HistoriasMicrositio

Rafa y vino: Estreno con burbujas

Como decía Winston Churchill: “En los triunfos la mereces y en las derrotas la necesitas”, la champaña es un placer y el autor ofrece sus recomendaciones.

26-09-2014, 1:30:55 PM
Rafa y vino: Estreno con burbujas
Rafael Abreu / Ilustración: Fabiola Ondarza

Muy lejos de ser un conocedor de la materia, diría que soy un tomador y fumador entusiasta, amante de los buenos espíritus y los placeres del humo. Creo ciegamente en que la ocasión y la compañía suman o restan.

El objeto de este espacio editorial es compartir con ustedes los gustos que me apasionan, independientemente de que les hable o haga referencia a marcas poco comerciales o muy conocidas, o si se trata de ‘objetos de placer’ que a veces rayan en lo exótico o quizá todo lo contrario. No son notas de cata; diría más bien que son mis propias notas de experiencias y gustos.

Al ser esta mi primera columna, comenzaré con la bebida preferida de todas: la champaña. El momento para disfrutar una champaña es, como bien decía Winston Churchill: “En los triunfos la mereces y en las derrotas la necesitas”.

Hay otros vinos espumantes, proseccos y cavas maravillosas, que ya tendré oportunidad de comentar. Hoy quisiera iniciar con la champaña. Para mí, a menos que el maridaje demande un champagne blanco, siempre me inclinaré por el rosado.

Solo los espumantes producidos en la región de Champange, en Francia, tienen esa denominación de origen. Adicionalmente, deben ser producidos bajo el método tradicional méthode champenoise y bajo estricto cumplimiento de algunas normativas oficiales.

Las etiquetas Billecart-Salmon Rosé (1818) y Laurent Perrier Rose (1812) se pueden conseguir en México, aunque la más fácil de hallar es la Laurent Perrier.

Mi preferida es Billercart-Salmon (RP 89/100, WS 92/100). Producida con uvas Chardonnay, Pinot Meunier y Pinot Noir, con su color claramente salmón o rosado con fresas, es el aperitivo perfecto por su fineza y buquet fresco a frutas rojas. Su sabor tiene inclinación y matices de vino, muy elegante y distinguida.

He visto, sin embargo, que la preferencia de mis amigos se inclina hacia Laurent Perrier Rose (RP 86/100, WS 92/100). Está elaborada a partir de la uva Pinot Noir, que pasa por un proceso de maceración para obtener ese color rosado intenso con toques de naranja. Tiene un sabor y aroma a frutas rojas.

A diferencia de algunas teorías y recomendaciones, las prefiero y recomiendo heladas, mucho más frías que un vino blanco. Claro que su temperatura ideal es la que más te guste.

Es difícil acompañar la champaña con un buen puro. Por lo general, los licores para fumar son más fuertes: un buen ron del Caribe, un coñac, un tequila añejo, un oporto… si acaso, un vino tinto o un café. Eso recomienda el protocolo. Para mí, un buen puro no necesita introducción ni pareja; por sí solo es un placer.

Pero, retomando el tema de la champaña rosada y, si tenemos ganas de fumar porque el ambiente o la plática nos están invitando, habría que buscar algo muy suave o natural, que no comprometa el sabor de la champaña y que, por el contrario, se sume y enaltezca la experiencia. Cualquiera de los puros dominicanos Arturo Fuente cinta verde y Ashton Cigars Clasico saca la tarea maravillosamente en una buena tarde de lluvia o de sol… tú dirás. ¡Salud!

Etiquetas disponibles en: Vinoteca y La Europea. Laurent Perrier Rose/precio: 1,300 a 1,600 pesos y en www.wine-searcher.com (Billecart-Salmon Rosé).

Puedes contactar al autor en rabreu@iasanet.com.mx

Relacionadas

Comentarios