'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

Peña Nieto encabezó la reunión de los 300 líderes

En la Comida Anual de la Revista Líderes Mexicanos, EPN reconoció el trabajo comprometido y proyección nacional de los galardonados.

09-09-2014, 8:33:03 AM
Peña Nieto encabezó la reunión de los 300 líderes
Notimex

El presidente Enrique Peña Nieto llamó a asumir una nueva actitud y más valores éticos para combatir la corrupción, condición a la que no podemos resignarnos ni mucho menos condenarnos.

Durante su reunión con los 300 Líderes más Influyentes de México, señaló que “el tema del combate a la corrupción está en la nueva actitud y en la nueva capacidad que los liderazgos del Estado mexicano tengan para ir modelando la nueva cultura ética de la sociedad mexicana”.

El mandatario federal destacó que para lograrlo “hoy tenemos nuevas herramientas, nuevos instrumentos que derivan de las reformas alcanzadas”.

Destacó la Fiscalía Autónoma para Combatir la Corrupción y el Instituto de Transparencia y, adicionalmente, los partidos políticos discuten, enriquecen y amplían un tema pospuesto, la Comisión Nacional Anticorrupción.

Consideró que se debe utilizar “todo aquello que permita fortalecer la capacidad del Estado y aun así será insuficiente si realmente la sociedad no asume como reto propio que gobierno y sociedad tenemos que tomar una nueva actitud, recoger nuevos valores e ir modelando la nueva ética de la sociedad mexicana”.

Peña Nieto advirtió que el combate a la corrupción debiera partir de reconocer que es un asunto de orden cultural.

“Y me sostengo en este dicho. Estoy convencido de que el problema que tenemos para enfrentar la corrupción parte, primero de reconocer que es una debilidad de orden cultural”.

Advirtió que no es privativa de México, y sostuvo que nuestro país tiene sus propias características y condiciones, “es un problema de orden humano y para hacerle frente tenemos que partir de reconocer esta debilidad”.

“Entonces, a partir del fortalecimiento de instituciones que permitan combatir prácticas de corrupción, que permitan definir políticas que sirvan o que inhiban eventuales prácticas de corrupción, será como estemos avanzando realmente en la formación de una cultura ética en la sociedad mexicana”.

El titular del Ejecutivo federal recordó que cuando en otras reuniones tuvo esa conversación muchos pensaron que reconocer que era un tema de orden cultural significaba resignarnos a que era nuestra condición.

“Y es justamente lo que hemos querido cambiar, no sólo en este tema al que estoy haciendo referencia, sino en otros órdenes, es justamente revertir y cambiar aquello a lo que no podemos resignarnos y menos a quedar condenados”.

Confió en los liderazgos de México para construir el país que queremos y reiteró las bondades de las reformas estructurales alcanzadas en estos 21 meses de su gobierno.

“Creo a pie juntillas y tengo la total y absoluta convicción de que México tiene capacidad, creo en la fuerza de los liderazgos de México, creo y tengo fe en México, en los mexicanos”, enfatizó.

Agregó que está en nosotros probarnos nuestras capacidades, cada vez mayores, para construir el México que queremos.

Las reformas aprobadas en el Congreso de la Unión ampliarán más las oportunidades de los mexicanos para elevar la productividad y, sobre todo, para tener una mejor calidad de vida, destacó.

Resaltó que hay muchos liderazgos anónimos que contribuyen de manera decidida, firme y relevante a modelar el país que tenemos y al que aspiramos a construir entre todos los mexicanos y que a 21 meses de haber iniciado su gobierno se concretaron las reformas que el país requiere.

“A nadie debe sorprender lo que hemos llevado a cabo, porque está claramente vinculado al compromiso que asumí frente a los mexicanos cuando participé en la contienda por la Presidencia de la República”, aseveró.

Advirtió que no podíamos ir en la ruta que estábamos, sin cambiar, sin decidirnos a transformar. Y eso ya ocurrió.

El mandatario federal reiteró su reconocimiento a todos los partidos políticos por su actuación en el procesamiento de las reformas, más allá del sentido del voto de cada expresión política.

“Lo que sí quedó acreditado es que hoy nuestro país tiene un orden político y democrático distinto al del pasado, en donde hay más civilidad, madurez política, capacidad para discernir y diferir, pero siempre hay un ánimo constructivo, que ha hecho posible que alcanzáramos los respaldos mayoritarios para concretar las reformas”.

Por lo anterior, felicitó a las distintas expresiones políticas y a sus liderazgos por actuar con lealtad, con patriotismo y, sobre todo, por anteponer el interés superior de la patria para lograr los acuerdos para hacer posibles las reformas que México necesitaba.

Por último, reiteró que el nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México proyectará al país y a su capital hacia la modernidad.

Al evento asistieron Rafael Valle Morenoel presidente del Senado, Luis Miguel Barbosa Huerta y los coordinadores de las fracciones en la Cámara Alta de los Partidos, Acción Nacional (PAN), Jorge Luis Preciado Rodríguez; y del Revolucionario Institucional (PRI), Emilio Gamboa Patrón.

En el Coloso de Reforma, se dieron cita más de mil personalidades destacadas de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, así como de la política, cultura, ciencia, deportes, espectáculos, empresas, profesionales, organizaciones civiles, medios y líderes de opinión.

El periodista Julio Scherer, fue de las personalidades destacadas del evento, igual que la escritora Elena Poniatowska; el cineasta, Alfonso Cuarón; el empresario, Carlos Slim y la clavadista, Paola Espinosa.

También desfilaron por la alfombra roja, el rector de la Universidad Autónoma de México (UNAM), José Narro; el actor y productor, Eugenio Derbez y la dramaturga, Sabina Berman, entre otros asistentes.

Los hombres y mujeres líderes mexicanos, son seleccionados mediante entrevistas que se les realizan durante el primer semestre de cada año y conforme a resultados de influencia y valor de acciones que desarrollan, a favor de los mexicanos.

Relacionadas

Comentarios