HistoriasNegocios

Cruzar la frontera ya no asegura mejores ingresos

Llegar a EU para encontrar mejor calidad de vida, ya es un reto, pero garantizar que una vez dentro se puedan generar ingresos es más difícil.

09-09-2014, 10:09:18 AM
Cruzar la frontera ya no asegura mejores ingresos
Adrián Díaz

Entre 2010 y 2013, más de un millón y medio de ciudadanos
mexicanos fueron deportados por las autoridades de Estados Unidos, de acuerdo
con estimaciones de Pew Hispanic Center. ¿La causa? Una racha de desaceleración
económica
que deja en claro que los norteamericanos no han podido, por
diferentes circunstancias, levantarse de la lona. Esta situación ha provocado dramáticas
caídas en los niveles de remesas que trabajadores mexicanos envían a sus
familias.

A siete años de distancia de la crisis económica mundial, varias
naciones no han recuperado los índices de crecimiento previos a este trágico
evento. Un ejemplo claro es el propio Estados Unidos, que de acuerdo con el
Fondo Monetario Internacional (FMI), este 2014 crecerá solo 1.4%.

Datos de la Encuesta Nacional de Gasto-Ingreso de los
Hogares del INEGI 2012, indican que 33.5 millones de personas de origen
mexicano radican en la Unión Americana. Estos vivieron en carne
propia los efectos de las crisis e incluso, al menos hasta el año pasado,
seguían teniendo problemas para ganar dinero y enviarlo a sus familiares en
México
.

Esto se
debe principalmente, explica Juan José Lee, economista senior de BBVA Bancomer,
a que la crisis en Estados Unidos generó una pérdida de empleos muy importante.
Ello provocó un estancamiento de la migración neta: “Es decir, no es que no
vayan migrantes mexicanos a EU, sino que la cantidad que va es similar a la que
regresa. El crecimiento de remesas es entonces muy moderado.”

Al cierre del año pasado, los envíos de remesas a nuestro país, de acuerdo
con Banco de México, sumaron $21,892.4 millones de dólares (mdd), cifra 2.4% inferior
a la registrada en 2012.

Ese mismo año, 20 estados nacionales registraron variaciones negativas en
sus ingresos por remesas; destacan las caídas de más de dos dígitos de Oaxaca
(-15.0%), Tlaxcala (-13.9%), Veracruz (-13.5%), Chiapas (-13.2%) e Hidalgo
(-12.4%).

Estos declives representaron serios problemas económicos para
1.4 millones de hogares que reciben dólares en México. Como efecto dominó, la
repercusión se dejó sentir en las economías de los estados receptores. ¿Un
ejemplo? Michoacán: 54.4% de su población vive en pobreza y reciben el 10% de
las remesas.

Al respecto, el estudio “Evolución de la pobreza en entidades
federativas 2010-2012
”, de Coneval, indica también que en Guerrero, 7 de cada
10 personas viven en esas condiciones y reciben 5.6% de ese dinero. En Oaxaca, 62%
de su población está en condiciones precarias y recibe 5.8% de las remesas; mientras
que en Puebla, la proporción es de 65% contra la recepción de 6.5% de ese
capital.

“Impulsemos
estrategias de desarrollo en las propias regiones de donde salen los migrantes,
enfoquémonos ahí para crear empresas productivas, oportunidades de negocios e
inversión, empleos y opciones reales de desarrollo con mejores ingresos, que
brinden oportunidades a todas las personas”, señaló Juan Pablo Castañón Castañón, Presidente Nacional de la Coparmex.

De
acuerdo con un documento del organismo, para el final de la crisis, entre 2011
y 2012, se registró un importante incremento en la cantidad de empleos de
tiempo parcial para los migrantes mexicanos. Varios se quedaron sin trabajo y
negociaron con sus patrones para no ser despedidos. ¿El resultado? prefirieron
quedarse con una jornada de tiempo parcial.

El 17%
de la producción agrícola en Estados Unidos es obra de manos mexicanas que ya
cuentan con nacionalidad estadounidense o trabajan en el campo de forma
indirecta, según estimaciones de BBVA Bancomer.

El desempleo disminuye

A pesar del efímero pronóstico de
crecimiento del FMI para la economía norteamericana, el pasado mes de junio, el
Departamento de Trabajo informó que el desempleo alcanzó una tasa de 6.1%, dos
décimas menos que en mayo. Por primera vez desde 1999 el mercado laboral registró
cinco meses consecutivos de creación de puestos de trabajo.

Para agosto de 2014, la economía estadounidense había crecido a un nivel anualizado de 4.2% en el segundo trimestre del año, un aumento de dos décimas en relación con la estimación original.

Sin
duda, esta racha positiva es una inyección de oxígeno para la recuperación de
las remesas en México. El estudio “Situación Migración”, de BBVA Bancomer, señala
que estos ingresos en nuestro país tendrán una tendencia creciente entre 2014 y
2015, debido a los indicadores favorables en materia de empleo.

El
crecimiento para este año, afirma el estudio, podría ser de 6%, por lo que al
finalizar el año el volumen por remesas podría alcanzar $22,880 mdd. Esta cifra
es superior a la reportada el año anterior, de $21,892.4 mdd. Para 2015 el
indicador podría crecer 7%, con un cierre estimado de $24,360 mdd.

Las proyecciones
de la institución bancaria señalan que los estados con mayores tasas de
crecimiento
en 2014 podrían ser: Tamaulipas (13.8%), Jalisco (11.5%), Baja
California Sur (9.9%), Chihuahua (9.7%), Sinaloa (9.4%) y Baja California (9.3%).
En cuanto al flujo monetario de estos recursos, las entidades federativas que
más ingresos podrían recibir por este concepto serían Michoacán ($2,351 mdd),
Guanajuato ($2,169 mdd) y Jalisco ($2,007 mdd).

La reforma
migratoria en la potencia vecina tiene un futuro incierto.

El escenario
propicia que más de 11 millones de indocumentados continúen esperando a que demócratas
y republicanos acuerden implementar la iniciativa de ley bipartidista. Esta fue
aprobada por el Senado estadounidense el 27 de junio de 2013.

“La reforma migratoria es necesaria. Se
estima que del total de migrantes no documentados en Estados Unidos (12.5
millones), poco más de 6 millones son de origen mexicano y se podrían ver
beneficiados con derechos legales”, concluyó Castañón.

Cómo está México a nivel
Internacional

Nuestro país ocupa la cuarta posición a nivel mundial
en ingresos por remesas, con un monto de $21,892.4 mdd al finalizar 2013.
Dentro de las estadísticas nos encontramos detrás de India, China y Filipinas,
y ligeramente por encima de Nigeria y Egipto.

Según reportes del Banco Mundial, en 1996 fuimos el
principal país con ingresos por remesas a nivel mundial. En 2001 pasamos al
segundo puesto, y en 2010 ocupábamos ya el tercer lugar.

Esta historia la encuentras en nuestro número impreso del mes de septiembre.

Relacionadas

Comentarios