'; Alto Nivel
HistoriasManagement

Guía para estudiar y trabajar al mismo tiempo

La experiencia laboral para egresados es ya una exigencia profesional. Aquí una guía para hacer ambas cosas sin dañar tiempo, salud y desempeño.

25-08-2014, 2:16:46 AM
Guía para estudiar y trabajar al mismo tiempo
Tatiana Gutiérrez

Salir de la escuela con experiencia laboral ha dejado de ser un ‘plus’ curricular para convertirse en un ‘must’ frente a un mercado tan competitivo. Sin embargo, combinar la vida laboral y escolar no es nada sencillo. De acuerdo con la Encuesta Nacional de la Juventud, realizada en 2010, de los 19.6 millones de jóvenes entre 19 y 29 años, un 9.06% (1.77 millones) estudian y trabajan de manera simultánea. ¿Cuáles son los consejos para adquirir experiencia sin desatender, estudios, vida social y familia?

“Es impresionante cómo ha aumentado el número de jóvenes que deciden comenzar su vida laboral a temprana edad, son personas que escogen acumular conocimientos reales y experiencia; son jóvenes que esfuerzan por forman un criterio más amplio sobre la vida laboral y escolar. Pero debe hacerse con cuidado”, explica Angelo Gordillo, director de la Incubadora de Negocios, en Universidad Anáhuac

Si bien es cierto que estudiar y trabajar puede significar una ventaja competitiva, también es cierto que una vida desorganizada, con múltiples exigencias y un estrés sobrecargado puede truncar carreras y deshacer vidas profesionales –pues 3 de cada diez que lo intentan, abandonan sus estudios-. Por ello, expertos de las universidades más prestigiosas dede México ofrecen una guía para poder estudiar y trabajar al mismo tiempo, pero sin descuidar ninguna de las dos.

Planear, organizar y priorizar, el secreto bajo la manga

Katia Villafuerte, directora del Programa de la Licenciatura en Psicología Organizacional, en el Tecnológico de Monterrey Campus Santa Fe, asegura que encontrar un equilibrio entre estas dos partes puede ser sencillo si pones atención en los siguientes consejos: 

1. Ser anticipado

Saber que debes estudiar y trabajar al mismo tiempo no es cuestión de los últimos semestres, desde que inicias la carrera sabes que este momento llegará, es por ello que se recomienda anticiparse antes de crear un desastres. Uno o dos semestres antes de que empieces a trabajar, asegúrate de analizar los horarios, convenios con la escuela, hacer un listado de las empresas que ofrecen horarios flexibles o aquellas que tengan acuerdos con la escuela. Evita el estrés del último momento y hazlo con tiempo y calma. 

2. Ser realista en tus metas

Está bien, todos quieren ser excelentes profesionistas y tener un historial impecable en la escuela, sin embargo, estudiar y trabajar al mismo tiempo es y será todo un reto. Katia Villafuerte recomienda analizar cuáles son tus metas, por ejemplo: si deseas un trabajo donde tu horario de entrada es a las 7 y tu salida a las 2, evita meter materias en este horario, sobre todo porque sabes que no lo cumplirás y puede dañarte tu historial. 

Escoge con inteligencia tu empresa y puesto, no elijas puestos que conlleven una responsabilidad de horario completo, asegúrate de ampliar tus conocimientos e ir haciendo pininos con inteligencia. 


3. ¡Organízate!

Es muy importante que lleves una agenda diaria donde coloques las horas donde laboras, el periodo de traslado del trabajo y la escuela, tus horarios de clases y aquellas horas libres que puedes utilizar de manera estratégica, aquí es importante tomar en cuenta tres cosas: planear, organizar y priorizar. 

Asegúrate de planear horarios desde antes de comenzar tus clases, de esta forma podrás mentalizarte sobre el tiempo invertido y el estrés que esto conlleva. Adelantar materias en horarios de verano puede ayudarte a disminuir la carga en periodos ordinarios, verifica si tu escuela lo permite y ¡hazlo!

Prioriza. Es necesario comprender la diferencia entre lo importante y lo urgente, esto te permitirá invertir adecuadamente tu tiempo, analiza a detalle cada tarea y no dudes en darle un tiempo y espacio específico. 

4. Habla con los profesores y con la empresa

Es muy importante que informes a tus profesores tu estatus laboral, esto te ayudará a tener comunicación con ellos. No esperes permisos y disculpas absurdas, indica Villafuerte, sin embargo, puedes hablar con ellos sobre horarios de entrada o permisos, es importante que hables con ellos. 

En cuanto a la empresa, si te contrataron es porque saben tu situación, pero no está demás que se los recuerdes. Antes de comenzar a laboral platica con tu jefe inmediato y asegúrate que sepa tus horarios de entrada –trata de que esta charla sea cada vez que comienzas semestre- de esta forma estarán alertados de tus horarios de salida. 

5. Evita la indisciplina

Tiene que ver con el número 3, pero no significa que sea lo mismo. Deja de perder el tiempo cuando sabes que debes invertirlo de manera inteligente, se necesita voluntad y autoconocimiento para enfrentarlo, indica la experta, pero no es una tarea imposible. 

Para que esto sea más sencillo, es recomendable separar tiempo para tu persona, para tu familia y para tus amigos, de esta manera evitarás el estrés y emociones que puedan afectarte de manera física y mental. Así podrás llenar tus necesidades personales y profesionales de una manera organizada. 

6. Concéntrate

Puede parecer absurdo, pero el desarrollar la capacidad de concentración hará que pierdas menos el tiempo, que seas más productiva y que tu calidad en los estudios no baje. 

7. Reconoce si necesitas ayuda y aprende a delegar

Cuando somos nuevos en un trabajo creemos que todo debemos hacer, que cualquier reto se debe cumplir y que, sencillamente, debemos ser los mejores. ¡Tranquilo! Te queda una larga vida laboral para ello, cuando estudias y trabajas debes poner parámetros. Los consejos de la experta es pedir ayuda cuando la necesites: habla con tus colegas, tu jefe y tus compañeros de escuela, esto te evitará varios tropiezos. 

Si no puedes, no sabes, o sencillamente no eres bueno ¡delega! Bien dicen que el trabajo en equipo es fundamental, tanto en la escuela como en el trabajo, rodéate de gente capacitada y con grandes retos, así podrás delegar lo que ellos hacen mejor y tú podrás  hacer para lo que eres experto. 

¿Y qué pasa con el dinero? A continuación los consejos para cuidar tus finanzas… ¡Sigue leyendo!

Relacionadas

Comentarios