HistoriasNegocios

3 cambios en energía en materia fiscal y presupuestaria

La ley marca una nueva relación entre la energía y la hacienda pública de México, afirmó Luis Videgaray en la ceremonia de promulgación de la legislación.

11-08-2014, 12:14:12 PM
3 cambios en energía en materia fiscal y presupuestaria
Altonivel

Durante la ceremonia para promulgar la más importante de las leyes del ciclo reformista de Enrique Peña Nieto, el secretario de Hacienda, calificó la nueva ley energética como una reforma radical al régimen fiscal del petróleo, el gas y la electricidad.

Un cambio profundo en la relación del sector
energético del país y la hacienda pública federal y son tres los temas
clave que fijaron los legisladores del Congreso, que aprobaron la ley.

En ese sentido, el funcionario federal abundó que es un cambio profundo entre nuestra energía y la hacienda pública nacional, por lo que resaltó tres aspectos en el ámbito fiscal y presupuestario derivado de la reforma energética.

Luis Videgaray destacó tres beneficios fundamentales que traerá esta histórica reforma que cambiará el mapa energético de México, y que son un cambio en el ámbito fiscal y presupuestario derivado de la nueva ley.

Primero, el fortalecimiento financiero de Pemex y la CFE; segundo, la renta petrolera y los ingresos del Estado y, tercero, la creación del Fondo Mexicano del Petróleo para el Desarrollo y la Estabilidad que administrará la renta petrolera.

El fortalecimiento financiero de Pemex y CFE

El objetivo, dijo Videgaray,  no es exagerar sino fortalecer a Pemex frente a la competencia. A partir de esta promulgación ambos organismos adquieren la figura de empresas productivas al servicio del Estado y con un gobierno corporativo que se regirá bajo un mandato de creación de valor.

La CFE creará un nuevo mercado eléctrico y Pemex tiene un nuevo régimen fiscal que fue introducido por el Congreso y que se trata de un verdadero cambio de paradigma.

Al final de 5 años, afirmó el funcionario, Pemex verá una disminución en el monto de derechos que paga de cerca de 90 mil millones de pesos.

Se le disminuye la carga fiscal y el pago de tasa de utilidad neta pasa de 71.5% a 65%. En lugar de pagar 9 derechos, Pemex pagará 3, además del ISR como cualquier empresa.

Además se reconocerán los costos reales y, las pérdidas, podrán ser reconocidas en años futuros.

Se establece que el nuevo régimen fiscal que aplique a las asignaciones, también se aplicará a los nuevos contratos.

En el caso de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), se elimina el aprovechamiento actual que se calcula de manera atípica, y ahora pagará el ISR como cualquier otra empresa.

¿Que se espera que hagan Pemex y CFE?

Que incrementen su inversión eligiendo las mejores inversiones que generen utilidades y ambas pagaran dividendo al gobierno federal.

El monto del dividendo se podrá reinvertir en Pemex y CFE, o se invertirán con fines sociales.

Además, ambas empresas productivas, tendrán plena autonomía para definir en que invierten sus recursos. Ya no necesitarán a la Secretaría de Hacienda para hacer su presupuesto o cuando quieran hacer cambios en él.

Luis Videgaray reconoció la labor de los legisladores y calificó de “buena idea” el que el gobierno federal tenga la facultad de absorber una parte de los pasivos. Esto, aclaró, será posible solo si las empresas y trabajadores acuerdan voluntariamente modificar el régimen pensionario que los rige.

La combinación de estas medidas, menos la carga fiscal y la autonomía presupuestaria, permitirán a Pemex y CFE enfrentar al sector desde fortaleza y tendrán pleno éxito, insistió.

La renta petrolera y los ingresos para el estado

Uno de los retos de las finanzas públicas es la declinación de la plataforma de producción que impacta los ingresos del Estado.

Con esta nueva reforma, dijo, además de generar más inversión y más energía con más calidad y precio, se aumentará la renta petrolera asociada a una mayor producción, y el marco legal generará incentivos para minimizar costos y recibiremos más recursos por cada barril extraído.

Y destacó 4 puntos:

1.- Los contratos se adjudicarán a quien ofrezca el mayor pago al Estado y el mayor compromiso de inversión.
2.- El Ejecutivo establecerá las variables de adjudicación.
3.- Se incrementa el pago de regalías.
4.- El contrato incluye componentes progresivos o sea que habrá más ingresos cuando el yacimiento sea más grande.
5.- Por primera vez se fortalece a los estados donde se produce petróleo y gas.

Fondo mexicano del petróleo que administrará la renta petrolera

Es la institución responsable de los ingresos generados por concepto de hidrocarburos. Será un fideicomiso afincado en el Banco de México con consejeros independientes, que asegurará que los ingresos sean para el bien del país.

Los ingresos obtenidos ya no irán a la Tesorería sino al fondo que transferirá los recursos a sus destinos y usos, de forma transparente.

En conclusión hoy podemos afirmar que tenemos buenas noticias para el país la reforma energética es una nueva relación entre la hacienda pública y los recursos petroleros.

Relacionadas

Comentarios