'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

Argentina no devaluará su moneda pese presión cambiaria

El mercado cambiario argentino enfrenta una fuerte presión en búsqueda de dólares por parte de ahorristas y empresas frente a una alta inflación.

28-08-2014, 9:58:44 AM
Argentina no devaluará su moneda pese presión cambiaria
Reuters

El Gobierno de Argentina aseguró este jueves que no devaluará su moneda, en momentos en que el mercado cambiario tiene una fuerte presión en búsqueda de dólares por parte de ahorristas y empresas frente a una alta inflación y un prolongado conflicto judicial con tenedores de bonos impagos.

Un funcionario de la administración de la presidenta Cristina Fernández atribuyó las maniobras del mercado a las influencias de los ‘fondos buitres’, denominación que se le da a los fondos de cobertura que ganaron un millonario juicio en Estados Unidos por deuda argentina incumplida.

Con los precios del mercado informal “pretenden generar expectativas desde el punto de vista negativo y/o desfavorable para inducir a un proceso de devaluación, que obviamente no va a ocurrir”, dijo a periodistas el jefe de Gabinete de Ministros, Jorge Capitanich.

“Este es un primer punto de plan de acción de los ‘fondos buitres’ en Argentina“, agregó.

El país sudamericano descartó el miércoles volver a sentarse a negociar con los fondos de inversión con deuda en cesación de pagos desde hace más de una década, que el mes pasado llevaron al país a un nuevo default.

La moneda doméstica en el reducido mercado marginal muestra una diferencia superior al 70 por ciento con la cotización oficial, una tendencia que se incrementó desde la semana pasada cuando Argentina presentó un proyecto de ley para que tenedores de deuda reestructurada puedan cobrar en Buenos Aires.

La brecha cambiaria frente al mercado marginal de cambios se ubica en un 71,1 por ciento, entre valores de 8,4025 pesos en la plaza interbancaria y las 14,38 unidades marcadas en la franja paralela el miércoles.

Desde el anuncio del Gobierno sobre la legislación de deuda, el peso mayorista cedió un 1,4 por ciento y en el circuito marginal cayó un 8 por ciento.

Argentina tolera la existencia de una plaza cambiaria paralela, a la que recurren ahorristas y empresas para adquirir divisas en medio de un rígido control de cambios para frenar la fuga de capitales.

El peso argentino en el mercado mayorista registra una caída del 2,2 por ciento en el transcurso de agosto, para un acumulado de un 22,4 por ciento en lo que va del año, siempre con intervención del Banco Central que regula la liquidez de divisas.

Relacionadas

Comentarios