'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

¿Seguirá el dinero barato?

Por Eduardo Ávila*Aunque los mercados han barajeado la posibilidad de que el dinero barato llegue a su fin, hay señales de que podría continuar durante 2014…De darse este escenario, se generaría la percepción de periodos adicionales de fortaleza en divisas, mercados de deuda y acciones de países emergentes. También, es probable que los estímulos monetarios […]

20-01-2014, 10:40:17 AM
¿Seguirá el dinero barato?
Inversionista

Por Eduardo Ávila*Aunque los mercados han barajeado la posibilidad de que el dinero barato llegue a su fin, hay señales de que podría continuar durante 2014…De darse este escenario, se generaría la percepción de periodos adicionales de fortaleza en divisas, mercados de deuda y acciones de países emergentes. También, es probable que los estímulos monetarios en Estados Unidos se extiendan, pero no necesariamente significaría un nuevo boom para los emergentes.

El error de mayoLa comparecencia del presidente de la Reserva Federal (Fed), Ben Bernanke, ante el Congreso de su país en mayo, abrió la posibilidad del retiro del estímulo. Su principal intención era inducir orden en los mercados financieros, que habían tomado demasiado riesgo ante la enorme cantidad de dinero barato en la economía. La mencionada posibilidad estaba supeditada a la mejoría de la economía. Sin embargo, desde mediados de 2013, esta ha dado más señales de debilidad que de fortaleza. Durante el último semestre de 2013, el pronóstico del PIB cayó de 2% a 1.7%. Los mercados ya incorporaron el posible recorte; hoy, la incertidumbre se centra en la fecha en que podría iniciar, ignorando la salud de la economía y el problema fiscal.Cambio en flujosDel año 2000 a 2004, el flujo anual de la inversión extranjera de cartera en el mercado accionario y de deuda a México llegó a promediar $1,000 millones de dólares; previo a la crisis financiera repuntó hacia $10 billones. Con las medidas de la Fed (además de la histórica laxitud inducida por los bancos centrales de Japón, Inglaterra y Europa) los flujos de inversión hacia economías emergentes fueron inmensos. Al cierre de 2012, en México alcanzó $57 billones de dólares. Sin embargo, tras los anuncios hechos por Bernanke, descendió a $30 billones, mostrando lo que sucedería si inicia el recorte al QE3 (flexibilización cuantitativa).Limitantes Existen dos elementos a considerarse ante la propuesta de la Fed para reducir los estímulos. El primero está relacionado con las finanzas públicas, y directamente con los efectos restrictivos del Gobierno por mejorar el déficit fiscal de su economía. En 2009, este se ubicó en -10.1% del PIB; se espera que para el cierre de 2013 haya llegado a -4.1%. Mientras prevalezca la incertidumbre sobre el techo de endeudamiento y el presupuesto, la Reserva Federal y el Gobierno tendrán un escenario complicado si desean abandonar la laxitud monetaria en un entorno en que la política fiscal es restrictiva.El segundo -y principal- factor que limita un recorte del QE3 es la salud de la economía. En su reunión del 31 de julio, el Comité Federal de Mercado Abierto aclaró que la decisión de remover su postura acomodaticia se basaría en una mejoría en el empleo y alcanzar niveles de 2% de inflación. A la fecha ninguna de las dos variables ha dado señales positivas.Objetivos deterioradosEstados Unidos ha presentado un claro panorama de desinflación, derivado del estancamiento en la demanda agregada, aunado al menor crecimiento del gasto personal. Los últimos reportes de ingreso/gasto revelan que la inflación anual está cercana a 1.2%, menor al 2% de marzo de 2012. También, el empleo se encuentra en una situación crítica. Como consecuencia de la crisis, alcanzó 10%. Hoy ronda el 7%, un pequeño avance. La realidad es que este “aumento” se debe a una reducción en la fuerza laboral; es decir, en el número de personas con disponibilidad de trabajar.2014

A pesar de que no existen elementos económicos que sustenten un recorte del QE3 en el corto plazo, Janet Yellen, la sustituta de Ben Bernanke para el periodo que inicia en febrero de 2014, es una experta en el tema de empleo, y conoce la debilidad por la que atraviesa el sector laboral. Considerada un elemento dovish (propensa a mantener la laxitud monetaria) es factible prever que no se apresure en retirar los estímulos. De mantenerse el lento avance en la contratación de empleo y los bajos niveles de inflación, la decisión de Yellen podría inclinarse hacia endurecer la política en el corto plazo.

Eduardo Ávila es subdirector de análisis de Monexeavila@monex.com.mx@monexanalisis

Relacionadas

Comentarios