ActualidadHistorias

Paquete Económico ‘es para crecer’, reitera Videgaray

Durante su comparecencia ante el Senado, el secretario de Hacienda dijo que la prioridad de este paquete será destinar los recursos a lo que la gente demanda.

11-09-2014, 4:30:59 PM
Paquete Económico ‘es para crecer’, reitera Videgaray
Notimex

El paquete económico propuesto para 2015 “es para crecer” en un entorno de estabilidad e inclusión social, su prioridad será destinar los recursos a lo que la gente demanda y necesita, destacó el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray Caso.

Al comparecer ante el pleno del Senado de la República con motivo de la glosa del Segundo Informe de Gobierno y el paquete económico 2015, señaló que esta propuesta prevé los recursos para poner en marcha los programas e inversiones de las reformas transformadoras aprobadas.

Además, no propone una miscelánea fiscal ni cambios a los ordenamientos tributarios vigentes; de esta manera, tampoco plantea nuevos impuestos, ni elevar los existentes, ni disminuir beneficio fiscal alguno. 

En su mensaje inicial, reconoció el trabajo de Senado de la República, que con independencia de su filiación política, ofrece a México una oportunidad de cambio con las reformas aprobadas.

En ese sentido, apuntó, “estoy seguro que pasarán muchos años y en México y en el mundo se seguirá hablando lo que ha logrado la 62 Legislatura”.

El Informe de Gobierno da cuenta de las reformas transformadoras aprobadas que ya entraron en vigor, lo que corresponde es que el Ejecutivo Federal ponga en acción esos cambios.

Lo anterior, explicó, mediante trabajo conjunto con los órganos autónomos involucrados para estar a la altura de la responsabilidad con la que actúa el Congreso de la Unión.

“La aprobación de las reformas, hay que decirlo, no es el cierre de un ciclo, no es el final de un proceso, es apenas el inicio de un proceso de cambio y este es el cambio que con entusiasmo y responsabilidad está impulsando el Ejecutivo Federal”, añadió.

En cuanto a la reforma hacendaria, Videgaray Caso reconoció el compromiso y responsabilidad de la ciudadanía que enfrenta una mayor carga tributaria, pues está haciendo un esfuerzo adicional para cumplir con sus obligaciones y contribuir al desarrollo.

Así, subrayó, corresponde al gobierno federal, en reciprocidad al cumplimiento y a la actitud de los ciudadanos, ejercer el gasto público con apego a la legalidad, eficacia, transparencia y oportunidad.

La reforma hacendaria cumple tres objetivos: Dotar al Estado de mayor capacidad financiera para cumplir con sus obligaciones con la gente; que las finanzas dependan menos de los ingresos petroleros, y que el pago de impuestos sea justo y equitativo, además de generar más incentivos para la formalidad.

El funcionario expuso que en los primeros siete meses de este año los ingresos tributarios no petroleros incrementaron 10.7 por ciento en términos reales respecto a igual periodo del año anterior.

El dinamismo de los ingresos, destacó, es fruto de las distintas medidas que conformaron la reforma hacendaria, así como a las mejoras a la administración tributaria, lo que a su vez se refleja en el crecimiento de todos los impuestos.

Debido a la política fiscal contracícla, el gasto en inversión creció 28.9 por ciento en los primeros siete meses de 2014; en contraste, el gasto de operación del gobierno federal se ha contenido, con lo que el incremento del gasto de la burocracia es de apenas 1.8 por ciento real anual en los primeros siete meses del año.

El titular de la dependencia expuso que lo anterior acredita que el gobierno de la República tiene claras las prioridades: “La prioridad es destinar los recursos de la gente a lo que la gente demanda y necesita, no incrementar el tamaño de la burocracia”, subrayó.

La reforma hacendaria también creó instrumentos para promover la formalidad, tal es el caso del Régimen de Incorporación Fiscal (RIF), que cuenta a la fecha con 4.25 millones de contribuyentes.

Resaltó que las acciones antes mencionada fortelecen las finanzas públicas, lo que a su vez fomenta una mejoría en la evaluación que diversos organismos y calificadoras internacionales, además de un aumento en la calificación soberana.

“Mucho de lo que está ocurriendo en el país es un proceso de cambio, y sin lugar a dudas el gobierno de la República continuará aplicando el nuevo marco tributario y las nuevas facultades en materia de administración fiscal con responsabilidad”, expresó.

En cuanto a la actividad económica, señaló que en el segundo trimestre de este año el Producto Interno Bruto (PIB) creció a una tasa de 1.04 por ciento trimestral, lo que significa una tasa de 4.22 por ciento anualizada en el segundo trimestre, refirió.

Abundó que de acuerdo con datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) dicho crecimiento es el más alto registrado para el segundo trimestre de cualquier país miembro de esta organización.

Algunas cifras que acreditan que la economía mexicana “está en un claro proceso de recuperación” son las exportaciones no petroleras, las cuales crecieron en los últimos 10 meses a una tasa de 8.2 por ciento en julio, abundó.

Las ventas de vehículos en el mercado doméstico están creciendo a 17 por ciento, en tanto que la comercialización en las tiendas de autoservicios aumentó más de 8.0 por ciento nominal, explicó Videgaray.

A su vez, detalló que a agosto de este año el empleo creció 3.7 por ciento, lo que significa la generación de más de 600 mil puestos de trabajo formales.

El sector de la construcción muestra una clara recuperación, luego de la contracción del año pasado y el ejercicio del gasto público contribuye a este el dinamismo, que también es impulsado por factores externos.

Para fortalecer esta tendencia, mencionó Videgaray, el Presupuesto de Egresos de la Federación y el resto del paquete económico presentado al Congreso de la Unión “es un presupuesto para crecer” en un entorno de estabilidad e inclusión social.

El proyecto de presupuesto prevé recursos para implementar programas e inversiones, algunos de ellos incluidos en las reformas transformadoras; además, no se proponen nuevos impuestos, ni aumentos a los ya existentes, tampoco se busca disminuir beneficio fiscal alguno.

“Para 2015 el Ejecutivo Federal no propone una miscelánea fiscal ni ningún cambio a los ordenamientos tributarios vigentes”, ratificó el secretario de Hacienda.

Apuntó que el paquete fiscal es congruente con el compromiso de impulsar el crecimiento en un marco de consolidación de la responsabilidad fiscal, por lo que la propuesta incluye una reducción del déficit en su medida estrecha, al pasar de 1.5 a 1.0 por ciento y en su medida más amplia de 4.2 a 4.0 por ciento.

Informó que el gasto total propuesto para el año próximo es de 4.6 billones de pesos, soportado por un desempeño importante de los ingresos petroleros, los cuales alcanzarán un máximo histórico de 10.7 por ciento del PIB.

A su vez, el crecimiento del gasto de inversión será cuatro veces mayor que el gasto corriente del gobierno, “esta es una clara muestra prioridad del gobierno de la República de destinar los recursos de la gente a donde la gente lo demanda”.

“Recordemos que el dinero del gobierno no es dinero del gobierno federal, ni de los estados ni de los municipios, es de la gente y tiene que destinarse a donde la gente lo demanda”, subrayó Videgaray Caso.

Ejecutivo iniciativa para desvincular salario mínimo

El Ejecutivo federal está trabajando en una iniciativa que permita desvincular al salario mínimo de otras variables en la economía, confirmó el secretario de Hacienda.

Dijo que si no se hace primero esta desvinculación, se elevaría el financiamiento público a los partidos políticos, pero también habría efectos negativos, pues aumentaría el adeudo de los créditos de vivienda de los trabajadores.

En sesión de preguntas y respuestas, anunció que el Ejecutivo federal firmará mañana en Reynosa, Tamaulipas, el decreto que permitirá eliminar los límites en el uso de dólares en efectivo para las empresas que cumplan con las obligaciones que se señalarán en el propio decreto.

Cabe recordar que desde hace cuatro años está vigente esta disposición que limita el uso de dólares en efectivo para empresas fronterizas a 14 mil dólares mensuales.

Relacionadas

Comentarios