HistoriasMicrositio

Resuelve tus problemas con 5 pasos de filosofía

El coaching y la filosofía comparten el uso de las preguntas y la reflexión como mayor fuente de resultados. Aprende los cinco pasos para resolverlos.

26-09-2014, 8:54:12 AM
Resuelve tus problemas con 5 pasos de filosofía
Marcela Hernández y Hernández, Coach Empresarial y de Vida

Tómalo con filosofía” es quizá el consejo más común cuando le cuentas a otra persona alguno de tus problemas. Todos alguna vez  hemos dado o recibido ese consejo, ¿pero quién sabe realmente cómo se toman las cosas con filosofía?

El coaching y la filosofía comparten el uso de las preguntas y la reflexión como mayor fuente de resultados. En un ejercicio en donde a través de los cuestionamientos se busca que la persona obtenga por sí misma las respuestas que ya estaban en su interior y que simplemente no había descubierto hasta ese momento.

“Ser filósofo no consiste en el mero formular pensamientos sutiles, ni siquiera en fundar una escuela… Consiste en resolver algunos problemas de la vida, no en el ámbito teórico, sino en el práctico”.- Henry David Thoreau

En su libro Más Platón y menos Prozac, Lou Marinoff propone un proceso con el acrónimo PEACE, el cual hace referencia a cinco pasos para resolver los problemas y obtener paz interior.Te muestro esos cinco pasos y sus puntos para tomar los problemas con filosofía:

1. Problema: identifícalo

¿Cuál es la situación de conflicto? Si perdiste tu trabajo, viviste una separación o estás en algún duelo, es fácil identificar rápidamente cuál es el problema al que te enfrentas, sin embargo, hay problemas que se esconden muy bien y no son fáciles de definir. 

Procura observar la situación sin emitir juicios, apégate a los hechos.

Cuando nos cuesta trabajo reconocer algo o caemos en patrones de conflicto es muy probable que haya algo que no hemos aprendido aún, por lo cual continuamos experimentándolo en otras situaciones. Ésta es una buena señal de que ahí atrás se esconde nuestro verdadero problema.

2. Emociones: enlístalas

Ante una situación de conflicto, solemos experimentar más de una emoción. No sólo se trata del enojo o la frustración, debajo de éstas también podemos encontrar miedo, tristeza, incertidumbre etc. 

Si nos enfocamos a resolver sólo una de las emociones, nuestro trabajo estará incompleto, debemos detectar todas las emociones que intervienen y descifrar los mensajes que cada una de éstas nos traen. 

En esta etapa podemos obtener claridad respecto a las verdaderas raíces del problema.

Te recomendamos leer: 6 pasos para solucionar un conflicto en la oficina

3. Análisis: opciones

Aquí empezarás a resolver el problema. Haz un inventario de las opciones disponibles. Una forma de encontrar opciones es echando un vistazo a situaciones semejantes que te ocurrieron en el pasado para tomar de ahí lo que te ha funcionado y lo que no. 

Otra posibilidad es experimentar en cabeza ajena. Platicar con otras personas que hayan pasado por lo mismo y ver qué opciones utilizaron ellos.

Te puede interesar: 7 soluciones para salir de un bloqueo profesional

4. Contemplación: adquiere perspectiva

Una de las partes más complicadas de estar inmerso en un problema es la falta de perspectiva.

Cuando somos capaces de retroceder un poco, distanciándonos de la situación, es más factible que observemos lo que antes no podíamos ver por estar tan pendientes del problema y abrumados con nuestra carga emocional

Te sugerimos leer: 3 técnicas de control emocional para combatir el estrés

Desde el paso de la contemplación podremos adoptar una postura más objetiva y funcional de nuestro problema.

5. Equilibrio: Paz

Una vez libre de la carga emocional y con la claridad suficiente para entender la esencia del problema; mis emociones y opciones para resolverlo, podemos echar a andar y poner en práctica la mejor alternativa que definimos en los pasos anteriores. 

Quizá después nos demos cuenta que había mejores opciones, lo importante es que habiendo pasado por este proceso actuaremos de manera consciente y con justificaciones suficientes para enfrentar la situación.

La próxima vez que alguien te diga “tómalo con filosofía” ya sabes qué hacer. Inténtalo y cuéntame qué descubriste en el proceso.

Te podría interesar leer también: 5 soluciones a 5 detonadores de conflicto en la oficina

La autora es coach ontológico, especializada en coaching de vida y empresarial. Directora de Cae-el20, empresa de coaching y capacitación. Puedes seguirla en Twitter en su cuenta @March_coach.

Relacionadas

Comentarios