Estilo de VidaHistorias

Aguacate, producto mexicano que une fronteras

Se cultiva principalmente en Michoacán, llega a paladares de China y Singapur, y en los primeros seis meses del año registró ventas por más de 794 mdd.

17-09-2014, 9:45:14 AM
Aguacate, producto mexicano que une fronteras
Notimex

Se cultiva principalmente en Michoacán, llega a paladares de países tan lejanos como China y Singapur, y en los primeros seis meses del año registró ventas por más de 794 millones de dólares, es el aguacate, el oro verde de México.

Y es la variedad Hass, nacida del corazón de la raza “mexicola” y que se cultiva en Michoacán, la que llega a mercados de tres continentes, además de su principal destino: Estados Unidos.

Las colinas en cuya tierra crecen las huertas de este fruto para exportación, que abarcan más de 78 mil hectáreas en el estado, son parte del eje neovolcánico del país, que brinda condiciones únicas de clima, suelo y precipitación que permiten producir prácticamente todo el año.

Desde los tres años un árbol ya empieza a dar hasta 40 kilos de fruto, para llegar a los 10 años a producir cerca de 300, resalta el administrador del Rancho Sesangari, ubicado en Uruapan, Fernando Gutiérrez.

Con 43 años dedicados a la producción de aguacate, sabe que el proceso para que llegue a lugares tan distantes como Japón, empieza al salir la flor y tener la cantidad de aceite necesario, “unos con forma más redondita, otros más ahuajilladita”, pero todos listos para su recolección.

En cuadrillas compuestas por 12 personas, un trabajador experimentado llega a cosechar hasta 50 cajas de 25 kilos, y así obtiene en promedio 15 toneladas por hectárea, pero, sin dejar que el fruto caiga al suelo, ya que no se puede recoger para su exportación, enfatizó.

De acuerdo con datos de la Secretaria de Agricultura, al primer semestre del año las exportaciones de aguacate mexicano aumentaron 29 por ciento respecto a igual lapso de 2013, y las ventas totales sumaron 794 millones 446 mil dólares, con un volumen estimado en 353 mil toneladas.

La tecnificación y procesos certificados por “México Calidad Suprema” hacen que la región exporte más de 500 mil toneladas al año a Estados Unidos, de acuerdo con cifras de la Asociación de Productores y Empacadores Exportadores de Aguacate de México (APEAM).

María Isabel López, directora ejecutiva de la Entidad Mexicana de Acreditación, destaca que la variedad Hass domina el mercado mundial, pues “es más sabrosa, su contenido de aceite es más alto por eso tiene más sabor, y lo más importante es que su vida de anaquel es más larga y eso le permite viajar más”.

Subraya que el aguacate mexicano es muy reconocido, gusta en los países asiáticos porque su sabor es diferente, “les llama la atención, es de calidad, y es algo que es distinto por el clima y la biodiversidad”.

Hoy tenemos la ventaja porque estamos exportando producto de calidad, destaca.

En el caso del Hass, es un aguacate guatemalteco que está injertado sobre un aguacate mexicola o mexicano, comenta a su vez el director General de “Fruticola Velo”, Ricardo Vega López.

Para conservar los estándares de exportación hacia Estados Unidos, “tenemos que mantener el estatus fitosanitario de nuestros cultivos, previniendo la presencia de plagas que pueden ser cuarentenarias para otros países”, agrega el empresario michoacano.

En este sentido, refiere que los huertos deben estar libres de dos tipos de coleópteros conocidos como “gusanos barrenadores de hueso”, plagas específicas del aguacate.

Así, el fruto abandona los campos michoacanos abonados con composta, que les brinda un olor característico, y que de acuerdo con cifras de la APEAM, representan 85 por ciento de la producción nacional.

El director de Tecnología de Información de esta Asociación, Jesús Martínez Castillo, comenta que el resto del aguacate mexicano se cosecha en Jalisco, seguido por Morelos, Nayarit y estado de México.

Así, las cajas de 25 kilos que los cosechadores llenan en el campo, se llevan en camiones cerrados con candados de plásticos y una calcomanía pegada en la parte trasera con las características del fruto y la huerta de procedencia.

Al llegar a las empacadoras, donde el hombre se coordina con el ritmo de la maquina, se apilan 36 cajas sobre una tarima de madera de donde se toman muestras aleatorias para cerciorarse que no contengan “gusano barrenador” y cuenten con la cantidad de grasa necesaria.

En este momento comienza a realizarse la diferenciación entre el producto: aquellos que saldrán del país se agruparán en las clases uno y dos, mientras que los que no cumplan con la norma se quedarán.

Como en los niños, la “varicela”, “viruela” o “roña” se hace presente en los aguacates, marcando su destino e impidiendo su viaje, que podría ser hasta de más de 20 días por barco hasta Japón.

Es así como el gerente de Producción de la empacadora del Rancho Sesangari verifica que el proceso de selección mecanizado por calibres, peso, daños y malformaciones conduzca cada aguacate a la línea de empacado que le corresponde.

En los últimos seis años, las cajas de cartón refrigeradas que salen de empacadoras como esta a su destino final en Estados Unidos, abarcan la mayor cantidad del producto en esa nación.

Tan sólo en el último año se enviaron 512 mil 134 toneladas del fruto que algunos denominan “oro verde” a aquel país, superando por mucho las 53 mil 140 toneladas que llegaron de Chile o las 41 mil 170 de Perú, otros importantes productores del continente.

María Isabel López, directora ejecutiva de la Entidad Mexicana de Acreditación, destaca que México es el primer productor de aguacate en el mundo, seguido por Holanda, España, Chile, Estados Unidos, África, Nueva Zelanda, Israel, Perú e Italia.

Los principales bienes agroindustriales que exportó México en 2013 fueron el aguacate, la cerveza de malta, espárragos, jitomate y la papaya, resalta.

A su vez, el vicepresidente de APEAM, Carlos Genel Valencia, enfatiza que el aguacate es un regalo de México al mundo, con números a la alza, al pasar de la exportación de seis mil toneladas en 1997-1998, a 600 mil este año, lo que significa un crecimiento de 100 veces en 17 años.

Esto significa que cinco de cada 10 aguacates que se consumen en el mundo son mexicanos, y tan sólo en el estado de Michoacán, cada semana salen 10 mil toneladas a los mercados de 21 países.

Así, para este año se prevé alcanzar las 600 mil toneladas en exportaciones, esto es un 20 por ciento más que en el ciclo anterior, además de aumentar el número de productores certificados y los procesos de tecnificación, para que el aguacate mexicano siga deleitando paladares en todo el mundo.

Relacionadas

Comentarios