'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

Gobierno mexicano rechazó Guardia Nacional en Texas

A través de la SRE, el gobierno mexicano apuntó que es “irresponsable manipular el estado actual de la seguridad fronteriza con fines políticos”.

11-09-2014, 8:37:00 AM
Gobierno mexicano rechazó Guardia Nacional en Texas
Notimex

El gobierno mexicano rechazó y condenó el despliegue de la Guardia Nacional de Texas, como lo anunció el gobernador de ese estado, Rick Perry.

A través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), el gobierno de México reiteró “su más profundo rechazo” y condena por el despliegue de estos elementos y apuntó que es “irresponsable manipular el estado actual de la seguridad fronteriza con fines políticos”.

Indicó que la medida emprendida de manera unilateral por el gobierno de Texas “es indudablemente errónea y no contribuye a los esfuerzos que nuestros países llevan a cabo para construir una frontera segura y una solución al fenómeno migratorio”.

Esta decisión, reiteró la cancillería, tampoco abona al acercamiento de ambas sociedades, ya que se opone a los principios y valores sobre los que se rige la relación bilateral entre México y Estados Unidos.

Subrayó que el fenómeno migratorio se debe atender desde una perspectiva integral y regional con una visión de mediano plazo y responsabilidad compartida, que garantice la paz, inclusión y prosperidad en la región.

Texas confirma despliegue de tropas en frontera

El primer grupo de soldados de la Guardia Nacional de Texas fue desplegado a lo largo de la frontera entre esa entidad y México para ocupar puestos de observación en apoyo a la Operación Seguridad Fuerte, informó el miércoles el gobierno texano.

En un comunicado, la oficina del gobernador de Texas, Rick Perry, señaló que estas “son las primeras tropas en ocupar posiciones a lo largo del río (Bravo), en apoyo de la Operación Seguridad Fuerte”, emprendida por el Departamento de Seguridad (DPS) estatal.

El despliegue de este primer grupo, integrado por un número no precisado de soldados, se confirma siete semanas después de que Perry anunciara el pasado 21 de julio el envío de hasta mil efectivos de la Guardia Nacional para reforzar la seguridad en la frontera.

El gobernador texano ordenó el despliegue para ayudar al Departamento de Seguridad Pública de Texas con la detección y disuasión de la actividad delictiva asociada con los cárteles de drogas y con pandillas transnacionales.

La oficina del gobernador aseguró que más de dos mil 200 miembros de la Guardia Nacional se ofrecieron como voluntarios para los mil puestos autorizados por el ejecutivo.

Los soldados de la Guardia Nacional de Texas, que utilizan equipos de alta potencia óptica para observar los sectores a lo largo del río, por lo que actúa como un “multiplicador de fuerza y permite al DPS centrarse en su función policial en la región”.

Al ordenar el despliegue, en julio pasado, Perry dijo que en los últimos meses las medidas de seguridad en la frontera se habían visto rebasados por la llegada de miles de menores indocumentados que cruzaron la frontera sin la compañía de un adulto.

Sostuvo que los cárteles y bandas criminales estaban explotando esa situación para la trata de personas y cruce de drogas.

Sin embargo, desde que se anunció el despliegue, el cruce de niños migrantes no acompañados, así como la de aquellos que viajan con adultos ha disminuido a su nivel más bajo desde febrero de 2013, de acuerdo con el Departamento de Seguridad Interna (DHS) de Estados Unidos.

El secretario de Seguridad Interna, Jeh Johnson, informó el pasado lunes que tres mil 141 menores sin acompañantes fueron detenidos en la frontera con México en el mes de agosto, lo que reflejó una caída del 42.9 por ciento en las detenciones respecto a julio.

Relacionadas

Comentarios