'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Tesla Motors acelera y rebasa a competidor Toyota

La automotriz de Silicon Valley incrementó significativamente su fabricación de productos en California, convirtiéndose en el mayor empleador en este estado.

15-09-2014, 10:41:15 AM
Tesla Motors acelera y rebasa a competidor Toyota
Bloomberg

Tesla Motors aceleró y rebasó a Toyota, al menos en lo que respecta a su fuerza laboral.

“Ahora Tesla Motors le da trabajo a alrededor de 6 mil empleados
en California”, dijo la compañía, ofreciendo el primer vistazo público de su
fuerza de trabajo este año. Lo que la pone por encima de su competencia Toyota
Motors, el mayor fabricante de automóviles, con 5,300 empleados directos en
California; aunque su conteo va a caer con la migración de la mayoría de esos
empleos a Texas para 2017.

En tanto, Tesla
sumará por lo menos 500 puestos de trabajo más a finales de este año, según su
portavoz, Simon Sproule.

Liderados por Elon
Musk, el billonario director ejecutivo, Tesla es un caso particular de empresa
que ha incrementado significativamente la fabricación de productos en
California, pese a que el estado tiene costos relativamente altos de mano de
obra
y energía y unas severas pautas ambientales, que usan para establecer
nuevas plantas.

Por otro lado, Texas y otros estados están atrayendo a los
fabricantes con promesas de impuestos más bajos y menos burocracia.

Te puede interesar leer: Urgen expertos en sectores automotriz y aeroespacial

“La ampliación de
Tesla aquí en California es una muy buena noticia”, dijo el vocero de la
Asociación de Fabricantes y Tecnología de California, Gino DiCaro. “También es
una excepción, y ciertamente necesitamos más de ellos”. Las acciones de esta
excepción han subido 27% en los primeros
meses de 2014.

Tesla, comparado con
muchas de las compañías de tecnología de alto crecimiento con sede en
California, es uno de los más grandes empleadores locales. A finales del 2013,
según una declaración anual, tenía a más de 5,800 empleados alrededor del mundo
(90% de ellos en California). Twitter (TWTR), de acuerdo a sus documentos
recientes, tiene 3 mil empleados mundialmente y Facebook (FB), 7 mil.

No es un paso fácil

Su fábrica
expansible, que se encuentra en Fremont, cerca de la Bahía de San Francisco, ha
sido testigo de las subidas y bajadas de la producción automovilística de
California. Creada por General Motors en 1962, la planta de 5.5 millones de
pies cuadrados
llegó a lanzar cientos de miles de automóviles consumidores de
gasolina cada año como los Oldsmobile, Buick, Pontiac y Chevrolet.

General Motors (GM)
cerró el sitio en 1982 y reabrió sus puertas dos años más tarde, en conjunto
con Toyota. En 2009, poco después de la bancarrota respaldada por Estados
Unidos, GM cerró de nuevo la planta y Tesla se la sacó de las manos por unos
modestos 42 millones de dólares, para reestructurarla y empezar a vender
coches eléctricos.

Te recomendamos leer: Retos del sector automotriz en México, según BBVA

Se han pintado de
blanco las paredes que solían ser grises y azules. La planta se ha convertido
en el centro de las aspiraciones de Tesla para convertirse en una nueva
potencia automovilística.

Musk ha dicho que su compañía planea construir medio
millón de coches eléctricos por año a finales de esta década. Eso obligaría a
Tesla a la construcción de una batería “gigafábrica” de 5 billones, que podría
darle empleo a 6,500 empleados.

Según la firma, la
planta de baterías reduciría el costo de las células de iones de litio de Tesla
30%, permitiéndole a la fábrica de Fremont crear Sedans que cuesten mucho más
bajo que el Modelo S que tienen actualmente, cuyo costo empieza en 72 mil dólares.

Pero la creación de
mercancías
no es ni barata ni fácil en California, explica DiCaro, de la
Asociación de Fabricantes. Citó las tarifas eléctricas industriales, 55% más
altas que el promedio en EU, y las primas de compensación de los trabajadores,
que se encuentran entre las mayores de toda la nación. Según DiCaro, a las
empresas les toma mucho tiempo y dinero obtener autorizaciones para ampliar o
abrir fábricas.

California apuesta por las empresas de alta tecnología 

California se ha
centrado más en cortejar a empresas de alta tecnología, defensa y
aeroespaciales, en lugar de fabricantes a la vieja usanza, opina Maruann
Keller, una consultora de la industria automotriz que ha sido directora de
Dollar Thrifty Automotive Group y Lithia Motors. Musk, que maneja productos formados
entre equipo pesado y alta tecnología, tiene la ventaja de tener un poco de ambos.

“En estos días California tiene sus centros de excelencia completamente alejados de la industria automotriz”, diría Keller.

Según Musk, los largos procesos para obtener los permisos son la razón por la que también Tesla ha valorado a otros estados para hacer su gigafábrica. Pero California aún es un buen candidato.

Gavin Newsom, vicegobernador de California, dijo que el éxito de Tesla consiste en que coinciden sus valores y la marca de California. “Para Tesla tiene sentido invertir en este estado y para el estado lo tiene invertir en el éxito de esta empresa”, dijo y agregó que California está evaluando las reglas que pueden estar inhibiendo la manufactura.

A finales del año
pasado, el gobernador Jerry Brown anunció nuevos
créditos fiscales que se
pueden utilizar para sumar o mantener puestos de trabajo, así como exenciones
de impuestos en la compra de nuevo equipo.

Necesitará más empleados 

Según Sproule,
Tesla, única empresa que se cotiza públicamente en la Bolsa fabricando coches
en el Estado Dorado, también tiene prevista la contratación de trabajadores
para un antiguo sitio de Chrysler -de partes/distribución- que se está
reorganizando en Lathrop, a una hora de Fremont.

“No se sabe cuánto
exactamente Tesla ha invertido en California” –dijo Diarmuid O’Connell, su
vicepresidente, en una entrevista en Fremont-, “ni cuanto más ha agregado en
estos últimos 18 meses”.

Desde principios de
2013, ha añadido más de 3 mil empleados directos para impulsar la producción de
su Model S y prepararlos para la producción de sus vehículos eléctricos utilitarios/deportivos
o Model X, fue el comentario de O’Connell.

Reciclando viejas compañías

Mientras California
es un centro para el diseño de automóviles, financiación y comercialización, el
fin de su tiempo como centro de fabricación de automóviles llegó a finales de
2009, cuando Toyota cerró al New United Motor Manufacturing, la fábrica de
Fremont que compartió con GM por más de dos décadas.

Después de que GM
abriese sus puertas a principios de los años 60, esta era una de las seis
plantas de ensamblaje de automóviles más importantes basadas en California,
operadas por GM, Ford Motor Co. Y Chrysler.

Cuando Tesla compró
la estancada planta NUMMI, en 2010, Keller y otros analistas estaban escépticos
sobre si podrían utilizar la instalación con una capacidad de 500 mil vehículos
al año
. Cuando comenzó la producción, en 2012, dijo que estaban usando
alrededor de un quinto del sitio. Ahora usan 40% para la construcción de los
motores eléctricos, las baterías, y los coches.

Los que se van… y los que se quedan

Toyota, que
estableció sus operaciones en Los Ángeles en 1957, anunció en abril el
desplazamiento de la mayor parte de las ventas y comercialización desde
Torrance a una nueva sede: Texas. Deja atrás cerca de 2,300 puestos de trabajo
en California. Toyota ha dicho que su objetivo principal es aumentar
eficientemente la combinación entre sus ventas, su ingeniería y sus unidades
corporativas.

Honda Motor,
que también tiene el diseño, ventas, mercadotecnia y operaciones de
financiación en Torrance, posee alrededor de 2,500 empleados directos en
California. Hyundai Motor y las operaciones afiliadas tienen 1,802 empleados
californianos, de acuerdo con su portavoz, Lori Scholz. Kia Motors, Mazda Motor
y Mitsubishi Motor también tienen unidades de venta con sede en ekl mismo
estado.

Te puede interesar leer: México, la ecuación perfecta para automotrices: Honda

Relacionadas

Comentarios