HistoriasMicrositio

Subir salario mínimo, ¿recuperación de poder de compra?

Subir los salarios mínimos provocaría mayor inflación y con ello el aumento de precios. ¿Es medida política o una solución para mejorar el poder adquisitivo?

29-08-2014, 10:58:34 AM
Subir salario mínimo, ¿recuperación de poder de compra?
Jorge Arturo Monjarás

Líderes empresariales y políticos han dado la bienvenida, como dictan las leyes de la corrección política, a la discusión con la que Miguel Mancera pretende rescatar su carrera: la de los salarios mínimos.

También puedes leer: Aumento de salarios, ¿trampa de políticos?

El jefe de Gobierno de la ciudad de México quiere proponer el incremento de los salarios mínimos en más de 23% para 2015, según lo marca un estudio de su propio grupo de expertos. No puede ordenarlo o imponerlo, como lo hace con vialidades, parquímetros y metrobuses en la ciudad de México, por supuesto, por eso busca ahora meter la mano en la elección de los miembros de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, con el fin de politizar un órgano que debiera ser técnico exclusivamente.

Ante ello repetimos:

1) El gobierno controla únicamente los salarios que le paga a sus propios empleados: punto. 

2) Los demás sueldos los pagan las empresas, desde las micro hasta las grandes corporaciones; son parte de sus costos y tienen influencia en sus márgenes. Por ende, son un componente automático en su formación de precios.

También puedes leer: Salario mínimo, ¿insuficiente para los mexicanos?

3) Son las empresas, principalmente las pequeñas y medianas (que pagan la mayor parte de los salarios mínimos), las que decidirán si se acoplan al incremento forzoso o… no. Las opciones que tendrían, como hemos dicho, son pagar más y cargarlo a sus precios, despedir personal, volverse parcialmente informales pagando “por fuera” sueldos mucho menores, o bien pasar totalmente a la informalidad, donde está 55% de la economía y en donde todos hacen un cucurucho con las reglas del gobierno.

Algo que han fallado en explicar quienes hablan de incrementar precios con base en la competitividad y la eficiencia, es que no es algo para el futuro lejano: sucede todo el tiempo, sólo que no es el gobierno el que lo decreta.

Las empresas más competitivas, como las de la industria automotriz, han incrementado poco a poco sus salarios promedio por cuestiones de atracción del mejor personal y la capacitación necesaria. Lo mismo sucede con la aeroespacial, la de autopartes, la farmacéutica, etcétera.

A mayor sofisticación, innovación y eficiencia de las empresas, mejores salarios. Eso es algo que está sucediendo todo el tiempo. El problema, como sabemos, es que tales alzas no alcanzan a influir más que en las economías locales, como las de León, Irapuato, Silao o Querétaro. Ello debido a que hay mucha más gente en industrias poco eficientes, en pequeñas empresas de servicios o francamente en la informalidad, ganando lo que pueden.

Lo que parece una cantaleta de crecer con base en eficiencia no es un pretexto para no subir el salario mínimo. Es algo que ya hacen las empresas, sin que las empuje el gobierno.

Aún así, concluye un estudio de Bancomer, si se opta por subir el salario mínimo, habría que hacerlo de una sola vez, para que su impacto en la inflación sea único y no genere expectativas. Los autores de la propuesta de Mancera estiman que el impacto en la inflación sería de 0.9%. Nada más no olvidemos que la inflación es un promedio ponderado, así que algunos artículos tenderían a subir mucho más.

También puedes leer: Incremento a salario traería más inflación: Banxico

Uno hubiera pensado lo contrario, que la alternativa sería subir los salarios mínimos ligeramente por encima de la inflación anual, para ir recuperando su poder adquisitivo poco a poco y no provocar reacciones en las empresas.

El impacto en el bienestar de la población por el 23% que se “discute” sería escaso y se anularía rápidamente, además de que se elevaría la barrera de la formalidad entre las empresas. Pero claro, Mancera tendría algo de que hablar que no sea la corrupción increíble que permitió el desastroso Mercado Roma.

Relacionadas

Comentarios