'; Alto Nivel
HistoriasManagement

8 competencias sociales que debes desarrollar

Últimamente las ‘soft skills’ han cobrado mayor relevancia, pues la experiencia ha demostrado que la capacidad para comunicarse y relacionarse es clave.

08-09-2014, 9:05:34 AM
8 competencias sociales que debes desarrollar
Mtra. Alejandra Apiquián Guitart, Anáhuac

Las “soft skills” o habilidades blandas son aquellos atributos, destrezas o características personales que nos permiten interactuar de manera efectiva con los demás, y son resultado de una combinación de habilidades sociales, de comunicación,  de acercamiento a los demás y de otros factores que facilitan las relaciones y la comunicación efectiva con las personas. 

Por su parte, las habilidades duras (“hard skills”) tienen relación con los requerimientos formales y técnicos que nos permiten realizar una determinada actividad; un ejemplo es el conjunto de conocimientos teórico-prácticos que posee una persona sobre los procedimientos y modo de operación de una máquina en una fábrica.

En los últimos años las “soft skills” o competencias sociales han cobrado mayor importancia para las empresas, ya que la experiencia ha demostrado que se puede contratar a un profesionista brillante, inteligente y con una excelente preparación técnica, pero si no es capaz de relacionarse, trabajar en equipo, asumir el liderazgo, motivar y colaborar con los demás, es muy probable que tenga niveles pobres de desempeño y productividad.

Te recomendamos leer: 4 técnicas de comunicación que salvarán a tu empresa

Es importante señalar que las habilidades blandas son un buen complemento de las habilidades duras, pues aunque hay puestos en los que se requiere que se tengan conocimientos especializados, las organizaciones contemporáneas reconocen la utilidad de estas competencias sociales para enfrentar los retos que se presentan día con día.

Entre las competencias sociales más importantes que buscan las empresas en sus ejecutivos están las siguientes:

• Escucha Activa

La primera de las habilidades sociales es escuchar, ésta constituye la base para dialogar, negociar, ayudar, comprender, colaborar, etc. Un individuo que escucha activamente a sus interlocutores podrá establecer y mantener fácilmente relaciones interpersonales cercanas.

Te recomendamos leer: Escuchar, el secreto para persuadir sin hablar

• Genuino respeto por los demás

Consiste en aceptar y apreciar las diferencias individuales y grupales valorando los derechos de todas las personas. Este respeto conduce a que las personas se muestren más comprensivas, tolerantes, pacientes, flexibles y abiertas. 

Te recomendamos leer: ¿Qué tan efectivo eres al comunicar tus ideas?

• Comunicación receptiva y expresiva

Es la capacidad para recibir los mensajes con precisión, además de ser capaz para iniciar y mantener conversaciones poniendo atención en los detalles del lenguaje verbal y no verbal. 

Te puede interesar leer: 10 gestos del lenguaje corporal que arruinan tu imagen

• Asertividad

Consiste en mantener un comportamiento equilibrado entre la agresividad y la pasividad demostrando capacidad para defender y expresar los propios derechos, opiniones y sentimientos pero al mismo tiempo respetando las opiniones y derechos de los demás. 

• Prevención y solución de conflictos

Es la capacidad para identificar, anticiparse o enfrentar resolutivamente los conflictos sociales y problemas interpersonales. En el caso de que  inevitablemente se produzca un conflicto interpersonal, lo que se desea es que se afronten los conflictos de forma positiva aportando soluciones constructivas y para lograrlo serán necesarias habilidades de negociación y mediación para llegar a acuerdos y soluciones pacíficas del problema, considerando la perspectiva y los sentimientos de los demás.

Puedes leer también 6 pasos para solucionar un conflicto en la oficina

• Manejo efectivo de situaciones emocionales

Esta habilidad consiste en regular y controlar las emociones propias y ajenas, sobretodo en situaciones de crisis y estrés. 

Te recomendamos: ¿Tienes un Trabajo Emocional? Evita que te haga daño

• Empatía

Tiene que ver con la capacidad para percibir y comprender los sentimientos, necesidades, preocupaciones y actitudes de los demás. 

• Responsabilidad por otros

Ésta  se relaciona con la capacidad para delegar, confiar y supervisar el trabajo tomando la responsabilidad por las acciones de otras personas.

Te recomendamos leer: Claves de Tessi para la Comunicación Interna efectiva

Al igual que las habilidades duras, nuestras competencias sociales también se pueden desarrollar asistiendo a cursos y talleres sobre inteligencia emocional, trabajo en equipo, técnicas de negociación o comunicación efectiva, sin embargo algunos puntos relevantes que te pueden ayudar son:

Trata de comunicar claramente tus ideas, opiniones y/o sentimientos. Comienza simplemente por concientizarte sobre cómo se sienten los demás cuando estás cerca o cuando están hablando contigo. Analiza tu ritmo y volumen al hablar.

Practica tus habilidades auditivas. Haz preguntas para saber más sobre lo que la persona te está diciendo. No interrumpas a las demás personas, permite que terminen lo que están diciendo antes de intervenir.

Presta atención al lenguaje corporal de los demás, observando la postura que asumen, su tono de voz, el contacto visual (o falta de éste), gestos y expresiones faciales.

Trata de entablar relación con tus compañeros y jefes participando activamente en eventos sociales dentro del trabajo pero mantente alejado de chismes.

Te puede interesar: Este espacio es libre de chismes, favor de no provocar

En caso de un conflicto trata los asuntos en privado con las personas involucradas. Aborda los temas delicados de una manera asertiva y sin juzgar. Haz preguntas que te permitan entender sus puntos de vista y busca encontrar una solución en conjunto.

Asume una actitud positiva en situaciones difíciles y mantén la calma en momentos de crisis, brindando apoyo y colaboración. 

Si lo que buscas es hacer carrera y lograr puestos más altos, no sólo te preocupes por tus competencias técnicas, también busca desarrollar estas “habilidades blandas”, ya que son las que podrán generar tu proyección en el mundo laboral contemporáneo.

Recuerda que  si bien es cierto que las oportunidades laborales se generan a partir de nuestras competencias técnicas causando un alto impacto en las entrevistas de trabajo, son precisamente nuestras competencias sociales las que resultan esenciales para retenerlo.

Te puede interesar también: 6 estrategias para prevenir el Síndrome de Burnout

La autora es Coordinadora Académica de la Facultad de Psicología de la Universidad Anáhuac México Norte y puedes seguirla en aapiquian@anahuac.mx

Relacionadas

Comentarios