'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

¿En qué activos invertir?

Por Raymundo TenorioEl monto del presupuesto de la federación para 2014 es de $4´467,225 millones de pesos, el más alto de la historia. De este, solo $807,410.9 millones se destinarán a infraestructura, es decir, 18% del total.El gasto consolidado del gobierno siempre ha sido el de mayor proporción con respecto al total del consumo en […]

16-01-2014, 1:20:07 PM
¿En qué activos invertir?
Inversionista

Por Raymundo TenorioEl monto del presupuesto de la federación para 2014 es de $4´467,225 millones de pesos, el más alto de la historia. De este, solo $807,410.9 millones se destinarán a infraestructura, es decir, 18% del total.El gasto consolidado del gobierno siempre ha sido el de mayor proporción con respecto al total del consumo en el país; aunque el consumo privado de empresas y personas representa la mayor parte, estimado en el sistema de cuentas nacionales en 75% del total.

El escenario oficial de la SHCP prevé un crecimiento del PIB de 3.5% sin el impacto de las reformas concluidas hasta diciembre; pronóstico cercano al del Banco de México que ronda 3.2%. Sin duda, ambos reflejan el optimismo de la reactivación económica después de que en 2013, en el mejor de los casos, la economía creció 1.2% con una generación de empleos de apenas 572 mil nuevos puestos. Como quiera que sea, el panorama actual es de recuperación. Los diferentes sectores de la economía se moverán no solo por el impulso del gasto público, sino porque la economía de EU también se reanima.Ante expectativas de crecimiento con baja inflación, las inversiones en activos fijos pueden significar la oportunidad de capitalizar el ciclo de expansión. Las capacidades productivas reaccionan mejor a la demanda de bienes. De ahí que las inversiones de mayor oportunidad sean en equipos de reparto, de telecomunicación, de laboratorio, de transporte, para la construcción agrícola, para la industria extractiva, ferroviario, para el tratamiento, para generación y conducción de energía eléctrica; así como hornos, naves y plantas industriales, distribución y suministro de agua y drenaje, reposición y maquinaria, mobiliario, entre otras. Este tipo de inversiones puede atraer a medianas y grandes empresas, pero también a pequeñas articuladas a cadenas productivas de la industria manufacturera de exportación.La expansión a la que me refiero de ninguna manera es fruto de un optimismo desbordado, influenciado por expectativas de aterrizaje de las reformas en telecomunicaciones y energía, sino de los escenarios que dan alta probabilidad a la recuperación de la economía estadounidense. Quiérase o no, esta determina y explica al menos 54% de la variación de nuestro PIB, impactando la inversión productiva de sucursales y filiales norteamericanas en México, además de empresas y grupos europeos y mexicanos proveedores. Es el caso de la industria automotriz, la agroalimentaria, textil, químico-farmacéutica, metal-mecánica, electrónica, muebles y madera, plásticos, hule y sus derivados, vidrio y, desde luego, los 23 a 26 sectores proveedores de la industria de la construcción en la que se espera se concentre una parte importante del gasto público en infraestructura.Un elemento adicional de factibilidad de nuevas inversiones es el sector servicios. Las oportunidades destacan en servicios inmobiliarios; telecomunicaciones; de apoyo a los negocios y manejo de desechos; de remediación; autotransporte de carga; educativos; de hospedaje y compañías de fianzas, seguros y pensiones. Es momento de aprovechar un nuevo ciclo.Nuevas oportunidades de inversión Están en sectores no tradicionales de alta rentabilidad biotecnología agrícola, sistemas ópticos, micro y nanotecnología, biotecnología médica, nuevas tecnologías energéticas, tecnologías inalámbricas y realidad mixta. Nada lejanas estas oportunidades de requerimientos de capital que no son de exclusividad de las grandes empresas. Existen programas federales y de gobiernos locales de incentivos para pequeñas empresas.

Relacionadas

Comentarios