HistoriasNegocios

Los relojes exclusivos que no pasarán de moda

¿Qué incrementa el valor de un reloj? Que sea de marca prestigiosa, tenga complejidad, se convierta en pieza histórica y sea parte de una colección exclusiva.

07-08-2014, 10:08:59 AM
Los relojes exclusivos que no pasarán de moda
Inversionista

Desde 2010, Rafael Nadal luce en su
muñeca un Tourbillon RM 027, el reloj más ligero del mundo que pesa solo 18
gramos. Fabricado a mano a partir de materiales tan sorprendentes como titanio,
litio, aluminio, cobre, magnesio y zirconio, su reloj consta de una edición
limitada a 50 ejemplares. ¿Su precio? La friolera suma de $475 mil dólares.

Según la opinión
de varios expertos consultados, lo que incrementa el valor de un reloj es que
pertenezca a una marca de prestigio, sus materiales de fabricación, que
eventualmente se convierta en una pieza histórica, y que pertenezca a una
colección (a mayor exclusividad, el costo aumenta).

Así, el modelo que luce el
tenista reúne estos elementos que seguramente lo harán más valioso en unos
años. ¡Pero existen otros más!

Complejo mecanismo

En el caso de este reloj, el Tourbillon
volante compensa el efecto de la gravedad sobre el movimiento del engranaje
para conseguir precisión exacta. Esta es apenas una de las complicaciones  a nivel técnico que añaden funciones al
reloj, más allá de la hora y los segundos. Otras pueden ser: calendario anual,
calendario completo, calendario perpetuo, cronógrafo (que permite evaluar
intervalos de tiempo con inicio y final), fases de la luna y repetición de
minutos (relojes de sonería, tipo Big Ben).

Valor anecdótico

Pensemos en el Rolex Daytona. Es el caso de relojes que
pertenecen a un célebre deportista, tal como sucedió con el Rolex Daytona Paul
Newman
, que la firma lanzó en 1961, conmemorando la participación del actor en
esa carrera. El precio récord lo detenta un ejemplar bautizado como Paul Newman
Spirit of Japan, que hace poco se vendió en $360 mil dólares.

El gusto mexicano

El mercado
nacional
es de conocedores, y aunque no crece tanto como China o Dubái, por
ejemplo, sí cobra mayor relevancia. Esto puede constatarse año tras año en el
Salón Internacional Alta Relojería (SIAR), el más importante evento del sector
en toda Latinoamérica, donde los directores de marcas suizas corroboran, cada
año, nuestro interés por saber más y adquirir los mejores relojes.

Los asistentes al
SIAR 2013 nos revelaron en exclusiva que, a la hora de elegir, el mexicano es
más vanguardista y ostentoso; prefiere una estética no tan clásica y desea que
la marca se note, que se sepa que trae puesto un accesorio de alta relojería.
Por eso, tienen éxito los diseños de caucho, grandes, muy visibles, con
carátulas de 42 a 44 milímetros, más aspiracionales. En Europa y China
prevalece un gusto más clásico, de carátulas pequeñas, de 39 o 40 mm.

Suizos, los mejores

Para Beatriz
Salinas
, gerente de relojería de Joyerías Berger, dentro de las grandes marcas
menciona el caso de Rolex, que se ha ganado un lugar muy importante en la
industria
, por tratarse de un reloj que se deprecia muy poco a corto plazo y
solo se consigue a través de distribuidores exclusivos. Además, a diferencia de
otras marcas, su valor aumenta al descontinuar los modelos.

Rolex ha
establecido normas de calidad cuidadosas a partir de un trabajo minucioso. “El
99% de su producción son relojes de cuerda con mecanismo exacto, que no debe
retrasarse más de cuatro segundos al día. La mayoría de las 230 piezas de un
reloj están pulidas o decoradas a mano. Para obtener un cronómetro Daytona de
acero, por ejemplo, ¡hay que esperar más de un año!”

Rolex mantiene su
sello: crear modelos emblemáticos, como el vendidísimo Date Just, que usa la
golfista Lorena Ochoa. Salinas habla de otros de reciente aparición: Lady
Oyster Perpetual
(modelo hermético al agua); Yacht-Master II (pionero en el
sistema anillo comando, patentado por Rolex) y GMT-Master II, equipado con el
calibre 3186, movimiento mecánico de cuerda automática.

Un cheque al portador

Para Salinas,
“adquirir un reloj de una marca reconocida es garantía, un cheque al portador.
En el momento que necesites el dinero, lo puedes vender con una depreciación
mínima
, a diferencia de otras marcas, que se llegan a devaluar hasta 50 o 60%”.
A la hora de adquirir un reloj de firma es fundamental:

a) Comprar en una
joyería de prestigio para tener el respaldo de la casa. “Aunque las marcas
ofrecen su garantía, si un cliente trae un reloj que no funciona, no puedo
cambiarlo si no lo compró aquí y tiene pedimento de importación”.

b) Exigir
garantía por escrito. Prácticamente cada reloj lleva grabado
un número de serie, igual que los coches.

c) Evitar lo
barato, que sale caro. “Ojo con comprar a cualquiera, porque
el reloj puede ser robado y, al llevarlo a servicio, lo detienen y no lo
regresan. Un cliente me trajo un reloj que le costó $10 mil dólares (su precio
real es de $30 mil). Cuando lo revisé, resultó falso”.

d) Cuidado con
ventas por internet. “Aparecen buenas ofertas; sin embargo,
hay que hacer el pago al cerrar la operación, sin saber si el reloj se
encuentra en buen estado. No hay posibilidad de cambiarlo o reclamar”.

Los nuevos clásicos

Carlos Colunga,
experto de Berger en Patek Philippe (PP), explica: “Esta marca es por la que
más pagan los coleccionistas fuertes. Desde hace años se considera el mejor
reloj del mundo. El ‘sello Patek’ significa cumplir con todas las normas del
control de calidad. En las subastas, marcan récord sus modelos con
complicaciones, los cuales son raros”.

Finalmente, tenemos a
Cartier, firma francesa fundada en 1847, la cual se ha ganado un lugar entre el
consumidor mexicano. No en vano es una de las más “fusiladas”, aunque sus
voceros se niegan a hablar del asunto, pero sí confirman que sus novedades
apuntan a crear nuevos clásicos. Eso sucede con su Calibre1904 MC. De líneas
poderosas, caja robusta, arquitectura inédita, es el primer reloj 100% desarrollado
por la firma francesa con una apuesta importante: que en 20 años sea un
clásico”. Ya veremos qué sucede en 2034.

Relacionadas

Comentarios