HistoriasNegocios

Tu apariencia

Por Aline ValdezDavid Navarro, consultor en imagen, asegura que debes dejar de ver tu ropa como un gasto y empezar a verlo como una inversión. “La ropa habla sin palabras. Solo hay una oportunidad para dejar una primera buena impresión”, matiza, y recomienda como primer paso: revisar exhaustivamente tu closet –sobre todo los más jóvenes– […]

22-08-2014, 5:16:08 PM
Tu apariencia
Inversionista

Por Aline ValdezDavid Navarro, consultor en imagen, asegura que debes dejar de ver tu ropa como un gasto y empezar a verlo como una inversión. “La ropa habla sin palabras. Solo hay una oportunidad para dejar una primera buena impresión”, matiza, y recomienda como primer paso: revisar exhaustivamente tu closet –sobre todo los más jóvenes– para saber si corresponde a tu objetivo personal y profesional, es de la talla correcta (no para cuando “bajes de peso”) y es de colores que “te quedan”, no los que están de moda.Como paso siguiente, debes jubilar aquello que ya llevas años sin usar. “La regla de Pareto del 80-20 se puede usar para explicar lo que pasa en nuestro closet: usamos solo el 20% de la ropa que tenemos. Si hacemos la cuenta de toda la ropa que tienes y no utilizas, te verás que posees muchas más opciones de las que crees. Eso no significa que no debes invertir en un guardarropa adecuado. Las mujeres están mucho más conscientes de la importancia que tiene esto; los hombres prefieren comprar gadgets”, asevera Navarro.El consultor añade que debemos aprender a invertir a largo plazo: vestirnos para el puesto que queremos, no para el que tenemos: “Eso no significa comprar marcas carísimas, ni que aprovechar las ofertas sea malo”.Mujeres¿Qué no puede faltar en su guardarropa?

  • Pantalones: uno azul marino; uno beige o caqui; dos negros en diferente corte.
  • Blusas: de varios colores y adecuadas para la edad.
  • Camisas: por lo menos dos femeninas (incluso con mancuernillas), una blanca y otra azul cielo, rosa o lila.
  • Tops: evitar los de tirantes delgaditos o que dejan los brazos al descubierto (tornan casual la imagen). Solo debe hacerse con un saco o suéter encima.
  • Poliéster: usar el mínimo posible.
  • Zapatos: cerrados y de acuerdo con la edad. Ningún tipo de sandalia proyecta liderazgo.
  • Bolsa: es el accesorio más importante. Debe ser lisa, de piel y con asa, portándola sobre el codo, no sobre el hombro. Debe estar acorde con la estatura. No es necesario que sea del color de los zapatos; depende del estilo de la persona.

HombresLas imprescindibles

  • Trajes: tres de dos piezas, completos, lisos y oscuros (actualmente está de moda el saco con dos botones). Los colores deben ser azul marino, gris oxford y negro.

Deberán estar hechos en lana y en categoría de 120 puntadas por cm2.

  • Camisas: tener como mínimo seis: blanca, azul cielo lisa, azul a rayas (entre más finas, más elegante), lila y rosa claro (estos dos colores denotan autoridad pero con un carácter más amable). Se pueden incorporar estampados.
  • Corbatas: tener como mínimo seis corbatas, para hacer combinaciones interesantes camisa-corbata. Elige primero la camisa, luego la corbata y finalmente el traje.
  • Combinaciones: teniendo seis camisas y seis corbatas ya tienes 36 combinaciones; agregando los tres trajes tienes un total de 108 combinaciones diferentes y un atuendo distinto para los tres siguientes meses.
  • Colores: usarás el traje azul marino en el día y negro si tu compromiso es de noche. La camisa siempre deberá ser más clara que el traje.
  • Calcetines: ya se pueden usar de colores y con estampado. Debes tener por lo menos tres pares en colores lisos y oscuros.
  • Poliéster: terminantemente prohibido.
  • Reloj: es el elemento más importante, porque refleja tu personalidad. Sé cauteloso al seleccionarlo; un directivo no porta un reloj deportivo en la oficina.

Los zapatos vitalesAmbos sexos deben recordar que el 50% del estilo de una persona se define en los zapatos (Consejo importantísimo). A través de ellos se identifica rango y autoridad que se tiene o aspira. Analiza qué usas: ¿eso llevarías en caso de tener un mayor rango o tu propio negocio? “La vestimenta dependerá del código de autoridad que deseas tener o manejar. Tu imagen habla de ti todos los días, y no siempre se requiere el mismo nivel de autoridad”, enfatiza David Navarro.Lo que tu cuerpo le dice al mundoAl momento de crear tu marca personal, todo –sí, TODO– está en la mira de tu público objetivo, incluyendo tu postura, gestos, forma de tu rostro, facciones y lenguaje no verbal.Para Renata Roa, especialista en lenguaje corporal, 93% de nuestras interacciones son no verbales: “Tu cuerpo dice al mundo lo que sientes y lo que reflejan tus emociones, y lo hace de manera involuntaria”.¿Qué es más importante, el fondo o la forma? Ambos. La gente quiere que seas bueno (y talentoso) por dentro, pero que además te veas bien. El empaque hará que la gente te compre; el fondo, que la gente se quede contigo.¿Mentimos o no?Antes se creía que estaba mintiendo la persona que volteaba hacia los lados y hacia arriba al estar platicando. Hoy se sabe que no es así. Renata Roa comparte tres consejos al respecto:

  • Rascarse la nariz suele ser un indicativo de cuando una persona miente; también levantar las cejas. Quizás eso tú no lo identifiques, pero definitivamente es muy obvia la mentira cuando se están dando demasiadas explicaciones y detalles.
  • Expertos de Washington aseguran que en una plática de 10 minutos, las personas mienten al menos tres ocasiones. Lo hacen por dos razones: para no dañar al de enfrente (mentiras blancas) y para no quedar mal ante los demás. Las más graves se usan para manipular a los demás y suelen presentarse a mayores niveles jerárquicos.
  • Ojo: si una persona voltea a la derecha, por lo general busca argumentos en su lado racional. Si lo hace a la izquierda, los buscando en su lado emocional.

¿Qué dice tu postura?

  • Si caminas o te paras como si fueras un viejito o un jorobado, estás diciendo que eres una persona con miedos, con sentimientos tristes o negativos. No eres confiable.
  • Estudiosos de Harvard midieron niveles de cortisona y testosterona en personas con mala postura. Encontró que la primera sube y la segunda baja. Es decir, la gente está deprimida. Por el contrario, alguien que camina con los hombros hacia afuera y el pecho enaltecido tiene un sentimiento de orgullo y alegría. Solo ten cuidado: un pecho demasiado exaltado habla de un exceso de autoridad y poder.
  • En suma, una buena postura dirá al mundo que tienes buena autoestima, y lo mejor es que a ti te empodera.

Seis tips para mejorar con tu cuerpo

  • Palmas de las manos: revelan la honestidad de la persona. Si están a la vista y hacia arriba, se trata de una persona más empática, accesible y honesta. Si no se ven podría tomarse como que una persona “esconde algo”. Hombres: nunca meterlas en los bolsillos del pantalón.
  • Brazos: evitar cruzarlos. La acción se traduce como un bloqueo para ya no recibir mensajes o cerrándose a lo que le dicen.
  • Sonrisa: podemos contagiar nuestras emociones a otro en apenas ¡10 segundos! Tus gestos hablan de tu actitud y la llevan hacia tus colaboradores. ¿Quieres que te tomen como una persona que no sabe controlar su carácter? Procura sonreír, pero que no sea una sonrisa fingida. No en balde dicen que “Nadie es responsable de la cara que tienes, pero sí de la jeta que pones”.

 

Relacionadas

Comentarios