Blogs + OpiniónTecnología

Las tabletas no son la solución a todos los problemas de tu negocio

Cuando se piensa en incorporar dispositivos móviles a una organización, la primera idea que se viene es utilizar tabletas para operarla, pero esta no siempre es la solución.

27-12-2016, 3:42:24 PM
DepositPhotos.

En la actualidad existe un boom del uso de una gran variedad de dispositivos móviles que podemos utilizar en cualquier organización, gracias a la adopción del IoT (Internet of Things) vemos a diversas compañías subirse a esta ola con todo tipo de tecnología, sin embargo, el seleccionar la herramienta adecuada puede ser un tanto más complicado de lo que a simple vista creemos que es.

Firmas de investigación a nivel internacional, afirman que cada día las empresas se suman a la adopción de nuevas tecnologías e invierten en áreas como: móvil, social, analytics y nube.

En México se prevé un crecimiento del sector de Tecnologías de la Información (TI) de 3.8 por ciento, de acuerdo con datos recientes de IDC. Sin embargo, todos concuerdan con que es tiempo de que se comience a analizar la manera en la que estas tecnologías afectarán a las empresas.

Lee también: Cloud learning, el Netflix de la educación en línea.

Hoy por hoy, la movilidad es un concepto un tanto ambiguo, ya que para poder operar cualquier empresa es, por así decirlo, no del todo aplicable para todas las áreas de la misma, ni tampoco a todos los dispositivos móviles que están en boga, se debe ser muy cuidadoso a la hora de seleccionar qué operaciones se realizará en cada dispositivo con el que se cuenta.

La gran mayoría de la gente confunde el término móvil con teléfonos celulares, lo cual no es del todo incorrecto, pero sí muy limitado. Un dispositivo móvil puede ser desde un simple lector de código de barras hasta cualquier tableta de moda para ver noticias en tiempo real y jugar, sin embargo, cuando piensan en incorporar dispositivos móviles a la organización, la primera idea que se viene a la mente es utilizar tabletas para operarla, pero ¡cuidado! Esto no siempre es la solución.

Por ejemplo, el departamento de ventas. Los vendedores de piso o de calle pueden estar muy cómodos utilizando una tableta y es una buena elección, sin embargo, en las cajas sería un tanto complicado su uso dadas las características de esta operación y su conectividad con varios dispositivos, tales como lectores de códigos de barras, básculas, cajones de dinero, etc. Por lo que dependiendo de la operación se deberá de seleccionar el dispositivo, móvil o no, para que sea exitosa.

Existen otros casos en los que dependerá del usuario la mejor forma de realizar la operación correspondiente, como la facturación, la cual, si es muy complicada o laboriosa con adendas, descuentos, etc., la mejor opción es mediante una interfaz de escritorio, pero si es de poca captura, una interfaz de una tableta pudiera funcionar mejor, dependiendo siempre de la preferencia del usuario.

Actualmente se tienen varias alternativas para la utilización del software de operación en las diferentes plataformas móviles, desde escritorios remotos, aplicaciones web o nativas.

Tanto las tabletas como los teléfonos inteligentes pueden seguir siendo muy útiles para las consultas ejecutivas o bien procesos sencillos y de poca información desplegada en pantalla, así como las típicas consultas de correos electrónicos, ya que el problema sigue siendo lo limitado de la pantalla, principalmente en los teléfonos inteligentes.

Otra de las preocupaciones es la seguridad: cómo es que puedo proteger mis datos ante una avalancha de productos que me tienen conectado en todo lugar y momento. Sin duda las compañías desarrolladoras de tecnología están conscientes de ello por lo que siguen creando soluciones diversas para mitigar estos riesgos, también es importante señalar que la mayoría de los ataques a los que se han enfrentado las empresas han sido por falta de capacitación en los sistemas informáticos convencionales.

Las clásicas recomendaciones para los usuarios deben de cumplirse, como cambio de claves más robustos, conectar dispositivos en redes separadas, deshabilitar o proteger al acceso remoto a dispositivos innecesarios e instalar actualizaciones.

Por otro lado, los fabricantes deben de usar conexiones cifradas, implementar medidas para evitar una infiltración a los accesos clave, verificar listas de revocación de certificados, brindar soportes inteligentes cuando la conexión de los dispositivos falla y asegurar la información.

Así que el reto este nuevo año será, por un lado, desarrollar nueva tecnología de uso rudo para que realmente el término de movilidad pueda llevarse a otro nivel; y por el otro asegurar los datos en todos los niveles y para todos los dispositivos, de esta manera cada empresa debe seleccionar el dispositivo móvil que mejor se adapte a los usuarios y operaciones, sin caer en la fiebre de las tabletas como salvadoras de toda operación.

Recuerda, lo importante no es llegar primero sino saber llegar.

Relacionadas

Comentarios