'; Alto Nivel
HistoriasTecnología

Unificación de compras, la nueva estrategia de Apple

Apple Watch, Apple Pay y los nuevos iPhone le devuelven a la marca la posibilidad de hacer todo con sus productos, pero… los anuncios no son revolucionarios.

09-09-2014, 5:04:57 PM
Unificación de compras, la nueva estrategia de Apple
Carolina Ruiz

Estar en el centro de las compras realizadas mediante un dispositivo inteligente es la nueva estrategia con la que Apple sorprendió a un mercado adicto al uso de las tarjetas de crédito y ansioso por conocer sus productos, pero no necesariamente respondió a las expectativas de la industria.

El reloj inteligente llamado Apple Watch, es el primer producto nuevo que ha sido desarrollado y presentado bajo la dirección del presidente ejecutivo, Tim Cook y es quizá lo más novedoso que presentó. Es un aparato que se enlaza con el iPhone y combina funciones de comunicación y de estado físico y que podría darle a la empresa unos 7.500 millones de dólares en ingresos, con tan sólo vender 30 millones de dispositivos en 250 dólares cada uno, estimó Toni Sacconaghi, analista de Bernstein Research.

Pero esto no fue todo lo que presentó.  Apple Inc. presentó Apple Pay , la billetera electrónica con la que los usuarios de iPhone y ahora de Apple Watch, podrán realizar pagos con sus cuentas de crédito activas mediante Visa, Mastercard y American Express sin necesidad de utilizar un plástico. ¿Qué tiene de novedoso?

Apple Pay funciona mediante una antena NFC (Near Field Communications) colocada en la parte superior del iPhone, y también del smartwatch, que se enlaza mediante software a las terminales que sean habilitadas con sensores para este efecto, con la que se reconoce la información de la tarjeta bancaria del usuario, y por lo tanto de la cuenta que éste tenga en alguna institución financiera.

Cada nuevo teléfono vendrá equipado con el servicio, que se lanzará en Estados Unidos el próximo mes de octubre y permitirá a los usuarios pagar en algunas tiendas con sus teléfonos en lugar de presentando sus tarjetas de crédito.

Con esta implementación los usuarios de iPhone en Estados Unidos
podrán comprar desde su smartphone en tiendas como Starbucks, Sephora,
Petco, por supuesto Mac Stores y en sitios on line como GroupOn.

Frente al anuncio, los mercados reaccionaron. Al momento de dar la noticia, la acción de Apple en el Nasdaq subió a 103.3 dólares, lo que indicaba que el anuncio y en general el evento de encabezado por Tim Cook, hasta ese momento,  respaldaba el aumento gradual del 25% que la acción de esta compañía ha presentado a lo largo de este 2014. Pero no se mantuvo…

Sorprende pero no revoluciona

A pesar de la sorpresa que el público encontró en la presentación del iPhone 6 Plus y del Apple Watch, Apple Pay y los demás productos, no alcanzan aún a ser una total innovación, mucho menos una revolución. Esto ya existía, reaccionaron los especialistas.

“El único segmento que tiene impacto por este anuncio es el consumidor de Apple. No vamos a ver una derrama tan rápido de todo el sistema de pagos electrónicos, estos equipos son caros, van dirigidos a cierta población en específico y no va a revolucionar los pagos electrónicos”, dijo Valeria Romo, analista financiera y experta en telecomunicaciones de Grupo Financiero Monex.

En entrevista, Romo explicó que el anuncio le devuelve a Apple la estrategia de tener todo al alcance mediante un iPhone, pero que también lo convierte en un competidor más en el mercado cada vez más creciente de los pagos electrónicos.

“Esto no es tan innovador, ya existe Google Wallet. Esto es un complemento para al sistema de pagos bancarios actual, yo creo que al principio deberá de ser así y después vendrá una derrama importante por su principal competencia que es Android”, dijo.

Apple Pay desde hoy es la carta con la que Apple compite abeirtamente con Amazon de Jeff Bezos, Google, PayPal (eBay), fundado por Pierre Omydmar y con Square, el sistema de pagos ideado por Jack Dorsey.

De acuerdo con la analista, los anuncios realizados hoy por el equipo de Tim Cook en Cupertino, California, validan lo creado anteriormente en esta materia por la actual competencia de Apple.

Todo es vulnerable

Antes de que Apple diera a conocer que sus nuevos dispositivos ya podrían estar habilitados con un sistema de pagos electrónico, Jimmy Fallon y Justin Timberlake iniciaron una conversación que terminó por explicar el nivel de complicación y las vulnerabilidades que tenía el uso de la tarjeta de crédito actualmente.

Hablaron de la vulnerabilidad que tienen las bandas magnéticas de las tarjetas de crédito y de la exposición que presentan las cuentas bancarias al dar a conocer los números y demás datos del usuario mediante el plástico. Incluso del espacio físico que ocupan en las carteras.

“Gastamos 12 mil millones de dólares en tarjetas de crédito, y realizamos transacciones por 200 millones de dólares mediante estos plásticos diariamente”, dijo Tim Cook, el CEO de Apple mientras presentaba un video de cómo una mujer realizaba un pago con sólo colocar su iPhone sobre un sensor y pasar su dedo en el botón TouchID de su dispositivo. “¡Eso es todo!”, exclamó Cook.

Para garantizar el nivel de seguridad de los datos bancarios de los usuarios y quitar el impacto que tiene ver una fotografía de una tarjeta de crédito en la pantalla de un iPhone, Eddy Cue subió al escenario a explicar los mecanismos que protegerán a los que realicen pagos electrónicos mediante Apple Pay.

“El almacenamiento de esta información esta encriptada y es segura. Si se usa la aplicación de Passbook también, naturalmente. Los números de la tarjeta no se ponen al alcance del comerciante, se utiliza un número de pago una sola vez y se implementará un código de seguridad dinámica”, explicó el vicepresidente de software y servicios de Apple Inc.

Para reafirmar la seguridad de los datos bancarios que estarán circulando mediante el nuevo iPhone y el nuevo Apple Watch, y adelantándose a cualquier duda acerca de la vulnerabilidad de sus servicios por los acontecimientos revelados la semana pasada, Eddy Cue aseveró:

“Apple no va a guardar los datos de tus compras. Nuestro negocio no es recolectar datos”.

Por otro lado, si se llega a extraviar el iPhone en cuestión, se pueden suspender todos los pagos a través del servicio “Find my iPhone”.

“Todo es hackeable, pero obviamente el nivel de error es menor y disminuye el nivel de saqueo, la huella puede ser algo bueno pero todo sistema presenta en algún momento vulnerabilidades”, dijo al respecto Valeria Romo, analista en Monex.

¿Y qué opinó el mercado bursátil al cierre de la jornada? Lo que iba bien se desinfló. La acción de Apple cerró con una disminución de 0.37% con un precio de 98 dólares por acción.

Relacionadas

Comentarios