HistoriasNegocios

¿Qué datos esperan los mercados esta semana?

Se espera que esta semana los datos económicos en EU apoyen el escenario de una economía en expansión, con una alta confianza en los consumidores.

11-08-2014, 1:57:47 PM
¿Qué datos esperan los mercados esta semana?
Luis Raúl Rodríguez Reyes, Dir. Análisis y Economista Finamex Casa de Bolsa

La semana anterior se caracterizó por mercados financieros volátiles ante el agravamiento de los conflictos geopolíticos que aquejan a diversas zonas del mundo, como Ucrania e Irak, y por más datos positivos para la economía norteamericana. En Europa, como se esperaba, el BCE no modificó sus instrumentos de política monetaria, sin embargo, mantuvo su compromiso verbal de escalar el estímulo monetario en caso de ser necesario.

Se espera que esta semana los datos económicos en Estados Unidos apoyen el escenario de una economía en expansión, con una alta confianza en los consumidores, y también es posible que la tensión por los conflictos geopolíticos se reduzca. Hacia el fin de la semana pasada se observaron diversos signos prometedores a este respecto.

Por ello, es probable que en el corto plazo los mercados accionarios de los países desarrollados se muevan de laterales a la alza.
Por su parte, es posible que en el IPC de la BMV se mueva de lateral a la alza, siguiendo un movimiento global de disminución de la b.

Por lo que respecta a la parte larga de la curva norteamericana, es posible que la tasa del treasury de 10 años se mueva de lateral a la alza, en línea con los datos económicos y como un respiro ante la baja en la percepción de riesgo global.

También es probable que las tasas en la parte larga de la curva mexicana se mantengan laterales, con la posibilidad de seguir a sus similares norteamericanas en el caso de una alza pronunciada, aunque en todo caso se elevarían menos, lo que llevaría al spread entre los nodos de largo plazo a reducirse.

Esta semana es posible que la cotización peso-dólar fluctué con alta volatilidad en el intervalo de 13.00—13.35.

El principal riesgo que se observa para esta perspectiva durante la semana sigue siendo geopolítico y está relacionado principalmente con los conflictos en Ucrania y Medio Oriente, cuyo agravamiento puede llevar a un nuevo episodio de volatilidad.

México

La semana pasada se publicó la inflación al consumidor de julio, la cual se ubicó en 0.28% vs. 0.25% esperado por FINAMEX y el consenso. Las alzas de precios más importantes se registraron en los servicios turísticos en paquete, transporte aéreo y cebolla, mientras, que las bajas se dieron en el pollo, huevo y algunas frutas. Con estos resultados, nuestra estimación para el 2014 se ubica en 3.79%.

Esta semana se publica la producción industrial de junio, para la cual nuestro modelo arroja un crecimiento de 2.9%, por encima del 2.2% estimado por el consenso. Dentro de nuestro modelo tomamos en cuenta los datos positivos en la producción automotriz y un alza en la importación de bienes intermedios.

También se publicarán las ventas de la ANTAD, para las cuales esperemos un crecimiento de 2.4%, impulsadas por la sorpresa positiva en las ventas de Walmart.

Finalmente, Banxico publicará su informe trimestral de inflación, en donde creemos que mantendrá el discurso acerca de que se observan indicios de un mayor dinamismo en la economía mexicana, aunque es posible que se reduzca la estimación del banco de crecimiento económico para el 2014.

También esperamos que se reitere su perspectiva inflacionaria, la cual si bien ha presentado algunas presiones de alza, se encuentra contenida y se podría ubicar cerca del 3% a principios del próximo año.

Estados Unidos

La semana pasada los principales índices accionarios norteamericanos se mantuvieron volátiles por varios eventos geopolíticos, como el escalamiento en el conflicto en Ucrania y la autorización de ataques aéreos de Estados Unidos al norte de Irak para detener el avance de la organización extremista ISIS.

En cuanto a datos económicos, el balance fue positivo, destacando las solicitudes iniciales de beneficios de desempleo y el índice de servicios ISM de julio, que salieron mejor a lo esperado.

Respecto a la temporada de resultados trimestrales de las empresas, con el 91% de los reportes del S&P 500 ya presentados, el saldo se mantiene positivo, con 64% de las empresas sorprendiendo al consenso en ingresos y el 75% sorprendiendo en utilidades.

Esta semana se publican las ventas minoristas de julio, las cuales podrían acelerarse en términos mensuales por la sorpresa positiva en el ISM no manufacturero.

Por otro lado, se publica el índice manufacturero Empire State de agosto, para el cual el consenso anticipa una ligera caída luego de la fuerte lectura de julio, aunque se espera que se mantenga en zona de expansión. También se publica la inflación al productor de julio, la cual se espera sea menor que el mes anterior.

La agenda de la semana concluye con la producción industrial de julio y la lectura preliminar del índice de confianza del consumidor de la U. de Michigan de agosto.

En cuanto a producción industrial, se espera que ésta se acelere con respecto al mes anterior, como lo sugieren el ISM manufacturero del mes y los empleos manufactureros en la nómina no agrícola.

Con respecto a la confianza del consumidor, se espera que ésta se eleve en términos mensuales, impulsada por la recuperación en el mercado laboral, aunque esto sería limitado por la volatilidadx de los índices accionarios.

Europa

La semana pasada las bolsas europeas sufrieron fuertes bajas debido al escalamiento del conflicto en Ucrania y los débiles datos económicos observados en la zona euro.

Aumentaron las preocupaciones por las represalias anunciadas por el gobierno ruso que impedirá la importación de productos agrícolas, cárnicos y lácteos provenientes de la unión europea, además de que planteó impedir que las aerolíneas occidentales sobrevuelen su espacio aéreo.

La caída también se vio acentuada por la inesperada contracción del PIB de Italia, con lo que técnicamente entró de nuevo en recesión, mientras que en Alemania cayeron de manera inesperada los pedidos de fábrica.

Esta semana en la agenda económica europea destacan los estimados preliminares del PIB del 2T para la eurozona, del que se espera un crecimiento de 0.1%, impulsado por el sector servicios, pero afectado por los débiles datos mostrados en las manufacturas.

También se publica el índice de sentimiento económico ZEW de Alemania, el cual se espera vuelva a caer, sumando ocho meses consecutivos a la baja, esta vez bajando de 27.1 a 14.5, ya que las perspectivas se han visto afectadas por la incertidumbre ocasionada por el conflicto en Ucrania.

Relacionadas

Comentarios