HistoriasNegocios

Complejidad organizacional: asesina silenciosa

Por Michael Wade*Abusar de los procesos puede resultar contraproducente y frenar el sano crecimiento de nuestra empresa. ¿Se puede evitar? Las empresas actuales se enfrentan a una serie de complejidades ambientales y políticas, a cambios competitivos que parecen conspirar para crear un entorno operativo difícil. Estas constantes y evolutivas presiones suelen reflejarse en sus ambientes […]

06-05-2014, 4:34:45 PM
Complejidad organizacional: asesina silenciosa
Inversionista

Por Michael Wade*Abusar de los procesos puede resultar contraproducente y frenar el sano crecimiento de nuestra empresa. ¿Se puede evitar?

Las empresas actuales se enfrentan a una serie de complejidades ambientales y políticas, a cambios competitivos que parecen conspirar para crear un entorno operativo difícil. Estas constantes y evolutivas presiones suelen reflejarse en sus ambientes internos y adaptar sus procesos a las exigencias del mercado. Por ejemplo, existe la posibilidad de que respondan a las demandas de los clientes más sofisticados creando productos y servicios a la medida. También pueden verse en la necesidad de reducir costos e innovar mediante la creación de estructuras organizativas. Otra alternativa es agregar procesos para hacer frente a los nuevos requerimientos del mercado. De forma aislada, cada una de estas respuestas tendría sentido, pero en combinación afectan el desempeño organizacional.A finales de 2012, BMW anunció cifras récord en volumen de ventas e ingresos con un colosal 12%. Sin embargo, las acciones fueron inferiores que a inicios del mismo año ¿Cómo entenderse el crecimiento de ingresos en un mercado difícil y un menor precio de las acciones? BMW atribuyó las ganancias planas a un aumento de personal, costes de innovación más altos y la fuerte competencia. Aunque técnicamente era cierto, había otro sutil culpable: la creciente complejidad; es decir, más persona y productos, así como un aumento en la Investigación y Desarrollo.En los entornos de negocios, las causas más comunes de complejidad son la proliferación de productos y servicios, procesos que se superponen, arduas estructuras organizativas y estrategias mal articuladas. BMW ha adoptado la complejidad como forma de “expansión”. Ha incrementado su línea de productos durante la última década, al tiempo que sacaba modelos como la serie 1, serie 6, y nacían submarcas: los modelos GT y X. Las complejidades subieron; el resultado: se contrataron más personas en las áreas de diseño, fabricación y venta, lo que generó el aumento en sus costos.Enfrentar el problema La respuesta depende del tipo de complejidad, ya que algunos representan una diferenciación competitiva que debe ser optimizada. Sin embargo, la complejidad es un problema crónico en las organizaciones de hoy. Es vital una dirección clara y transparente para que las firmas se mantengan sanas, racionalizar sus líneas de productos y servicios, sin olvidar la optimización de procesos y la alineación de los incentivos personales con los objetivos de la empresa.Pasos para reducir complejidades:

  1. Establece un destino estratégico

Nada puede estimular más las complejidades que estrategias poco claras y sin consistencia. A pesar de poseer un fuerte aumento en ingreso, a inicios de la década pasada, Vodafone, del Reino Unido, dejó de ser rentable. Para revertirlo, un nuevo gerente general simplificó el proceso estratégico , e ideó un plan que permitía que cada uno de los 100 mejores directivos tuviera solo cinco objetivos estratégicos por trimestre, alineados con las prioridades corporativas. A partir de este programa de simplificación, la firma de telecomunicaciones se ha vuelto rentable en uno de los mercados más competitivos. 

  1. Racionaliza

Las empresas pueden aumentar sus beneficios con dejar de ofrecer productos o servicios que no agregan valor. Comparemos los enfoques de RIM y Apple. Esta última ha lanzado dos generaciones de teléfonos en dos colores con dos cantidades de memoria. RIM ha sacado 37 versiones de la línea Blackberry desde 2008, cada uno con una gran variedad de configuraciones. La empresa incluso dijo que desconocía cuantos de sus modelos estaban hoy en el mercado. Apple sigue dominando en cuanto a dispositivos móviles.Aunque pueden existir razones estratégicas para mantener algunas prometedoras líneas de negocio que todavía no son rentables, es preferible que las empresas sean impacientes con los beneficios, incluso las de mayor potencial de oportunidades. Curiosamente Apple ha añadido a su oferta el nuevo iPhone 5C y el iPad mini con sus respectivos aumentos de complejidad.

  1. Elimina procesos

Es común encontrar procesos ineficaces, fuera del estándar y duplicados. La simplificación, así como los programas de normalización ayudan a disminuir la complejidad. Nestlé tardó años en reducir la de su cadena de valor. Ahora, los directivos tienen una visión global y transparente de la producción y las ventas de forma continua. La clave está en balancear el deseo del control central con la necesidad de flexibilidad local.

  1. Incentivos personales y organizacionales

Una de las principales fuentes de complejidad proviene de personas que actúan viendo por su propio beneficio para maximizar sus ganancias personales. Un típico ejemplo son los alicientes para el crecimiento. Muchas organizaciones se benefician con el aumento de ingresos, pero como podemos ver en el caso de BMW, no siempre significan mayores beneficios.*Michael Wade es profesor de innovación y gestión de información estratégica en IMD, director del programa “Orquestar una actitud ganadora”.

Relacionadas

Comentarios