Estilo de VidaHistorias

Dejar o no propina, dilema entre obligación y gratitud

Mientras en Japón la propina es un insulto, México se ubica entre los países más ‘dadivosos’. Pero, ¿es una obligación legal o cultural? ¿Cuándo y cuánto dar?

05-09-2014, 6:21:34 AM
Dejar o no propina, dilema entre obligación y gratitud
Tatiana Gutiérrez

Disfrutar de una buena comida, una gran velada y un excelente servicio merece de una gratificación, sin embargo, no siempre es así: ni hubo una excelente comida, ni la velada fue agradable y mucho menos existió un buen servicio, pero se ha convertido en una obligación y un deber social. Hablamos de las propinas. ¿Cuándo y en qué porcentaje se deben dar?

Depende de la cultura. Mientras que en países como Australia o Nueva Zelanda dejar propina es totalmente opcional –una recompensa por un buen producto y servicio-, en países como Japón las propinas pueden llegar a considerarse como un insulto, pues de acuerdo a su cultura, éstas son símbolo de superioridad. Para ellos vale más un agradecimiento –una inclinación de la parte superior del cuerpo- que el dinero. 

Pero hablemos de México, nuestro país es un caso aparte, somos considerados como ‘dadivosos’. De acuerdo con el Índice de Gastos en Vacaciones Expedia.mx 2014, el mexicano es más propenso a dar propina a meseros, al bellboy, servicio a la habitación, mucamas, choferes y guías turísticos.

Pero de acuerdo con Humberto Gutiérrez, Consultor en Imagen Pública Estratégica y Director de Consejos Imagen, asegura que no sólo se trata de cultura, también de estatus y roles sociales. “En México lo hemos confundido mucho, el dejar o no propinas representa un estatus que habla de ti, y en algunas ocasiones, lo consideramos como una obligación, cuando su origen no corresponde a ninguno estos objetivos”. 

Cuándo dar propina

La propina es un símbolo de gratitud, y de acuerdo con el especialista, ésta depende directamente del producto y servicio que se te ofreció, así que si el producto o el servicio no es bueno, puedes optar por no dejarla o por dejar menos cantidad de lo establecido y no tienes que sentirte mal por ello.

Pero… ¿sí se puede? ¡Claro que sí! Lejos de la confusión que existe en el país, las propinas son completamente voluntarias, no existen leyes donde se obligue al consumidor a dejar gratificaciones o una cantidad establecida.

De acuerdo con la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC) la exigencia propinas puede ser reportada ante las autoridades.

Sin embargo, esto no excluye que existan lugares donde ‘se exija’ una propina y además, con cantidades específicas como el 10% o 15%, por lo que el experto en Imagen Publica recomienda acudir con el gerente en caso de que exista una exigencia por parte de quien dio el servicio. 

Si te exigen pagar propina, la Revista del Consumidor recomienda lo siguiente: 

1. Pregunta al mesero por qué hay una diferencia en el total de tu cuenta.

2. Si te dice que es la propina, niégate a pagar tal imposición y pide hablar con el responsable del lugar, como el gerente o el capitán de meseros.

3. Explícale que la propina es voluntaria y no pueden obligarte a pagarla. Si el responsable del lugar te da el mismo argumento que el mesero y alega que exigir la propina es política de la empresa, dile que sabes muy bien que es voluntaria, y tú como consumidor determinas si el servicio amerita o no una gratificación.

4. Si aun así el responsable te quiere obligar a pagar propina y no te deja salir del lugar, dile que conoces tus derechos y que no te puede retener. El artículo 10 de la Ley Federal de Protección al Consumidor prohíbe llevar a cabo acciones que atenten contra la libertad de los consumidores.

5. Presenta tu denuncia. Llama al Teléfono del Consumidor: 5568 8722 en el Distrito Federal y área metropolitana, o al 01 800 468 8722.

Antes de dejarla, toma en cuenta…

Que “la propina depende del servicio, y un servicio excepcional es la relación que existe entre la calidad de la atención y la calidad del producto”, comenta el especialista. Así que antes de poner el dinero en la carpeta, evalúa estos dos aspectos y decide si realmente lo vale o no. 

¿10,15 o 20%?

No existe un porcentaje establecido, sin embargo, el mexicano toma el 10 o 15% como el rango justo a pagar. Sin embargo, el dilema es cuánto pagar y cuándo, para ello Gutiérrez brinda las siguientes recomendaciones:

Restaurantes con mantelería

Quiere decir que estás en un lugar de lujo donde existen platillos gourmet, donde hay un juego completo de cubiertos, opciones de vino, etc. Para estos lugares la recomendación, después de evaluar el servicio y el producto, es dar el 15%.

Restaurantes sin mantelería

Son aquellos donde no hay cinco estrellas en el lugar –aunque no significa que el servicio o el producto no lo sea-. Para esta situación el experto recomienda dar entre el 10 y el 15%. 

Cuando hablamos de otros servicios como el bellboy, servicio a la habitación, el taxi, la mucama u otros, no existe un número sobre el qué sacar un porcentaje, así que si el servicio merece una gratificación es a consideración del cliente.

Nota: En países como Canadá y Estados Unidos el porcentaje adecuado varía entre el 15% y 20%. En países como Brasil o Chile puede variar entre 5% y 10% y en ocasiones ya va incluido en la cuenta. Mientras que en muchas partes de Europa la propina no rebasa el 10%. (Expedia.mx)

¿Cuál ha sido tu experiencia sobre el tema de las propinas? 

Relacionadas

Comentarios