HistoriasNegocios

Claves de negocio para aprovechar la Energética

Conoce las oportunidades para hacer negocio con la reforma y las 7 puertas que se deben cruzar para lograrlo.

17-09-2014, 8:45:42 AM
Claves de negocio para aprovechar la Energética
Esther Arzate

Tras la promulgación de la reforma energética, los grandes corporativos del sector afinan motores para ganar la carrera por obtener los proyectos más rentables y atractivos en exploración y explotación de hidrocarburos.

El gobierno federal apresura la apertura del sector al capital privado con la presentación de las primeras opciones de campos petroleros atractivos para los inversionistas, que se licitarán a partir de 2015, asegurándose por esta vía los ingresos de 90,000 millones de pesos (mdp) anuales que dejará de percibir por el nuevo régimen fiscal de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Luego de completar el ciclo para la reglamentación de la reforma energética, México cuenta con una normativa que abre alternativas de negocios para empresas internacionales y nacionales en las industrias de hidrocarburos y electricidad, que hasta ahora les estaban prohibidas.

Frente a la expectativa de los grandes corporativos del sector energético para arrancar y ganar la carrera por los proyectos más rentables y atractivos, el gobierno federal adelantó los tiempos para delinear las zonas y yacimientos que, en las áreas de exploración y explotación de hidrocarburos, podrá participar el sector privado, además de establecer la agenda en la que se licitarán los primeros proyectos.

Arturo Carranza, especialista en temas de políticas públicas y energéticos de la firma Solana Consultores, señala que la conclusión de los trabajos legislativos en torno a la reforma energética ha generado mucho ánimo entre los inversionistas y ahora que hay mayor certidumbre con respecto al alcance de los cambios, el capital privado nacional y extranjero manifiesta su beneplácito y se muestra dispuesto a invertir.

“Los cambios en las industrias petrolera y eléctrica del país son radicales. Todas las leyes creadas o modificadas están orientadas hacia la creación de un nuevo paradigma energético, particularmente las Leyes de Hidrocarburos y de la Industria Eléctrica. En estas dos nuevas legislaciones se esbozan las oportunidades de negocio e inversión en el sector”, considera el consultor Carranza.

¿Dónde están las oportunidades?

Prospección, recuperación y producción de petróleo crudo y gas natural (upstream). En este segmento existe una gran oportunidad de negocio para las compañías extranjeras que se dedican al reconocimiento superficial y exploración de hidrocarburos en tierra y mar, ya que en México no existe una industria nacional que les compita. De hecho, Pemex contrata a estas empresas, porque no es una actividad constante, aunque lo será con la apertura del sector. Se espera que en un futuro se desarrolle esta capacidad en el país.

La industria minera será otro de los sectores que se beneficiará de la reforma energética. Las grandes compañías mineras pueden crear una nueva línea de servicios de reconocimiento superficial y exploración de hidrocarburos porque al tratarse de una industria extractiva ya tienen capacidad instalada, conocimiento e inversiones hechas.

También habrá oportunidades de negocios en transporte, perforación, ingeniería y obra civil; educación y capacitación. Todas las profesiones que conozcan el negocio y la industria se beneficiarán. Financieros, economistas, contadores, abogados, ingenieros, geólogos, físicos, petroleros, químicos y electricistas serán muy demandados. 

De igual forma, los ejidatarios y propietarios de tierras donde se extraiga petróleo o gas se verán beneficiados, pues recibirán un porcentaje de lo que se produzca. En el primer caso, la remuneración será de entre 0.5% y 2%, y para el segundo, se situará entre 0.5% y 3%, dependiendo del tipo de yacimiento y la dificultad para extraerlo.   

La banca de inversión también se beneficiará de la reforma, pues será la que financie todos los proyectos energéticos. Se espera la llegada de nuevos jugadores en este sector.

Preparación, almacenamiento y transporte del petróleo y del gas natural (midstream). Muchos de los sistemas de transporte de energéticos en el país presentan signos de obsolescencia, capacidad insuficiente, problemas de integridad física y, en general, se cuenta con pocas rutas de transporte por medio de ductos que provean vías alternas de abastecimiento o que puedan expandirse a áreas del territorio nacional que hoy se encuentran atendidas.

Lo anterior significa una gran oportunidad de negocio para las empresas dedicadas al diseño y construcción de plantas de procesamiento, sistemas de transporte por tuberías, plantas compresoras, estaciones de relevo y calentamiento, plantas de distribución, patios de almacenaje de crudos y destilados líquidos; almacenaje de gas licuado de petróleo (GLP), entre otros.

Refinación, venta y distribución de productos derivados del crudo y del gas natural (down- stream). Al igual que en los dos anteriores segmentos, la oportunidad de negocios en este nicho es muy alta, pues México se ha convertido en un importador neto de gasolinas, diesel, turbosina, gas natural, GLP y petroquímicos.

Las 7 puertas de inversión

Las empreas que quieran participar en el sector energético tendrán que buscar la aprobación de más de uno de los siete órganos encargados de regular los contratos de exploración y extracción de hidrocarburos en el país, así como de electricidad, dependiendo de su actividad.

Aquellas que quieran un contrato de exploración y producción de petróleo y gas tendrán que tocar la puerta de la Sener, la SHCP y la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).
Incluso Pemex requerirá hacer fila para hacerse de una asignación, modificar su régimen fiscal, migrar de una asignación a un contrato o tener un socio, porque ya es un inversionista independiente, aunque sea una empresa propiedad del Estado.

Luego, dentro de la CNH, se encuentra el Centro Nacional de Información de Hidrocarburos, que se encarga del acopio, resguardo, uso, administración y actualización de la información geológica, geofísica, petrofísica, petroquímica y, en general, la que se obtenga de las actividades de reconocimiento, exploración y extracción (antes lo hacía Pemex).

Las compañías petroleras, incluida Pemex, que participen en la Ronda Uno, tendrán acceso a esta información al comprar las bases de licitación.

Otro de los organismos con los que tendrá que tratar el capital privado es la Comisión Reguladora de Energía (CRE), que se encarga de regular las industrias del gas, de los refinados, derivados de hidrocarburos y de electricidad.

También se encuentra el Fondo Mexicano del Petróleo, que servirá como medio de recepción y ejecución de los pagos en las asignaciones y en los contratos para la exploración y extracción de hidrocarburos. Además, administrará los ingresos del Estado mexicano provenientes del petróleo y los demás hidrocarburos.

Este fondo va a contar con una empresa encargada de realizar actividades comerciales en el mercado internacional del petróleo crudo, que será licitado por la CNH. Actualmente, esta actividad la realiza Pemex Internacional (PMI), que también podrá participar en la licitación, la cual se espera sea lanzada en tres años.

Por su parte, el Centro Nacional de Control de Gas Natural (CNCGN) será el encargado de la operación del sistema de ductos de transporte y almacenamiento de este energético, asegurarándose de que ninguna empresa transportista o distribuidora de gas ocupe una mayor capacidad de la que tiene autorizada. A finales de año, se emitirá el decreto para la creación del CNCGN.

Finalmente está la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector de Hidrocarburos, que se encargará de proteger a las personas, al medio ambiente y las instalaciones del sector hidrocarburos. Todas las empresas deberán obtener el visto bueno de esta agencia para realizar sus actividades en el país, independientemente de las reglas y requisitos de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

El resto del análisis lo podrás leer en la edición de septiembre de la revista impresa de Alto Nivel que encontrarás de venta al público o puedes suscribirte en línea y descargar la versión tablet (iOS y Android).

Relacionadas

Comentarios