HistoriasManagement

Mexicanos, con menos vacaciones y más estrés

México es el país número 1 en estrés laboral, con menos días de vacaciones y con profesionistas que si vacacionan, trabajan. ¿Cómo liberar el estrés?

05-09-2014, 6:13:45 AM
Mexicanos, con menos vacaciones y más estrés
Altonivel

Todos necesitamos un rato de desestrés, sobre todo cuando nuestra vida profesional demanda gran compromiso y tiempo. Sin embargo, esto parece importarle poco al mexicano: el 60% de los profesionistas encuestados por OCCMundial, asegura no haber tomado días para vacacionar este verano pasado. ¿Workahólicos? No necesariamente.

México es el país número 1 en estrés laboral a nivel mundial, según la OCDE y uno de los países con menos días de vacaciones al año. Mientras los mexicanos contamos con 6 días en un año laboral, Brasil, Francia, Finlandia, Alemania y Suecia tienen 30 días de vacaciones al año (aunque  sólo el 54% dijo que toma todos sus días); en tanto que Chile, Colombia, Venezuela y Guatemala disponen de 15 días vacacionales.

Un estudio realizado por expedia.mx indica que el mexicano no aprovecha sus vacaciones porque: 

37% las reserva para un viaje futuro.
32% no logra coordinarse con su pareja, amigos o familia.
10% teme que se tomen decisiones importantes en su ausencia.
8% considera que el trabajo es su vida.
6% siente que será mal visto por su jefe.

Y por si esto no fuera suficientemente catastrófico, de aquellos que sí toman vacaciones el 40% asegura estar al pendiente de sus correos y teléfono, así como asuntos de la oficina. Es decir, según este estudio, un 7% de los vacacionistas nunca se relaja en el viaje. Esta dinámica que nada tiene de sana, es un problema no sólo para las personas, también para las organizaciones. 

Consecuencias profesionales del estrés

Un estudio realizado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), asegura que el estrés supone pérdidas de entre 0.5 y 3.5% del PIB en los países. En México, el estrés laboral podría causar pérdidas aproximadas de entre 5 mil y 40 mil millones de dólares anuales (0.3 billones de pesos), señala.

Una de las principales consecuencias del agotamiento físico y mental extremo es el “Síndrome del Burnout”, que no sólo afecta tu productividad, puede ser el enemigo público de tu salud y es preciso detectarlo antes de sufrir una de sus peores consecuencias: la depresión crónica.

Si no sabes que lo padeces… ¡Detéctalo!

¿Cuáles son los síntomas?

Agotamiento físico y mental: Cansancio y falta de ganas para realizar tus actividades.
Falta de concentración: Se convierte en un problema para tomar decisiones y trabajar. 
Problemas de salud: El estrés puede causar enfermedades gastrointestinales y baja en las defensas de tu cuerpo. 
Falta de motivación: No tienes ganas de ir a trabajar o de hacer alguna actividad. 
Falta de productividad: La calidad de tu desempeño en la empresa se ve afectado. 
Irritabilidad: Eres susceptible a cualquier comentario o crítica. 
Escasa vida social: El estrés absorbe tu vida personal y profesional.

Si mucho de esto te está ocurriendo y eres parte de la estadística de quienes no vacacionan o trabajan durante su descanso, ¡tranquilo! Existen medios ‘caseros’ que puedes implementar para quitarte el estrés de encima y comenzar una vida mejor, aún sin salir de vacaciones.

Elsa Ortiz, especialista de la Clínica de Atención Psicológica Integral (CAPI), recomienda lo siguiente:

1. Respeta tu sueño

Sabemos que es una solicitud casi imposible, así que las 4 o 6 horas que dediques a dormir, hazlo con calidad. ¿Cómo? Aléjate de los distractores, especialmente de tus gadgets tecológicos. Sabemos que los celulares se usan como alarmas pero puedes aplicar la moda retro y conseguirte uno que te despierte con tu música preferida. Cualquiera que sea tu despertador, evita que tenga un sonido que te exalte al levantarte.

Te recomendamos leer: 6 posiciones para dormir y tener un sueño reparador

2. Desayuna

Es muy sencillo, levántate 15 minutos antes y desayuna, recuerda que es la comida más importante del día. Los desayunos deben cumplir con los tres grupos de
alimentos:

  • Frutas y
    verdura
    , que aportan micronutrientes.
  • Alimentos
    de origen animal
    , los cuales aportan proteínas.
  • Leguminosas,
    cereales y tubérculos
    , que aportan fibra y carbohidratos complejos.

Además, el desayuno debe aportar entre el 20% y el 25% de
las calorías que se consumen en todo el día. Esto permitirá a cada integrante
de la familia obtener la energía y nutrimentos necesarios para iniciar las
actividades de su jornada y rendir al máximo en cada una de ellas.

Te recomendamos leer: Desayuna y sé exitoso

3. Deja los malos vicios

Así es: fumar, alcohol, café o alguna droga. Estas sustancias, en exceso, llegan a alterar el sistema nervioso, dejando como resultado una ola de estrés y enojo. Quizá sientas que te relaja… ¡por unos segundos! Después generan ansiedad.

Te recomendamos leer: Rituales matutinos que elevarán tu productividad

4. Escucha, medita y camina

Tomar una caminata es una de las mejores opciones cuando el estrés está por llegar al cuello, asegúrate de salir de la oficina y si tienes algún lugar con pasto cerca del trabajo, aprovéchalo. 

Si el trabajo es mucho y una salida no es la mejor opción, no te preocupes, puedes escuchar música que te permita relajarte por cinco o diez minutos. Y si eres fan de la meditación, es momento de hacerlo, cierra tu oficina y dedícate a sacar el estrés. 

Te recomendamos leer: Cómo levantarte a las 5 AM para trabajar en ti mismo

5. Sexo y duchas

La ducha. Tienes que hacerlo todos los días, es obligatorio. Tómate tu tiempo pero cuidado, no se trata de gastar los litros de agua para que
un baño sea perfecto. La clave radica en tomarlo con calma, sin presiones, es tu momento para relajarte y generar el ambiente que te permita iniciar el día con una actitud positiva. Cierra la llave mientras te enjabonas o lavas tu cabello. Escucha música y si tienes la posibilidad de hacerlo incluir sales, velas aromáticas y esencias, lograrás crear un efecto de no estrés y mucha energía para comenzar tu día.

El sexo. No sólo ayuda a bajar de peso. La experta asegura que 30 minutos de sexo a la semana es una gran actividad que quema calorías, activa el cuerpo y lo libera del estrés. Además de que mejora el humor y ofrece una sensación de felicidad.

Y tú, ¿saliste de vacaciones? ¿Cómo combates el estrés laboral? ¿Tienes algunas recomendaciones para salir de vacaciones y aprovechar el tiempo?

Relacionadas

Comentarios