HistoriasMicrositio

3 lecciones de coaching de Patch Adams

Robin Williams interpretó al creador de la risoterapia, extendiendo sus enseñanzas y filosofía sobre la vida más allá de la pantalla grande.

12-08-2014, 7:34:38 AM
3 lecciones de coaching de Patch Adams
Marcela Hernández y Hernández, Coach Empresarial y de Vida

Cuando escuché la noticia del lamentable fallecimiento del gran actor, ganador de un Oscar y 5 Globos de Oro, Robin Williams, lo primero que vino a mi mente fue uno de sus personajes más emblemáticos: Patch Adams, en el que interpretó a Hunter Doherty, creador de la risoterapía y fundador del instituto Gesundheit.

La fascinante historia de un doctor que desafió algunas premisas de la medicina, proponiendo una praxis completamente distinta a la tradicional y generando nuevos paradigmas para sanar a las personas: el amor, la risa y la cercanía entre médicos y pacientes.

Como un homenaje a un gran actor y por supuesto al médico que continúa inspirando al mundo con sus ideas y acciones, éstas son algunas enseñanzas que se muestran en la película sobre Patch Adams:

1. “Si te centras en el problema, nunca verás la solución” 

“Ve lo que nadie más ve. Ve lo que todos deciden no ver, por temor, conformidad o pereza. Ve un nuevo mundo cada día”. 

Fueron las palabras de Arthur, uno de los pacientes del hospital psiquiátrico en el que Patch Adams estuvo internado, quien además puso a prueba la perspicacia del futuro médico al preguntarle que cuántos dedos veía cuando le mostraba su mano (la cual tenía cuatro dedos levantados). 

La respuesta inmediata de Patch fue cuatro, sin embargo,  Arthur lo incitó a extender su visión, más allá de lo evidente. Su mirada empezó a desenfocarse y el efecto visual lo llevó a observar ocho dedos.

Por muy obvia que parezca una respuesta, siempre es bueno acallar la mente para evitar que genere juicios apresurados, que más allá de obtener soluciones te estancan en el problema. 

2. “No evitar la muerte, sino mejorar la calidad de vida”

Aquí la prueba de que Patch aprendió a observar más allá de lo evidente. Por tradición los médicos buscan evitar la muerte o la enfermedad de sus pacientes, pero Patch tiene la filosofía de brindarles una mejor calidad de vida a las personas que se encuentran en un hospital, generando un ambiente de diversión y gozo en donde normalmente se vive con miedo, dolor y tristeza.

“Es la indiferencia y no la muerte, el mayor enemigo”.- Patch Adams

Gastamos nuestro tiempo, dinero y energía para garantizar que nada malo nos suceda. Adquirimos seguros para estar cubiertos en todos los sentidos: casa, coche, vida, gastos médicos, educación, incluso para proteger nuestro teléfono móvil. Nuestro enfoque está en evitar las pérdidas a toda costa. 

¿Qué pasaría si cambiamos la mirada hacia lo que podemos ganar y mejorar día a día? ¿De qué otra manera podríamos invertir nuestro tiempo para ser más felices y hacer más felices a los demás?

3. “Cuando se trata de una persona siempre ganas”

En su incesante labor para cambiar algunas prácticas de la medicina, Patch dice que cuando el médico se enfoca en una enfermedad tienen la opción de ganar o perder, sin embargo, si se enfoca en la persona –más allá de su enfermedad– siempre ganará.

Desafortunadamente, es común que antes que observar a una persona, nos enfoquemos en los problemas, las diferencias e incluso en los beneficios que nos brinda la relación con ésta. 

Muchas veces vemos a las personas como los medios para llegar a nuestros objetivos y olvidamos otorgarles todo el valor y respeto que merecen por el simple hecho de existir. 

En este caso ambas partes salen perdiendo, pues dejamos afuera la posibilidad de impactar de manera positiva su vida y permitir que de igual forma, otras personas transformen nuestro mundo. 

Para ti, ¿quién es la persona más importante del mundo? Si respondes lo obvio mencionaras a tu pareja, hijos, padres, etc. Pero si buscáramos ir más allá de la respuesta inmediata, podríamos pensar que la persona más importante en el mundo debería ser aquella que tenemos frente a nosotros en este momento, porque es justamente esta persona a quien podemos ayudar y/o servir de alguna manera. 

Eso no impide que amemos y hagamos todo por nuestra gente. Pero nuestra entrega tendría que estar también en aquellas personas que la vida pone en nuestro camino día a día.

¿Qué otras enseñanzas te dejo la película? ¿Cómo podrías ponerlas en práctica para tu beneficio y el de tu entorno?

Relacionadas

Comentarios