HistoriasNegocios

Saca provecho y no deudas de los meses sin intereses

Cada vez se utiliza más la tarjeta de crédito, debido a que es más fácil que cargar con efectivo pero, ¿qué pasa cuando hay promociones a meses sin intereses?

01-09-2014, 1:10:43 PM
Saca provecho y no deudas de los meses sin intereses
Alan Gómez, Director de Ventas Afore de Principal Financial Group

En la actualidad se tiene la costumbre de pagar cualquier compra a crédito, ya sea por la facilidad de sacar el plástico y no cargar efectivo, por seguridad o porque no se tiene liquidez inmediata.

Según el reporte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) al cierre de abril 2014, existían en nuestro país más de 23 millones de plásticos. Nuestra inercia de “pago a crédito” nos ha facilitado muchas compras y de hecho puede ser un alivio el usar ocasionalmente este medio, sin embargo el crédito mal empleado puede llegar a generarte una cartera emproblemada e hipotecar tu salario por algunos cuantos meses.

De acuerdo con la CNBV, en México la tarjeta de crédito sigue siendo el producto financiero más colocado, el cual representa más del 60% de los contratos de financiamiento dirigidos al consumo. Cabe resaltar que de acuerdo al Reporte de Inclusión Financiera (2013) de la CNBV, el número de tarjetas de crédito por cada 10,000 adultos asciende a 3,108 plásticos.

Hoy en día el uso de tarjetas de crédito es tan elevado gracias a las promociones de pago a “meses sin intereses”, que ofrecen casi todas las tiendas departamentales en el país. Estas promociones nos aligeran el pago inmediato y nos ayudan a obtener un bien que de otra forma no podríamos obtener en el momento, como la compra de un electrodoméstico caro o de un coche.

Te puede interesar: Vacaciones, que no acaben con tu tarjeta de crédito

Si bien lo ideal es tener un plan de ahorro previo para dicha compra, es bueno saber que se tiene la opción del pago a meses sin intereses en caso de una eventualidad (la compra de un refrigerador que se descompuso de repente). 

El crear un fondo de ahorro o inversión para imprevistos puede ser una buena estrategia para no sobre endeudarse y tener el capital a la mano en caso de que se requiera. Si se ahorra de forma mensual con este fin al menos $500.00 pesos y se invierte en un fondo de inversión a mediano plazo podrías llegar a obtener en 3 años la cantidad de $20,649.38 2 que servirían como un colchón para cualquier emergencia.

Si actualmente no se cuenta con esta cantidad de dinero es bueno acercarse con un asesor financiero que diseñe un plan de ahorro e inversión para gastos de imprevistos, mientras tanto el uso correcto de los “meses sin intereses” debe de calcularse de acuerdo a tus gastos fijos y que tanto más puedes sacar de tu sueldo para hacer frente a estos nuevos pagos parcializados. Recuerda son una ayuda, mas no una extensión de tu salario.

Te recomendamos leer: Asesor, coach y promotor financiero, ¿cuál te conviene?

A continuación una propuesta de cuándo es conveniente aplicar un crédito a meses sin intereses y su plazo sugerido:

Concepto Monto aproximado Sugerencia de plazo a meses sin intereses

Automóvil nuevo $200,000.00 24 a 36 meses sin intereses (procurar no postergar a más meses

ya que se terminará pagando más a intereses que capital).

Equipo de cómputo $10,000.00 12 a 18 meses sin intereses.

Electrodomésticos $12,000.00 Hasta 18 meses sin intereses (siempre y cuando el bien dure 10 años.

Ej. Lavadora).

Vacaciones $10,000.00 6 meses sin intereses (revisa bien tu presupuesto pues te pueden alcanzar las vacaciones del próximo año

y seguir pagando las anteriores).

Celular y gadgets NA Aunque pueden ser gastos elevados, son productos que tienen un tiempo de vida corto pues son de moda y

cada 3 -6 meses salen nuevos.

Comida/Entretenimiento NA No usar meses sin intereses en este rubro ya que son pagos recurrentes que deben de estar presupuestados en

tus gastos fijos.

Por lo anterior, pagar las comidas a meses sin intereses, el ‘súper’ o cualquier gasto diario es un error, porque se trata del flujo cotidiano; es recomendable elaborar de manera individual o en familia un presupuesto mensual por rubro, estableciendo límites para no rebasar el tope de los gastos. 

Una vez que hemos determinado nuestro gasto corriente de acuerdo a nuestras finanzas personales, es recomendable elaborar una segunda lista de ahorro con metas de inversión-plazo, es decir, si queremos comprar una computadora nueva con un costo aproximado de $10,000, nuestra primer opción debería ser establecer un plan de ahorro mensual para llegar a esta meta – por ejemplo guardando $1,000 durante 10 meses, podremos cubrir el importe total con la ventaja de aprovechar un posible descuento de pago de contado y así obtener un beneficio de ahorro. Nuestra segunda opción debería ser aprovechar un pago a meses sin intereses y adquirir el compromiso del post-pago en tiempo y forma para no entrar en una dinámica de intereses moratorios.

Recuerda que tú eres el principal administrador de tus finanzas, depende de ti que hagas un correcto uso de tus gastos, utiliza sabiamente las promociones a meses sin intereses y benefíciate de ellas siendo un consumidor responsable.

También puedes leer: ¿Intereses? ¡NO! Haz que tu TDC te deje ganancias

¿Odias los intereses? ¿Por qué?

Relacionadas

Comentarios