HistoriasNegocios

México: ¿cambiaron las expectativas en un año?

Por: Eduardo Ávila *Hace 12 meses las expectativas sobre la economía mexicana eran muy optimistas; la posibilidad de tener reformas amplias y profundas harían la diferencia entre México y otras naciones emergentes. Se esperaba un crecimiento económico cercano a 4%. Para 2014, aunque las perspectivas no son tan optimistas, sí son positivas y con menores […]

11-02-2014, 8:59:49 AM
México: ¿cambiaron las expectativas en un año?
Inversionista

Por: Eduardo Ávila *Hace 12 meses las expectativas sobre la economía mexicana eran muy optimistas; la posibilidad de tener reformas amplias y profundas harían la diferencia entre México y otras naciones emergentes. Se esperaba un crecimiento económico cercano a 4%. Para 2014, aunque las perspectivas no son tan optimistas, sí son positivas y con menores riesgos. Quizás aún estamos a tiempo.

Por el lado internacional, en Estados Unidos la tasa de interés permanecerá sin cambios, y los estímulos monetarios disminuirán. La economía norteamericana presentará un mejor crecimiento y las presiones inflacionarias a nivel global serán acotadas. En Europa, la debilidad en la recuperación mantendrá las tasas de interés en bajos niveles. En México tendremos una mayor recuperación económica, inflación más elevada, pero controlada, y la posibilidad de mejora en la calificación crediticia. Todos estos factores elevan la posibilidad de atraer flujos de inversión extranjera de cartera, suficientes para considerar periodos de apreciación en nuestra moneda y ganancias en los mercados de deuda y acciones.     Conclusiones de un periodoEn la última reunión del Comité de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) de la Reserva Federal (Fed) en 2013 se delineó, parcialmente, la mecánica que seguirá la política monetaria de corto y largo plazos. También se aprobó la reducción de los estímulos monetarios de $85 mil millones a $75 mil millones mensualmente. La evolución de estos estímulos estará en función de las métricas de empleo y el cambio en las tasas de interés de referencia de la inflación (PCE Core). Durante 2013, la tasa de desempleo bajó de 7.9% (enero) a 7% (noviembre). En lo que respecta a las tasas de interés, Ben Bernanke, expresidente de la Fed, dejó claro que su comportamiento no está vinculado con la culminación del estímulo monetario, y que su evolución estaría relacionada con la inflación. De lo anterior se deduce el siguiente escenario: 1) Los estímulos monetarios seguirán en este año, aunque el monto podría reducirse aún más y 2) Las tasas de interés de referencia seguirán en niveles mínimos históricos durante 2014, y probablemente, el próximo año. ¿Cuánto creceremos? En las últimas encuestas los analistas esperan que este año la tasa de referencia en México se mantenga sin cambio, en 3.5%. Las expectativas de crecimiento arrancan 2014 en niveles de 3.5%. Parte de esta mejoría se debe a la reversión de factores que explicaron el deterioro económico de 2013. En primer lugar, se estima ahora que la economía de EU crezca 2.6% y no 1.7%, como se esperaba el año pasado. Por otro lado, hay expectativas de que el sector de la construcción registre mejoría, apoyado parcialmente por la baja base de comparación de 2013. Finalmente, el gasto de gobierno será más fluido. ReformasEl impacto económico de las reformas aprobadas el año pasado será rezagado, por lo que sería conservador esperar resultados dentro de los siguientes cinco años. Sin embargo, en el caso de la reforma energética, su potencial económico y financiero estará en función de lo que se plasme en las leyes secundarias, las cuales determinarán el alcance de los contratos que pueda celebrar Petróleos Mexicanos (Pemex) con empresas extranjeras. La importancia de lo anterior, resaltado por las calificadoras crediticias, podría elevar la posibilidad de que la calificación de la deuda del gobierno se ubique en la zona de las “A”. ¿Escenario alentador?

Si EU sigue comprando bonos, aunque en menores cantidades, y mantiene bajas tasas de interés, el dinero barato se mantendría. Esto ocasionaría que inversionistas extranjeros volteen hacia economías emergentes, pero de una manera más selectiva. Bajo esta perspectiva, México podría diferenciarse respecto a otras, ya que la recuperación estadounidense tendría efectos positivos en la mexicana. De igual manera, México sería de los pocos países con perspectivas de mejoría en calificación crediticia en función de una reforma económica. *Eduardo ávila es subdirector de análisis de Monex eavila@monex.com.mx

Relacionadas

Comentarios