HistoriasMicrositio

5 acciones para recuperar el sentido de tu trabajo

Muchas personas trabajan por trabajar, hacen lo que consideran ‘correcto’: ganar dinero y pagar gastos. Pero el trabajo puede ser motor de éxito y felicidad.

18-09-2014, 11:04:30 AM
5 acciones para recuperar el sentido de tu trabajo
Víctor Suárez

Millones de personas trabajan para ganar dinero y nada más.
Soportan el día y prefieren hacer lo que consideran correcto: trabajar, ganar dinero y pagar las cuentas. El problema es que así no puedes brillar y sin luz no
generas atracción, es difícil que seas feliz y te consideres exitoso.

Sin embargo, seamos realistas, es cierto que en ocasiones
tendremos que trabajar para conseguir dinero, nos guste o no. Entonces ¿por qué
no aprovechar tu tiempo y situación para lograr lo que tú deseas?

A continuación se enlistamos seis pasos que debes seguir para lograrlo:

1. ¿A dónde quieres
llegar? ¿Qué te gustaría cambiar?

Ve tu vida desde lo alto: Como si fueras en un avión, mírate a ti mismo desde lo alto.

Genera un cambio: Tal vez quieras cambiar de casa, la ciudad en donde vives o algo más sencillo como mejorar la relación con tu vecino.

Fija un objetivo: Y con esto me refiero a aclarar lo que está pasando en tu vida para
que puedas visualizarte en unos años. Es muy importante que sepas en quién te quieres convertir.

Visualízate en el futuro: Trata de ver
tu vida hacia adelante, 1 año o 2.

Comienza poco a poco: Ya sea mañana,
en el fin de semana que entra, en el mes, año y así continúa con viéndote para
adelante.

Dicen que si no sabes a donde quieres
ir, ya llegaste.

2. Encuentra paralelismos
entre tu trabajo y lo que quieres lograr

Esto te ayudará a encontrarle significado personal a tu
trabajo
. Por ejemplo: gracias al curso de ventas en mi trabajo tendré más
habilidades para vender mi producto cuando lo lance al mercado.

3. ¿Qué te gusta de
tu trabajo?

Cambia tu enfoque de negativo a positivo.

Haz una lista de lo que te gusta, pero también de lo que no te gusta y separa lo que puedes mejorar y lo que no puedes controlar.

Por ejemplo: la comida está horrible, sin embargo, puedo mejorar mi
situación saliendo a comer o llevándome algo de mi casa. Tampoco
 puedo controlar la estresante situación de mi jefe, mucho
menos los cambios en sus emociones.

Ahora tacha todo lo que no puedes controlar y enfoca tu energía y recursos en lo que si puedes mejorar, y
determina tu siguiente acción.

4. Agradece todos
los días que tienes trabajo

Obtendrás esperanza y te llenarás de pasión para seguir
adelante con disciplina.

5. Detecta tus
avances hacia la meta

Reflexiona por las
noches: ¿cómo voy? ¿Qué aprendí? ¿Qué puedo mejorar? ¿A quién ayudé?

Y por las mañanas: visualiza con los ojos de tu mente. ¿Cómo puedo aprovechar mejor mi trabajo para llegar a mi
meta?

A la larga, los beneficios serán que: aclaras tu día, refrescas tu meta y luego de detectar tus avances te sentirás feliz y exitoso.

Y tú, ¿cómo le encuentras el lado positivo a tu trabajo?

Relacionadas

Comentarios