consumo aumentó 5.5% trimestral anualizado, ajustado por estacionalidad, y la inversión 6.8% a tasa anualizada en el segundo trimestre de 2014. A pesar de la recuperación, ambos siguen débiles. 

El consumo creció 1.4% interanual en la primera mitad de 2014, por debajo incluso del 2.5% de la tasa de crecimiento de 2013. Pero algunos de sus determinantes han mejorado. 

Las remesas se han recuperado y otros determinantes como el trabajo formal también se han incrementado. Incluso la tasa de desempleo desestacionalizada tuvo una mejora en agosto (4.9% vs 5.2% en julio). 

La inversión privada también se ha recuperado gradualmente y la construcción también está mostrando tasas de crecimiento anuales positivas, impulsadas por la construcción privada.

Gasto público sigue siendo sin impulsar el crecimiento

Basándonos en los datos del segundo trimestre de este año, el consumo público apenas crece (0.7% trimestral a tasa anualizada ajustada por estacionalidad), pero la inversión pública se mantiene en territorio negativo (-4.8% a tasa anualizada). 

Banxico reporta que el valor real de la construcción pública siguió cayendo hasta junio. Sin embargo, podemos esperar que el gasto del gobierno sea un fuerte contribuyente al crecimiento del segundo semestre de 2014, al tiempo que la Secretaría de Hacienda reporta que el gasto total ha aumentado 10.7% interanual en términos reales durante los primeros siete meses del año (gasto de capital 24.8% y gasto corriente 8.5%).

El rezago entre el gasto público, reportado por Hacienda, y su impacto sobre la demanda agregada, como informa el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), es de alrededor de seis meses, y esperamos ver el impacto de este gasto pronto. Hay que considerar que los grandes proyectos de infraestructura anunciados al inicio del año apenas empezaron, incluyendo el tren entre México y Toluca.

La aprobación presidencial ha caído de manera importante de acuerdo a encuestas recientes, principalmente como consecuencia del bajo crecimiento económico y los mayores impuestos. Por ello anticipamos que el presidente Enrique Peña Nieto se enfocará en mejorar sus puntos de aprobación de cara a las elecciones federales de 2015.

En nuestra visión, una de sus herramientas será el gasto público, particularmente en infraestructura.

Crecimiento se acelerará

Pronosticamos un crecimiento del PIB en 2.6% interanual para 2014, lo que implica un crecimiento interanual de 3.5% para el segundo semestre de 2014, con riesgos al alza. Prevemos un crecimiento del PIB en 4% para 2015. El fuerte crecimiento de Estados Unidos y políticas monetarias y fiscales expansionistas nos respaldan.

Inflación subyacente se mueve con la actividad

Recientemente aumentamos nuestra perspectiva de inflación para 2014 de 3.7% a 4%. El impacto menor de lo esperado de la reforma en telecomunicaciones y los precios más altos de lo esperado en la agricultura impulsaron nuestro ajuste en el pronóstico.

Mantenemos nuestra perspectiva de inflación por debajo del 4% durante todo 2015, cerrando el año en 3.5%. La menor inflación en el precio de la gasolina, la eliminación de cargos por larga distancia y los efectos base ayudarán a la inflación. 

Pero una fuerte actividad económica y el potencial aumento al salario mínimo han inclinado la balanza de los riesgos al alza.

Banxico: menor riesgo de recorte, mayor riesgo de un alza temprana

Mantenemos nuestra perspectiva de que Banxico se mantenga en 3% mientras espera el alza de la Reserva Federal, posiblemente en el verano de 2015, en el contexto de una brecha del producto que se mantiene negativa. 

Pero el banco central mexicano finalmente reconoció un mayor crecimiento y una inflación mayor de lo esperada, por lo que prevemos que el siguiente movimiento sea un aumento de 50 puntos base (pb) en el tercer trimestre de 2015 y otros 50 pb en cuarto trimestre del mismo año, una vez que la brecha de producción se cierre. 

La probabilidad de un recorte en el último trimestre de este año y el primero del próximo se ha reducido considerablemente a medida que el balance de los riesgos para el crecimiento ha mejorado, el balance para la inflación se ha deteriorado, y la postura monetaria con respecto a EU se ha endurecido marginalmente. 

Sin embargo, dadas nuestras expectativas de que la brecha del producto cierre más rápido que lo que anticipa Banxico, y los riesgos al alza para la inflación, prevemos que ahora el riesgo está en un alza temprana en el segundo trimestre del próximo año.

Relacionadas

Comentarios