HistoriasNegocios

Economía mexicana, atenta a datos relevantes de EU

Respecto al IPC de la BMV, se mantendría lateral y volátil, aunque si se presenta un buen comportamiento de los mercados accionarios emergentes, podría subir.

29-09-2014, 11:39:12 AM
Economía mexicana, atenta a datos relevantes de EU
Luis Raúl Rodríguez Reyes, Dir. Análisis y Economista Finamex Casa de Bolsa

Esta semana se publica un gran cantidad de información relevante en Estados Unidos, la cual se espera continúe apoyando el escenario de recuperación en la actividad económica del país vecino. 

Particularmente, respecto de la nómina no agrícola, se espera un crecimiento por encima de los 200 mil empleos, consistente con los bajos números observados en las reclamaciones iniciales de beneficios por desempleo en el mes.

En Europa, se tendrá una nueva reunión de política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), en la cual, si bien no se espera el anuncio de nuevos estímulos, se podría tener un discurso dovish de Mario Draghi, presidente de la institución. 

En este discurso es posible que el mercado lea la probabilidad de un mayor estímulo monetario antes de terminado el presente año, sobre todo si el dato de inflación en Europa mantiene su tendencia decreciente.

Por ello, es probable que esta semana los índices accionarios de países desarrollados se comporten de laterales a la alza.

Con respecto al IPC de la BMV, este índice se podría mantener lateral y volátil, aunque si se presenta un buen comportamiento de los mercados accionarios emergentes, el mismo tenderá a subir.

Por lo que respecta a la parte larga de la curva norteamericana, es posible que la tasa del treasury de 10 años se mueva de lateral a la alza en respuesta a los buenos datos económicos que se esperan.

Es altamente probable que las tasas de largo plazo mexicanas sigan a sus similares norteamericanas durante la semana, moviéndose de laterales a la alza.

Esta semana es posible que la cotización peso-dólar fluctué en el intervalo de 13.26-13.48, aun cuando se podría observar cierta apreciación si los índices accionarios se elevan y las tasas de largo plazo se mantienen laterales.

El principal riesgo para esta perspectiva está relacionado a la posibilidad de que se eleve nuevamente el riesgo geopolítico, en las varias zonas de conflicto actuales.

México, datos positivos

La semana pasada se dieron a conocer varios datos relacionados a la actividad económica del país, los cuales superaron las expectativas del consenso, para confirmar una tendencia de recuperación

La tasa de desempleo de agosto se ubicó en 5.18% por debajo del 5.35% esperado, el IGAE de julio se elevó 2.52%, que se compara favorablemente contra el 2.38% esperado y las ventas minoristas de julio crecieron 2%, para superar la estimación de 1.6% del mercado.

Por otro lado, la inflación de la primera quincena de septiembre que se ubicó en 0.32%, que estuvo por encima del 0.25% esperado por el consenso de analistas, y es altamente probable que se mantenga por encima del 4% en términos anuales el resto del año.

Esto confirma nuestra perspectiva de que es probable que el siguiente movimiento de la tasa de referencia del Banxico sea una alza, la cual esperamos, de mantenerse el escenario actual, se podría materializar hacia la segunda mitad del 2015.

Esta semana se publican la balanza presupuestal de agosto y los indicadores privados de actividad económica HSBC PMI e IMEF de septiembre. También se conocerá la confianza al consumidor de septiembre en donde nuestro modelo adelanta un nivel de 90.1 puntos, que se compara contra los 89.6 puntos esperados por el consenso del mercado.

Estados Unidos, prevén información relevante 

La semana pasada los índices S&P 500, Dow Jones, y Nasdaq acumularon pérdidas superiores al 1%, presionados por el escalamiento en los conflictos de Rusia-Ucrania y Medio Oriente, así como por el nerviosismo generado por el potencial incremento en las tasas de referencia de la Fed.

La agenda económica de esta semana está llena de datos importantes. Entre ellos destaca el reporte de empleo de septiembre, en el cual el mercado espera un rebote en el número de empleos no agrícolas generados en el mes, luego de la moderada lectura de agosto. Dicha expectativa encuentra soporte en las solicitudes iniciales de beneficios por desempleo de septiembre, que sugieren un crecimiento de más de 200 mil empleos.

Por otro lado, se espera que la tasa de desempleo se mantenga sin cambios en el mes.

También se publican el ingreso y gasto de consumo personal de agosto. El mercado anticipa un rebote en el gasto de consumo personal, luego de la ligera caída de julio, encontrando soporte en el crecimiento en ventas de vehículos, así como en el dato de ventas minoristas del mes.

En ingreso personal se espera una aceleración con respecto al mes anterior, como lo sugieren los ingresos laborales. También se publica el muy importante deflactor subyacente del gasto de consumo personal, medida de inflación seguida de cerca por la Fed, el cual se espera en 0.0%.

Adicionalmente, se publican los ISM manufacturero y no manufacturero, y la confianza del consumidor del Conference Board de septiembre. 

En los tres casos se espera un ligero retroceso con respecto a sus fuertes lecturas de agosto, cuando el ISM manufacturero alcanzó su nivel más alto desde abril de 2011, el ISM no manufacturero en lo más alto desde 2005, y la confianza del consumidor el más alto desde octubre del 2007. A pesar de la caída esperada, los indicadores quedarían en niveles elevados de expansión.

Europa, riesgos a la baja

Esta semana se publican los datos preliminares de inflación y desempleo para la zona euro. El mercado espera que la inflación se ubique en 0.3% en septiembre, desde el 0.4% del mes anterior, lo que podría poner más presión al BCE para impulsar nuevas medidas con la intención de contrarrestar los riesgos deflacionarios en los siguientes meses. 

Por otro lado, se espera que la tasa de desempleo se mantenga sin cambios en 11.5% para el mes de agosto.

Los débiles datos económicos observados recientemente probablemente serán mencionados por Mario Draghi, quien dará una conferencia de prensa esta semana, luego de la decisión de política monetaria del banco central.

Aun cuando es posible que destaque los riesgos a la baja en la actividad económica, no se espera que se anuncien nuevos estímulos económicos en esta ocasión.

Por último, también se publican las lecturas finales de los índices PMI de la eurozona, en las cuales no se esperan cambios significativos.

Relacionadas

Comentarios