'; Alto Nivel
HistoriasManagement

7 cosas que debes saber antes de emprender

Emprender es una aventura que requiere esfuerzo y preparación, pero también mucha planificación. Te mostramos una pequeña guía para preparar tu camino.

07-08-2014, 12:24:55 AM
7 cosas que debes saber antes de emprender
Altonivel

El todo empieza de la nada y en el caso de las grandes empresas pasa lo mismo. Firmas mundialmente reconocidas tuvieron sus raíces en pequeños proyectos de emprendimiento, y pocas iniciaron con grandes sumas en el bolsillo y una súper estructura organizacional.

Para muchos expertos, el siglo XXI es considerado el mejor siglo para emprender, por diversas razones, pero también coinciden en que el comienzo no es sencillo y requiere de una base sólida. Y tú, ¿sabes por dónde empezar tu emprendimiento?

Te recomendamos leer: De emprendedor a emprendedor, 7 tips de Joshua Aguilar

Las exigencias, versatilidad, fugacidad e inmediatez del mercado exigen, cada vez más, estructura y visión por parte de los emprendedores, los tiempos donde se creaba uno o dos productos para cubrir una necesidad se han terminado; la tecnología y el Internet han impulsado miles de opciones para que el cliente decida. Ante ello, existen ciertos factores que cualquier emprendedor debería saber antes de dar cualquier paso. 

Launch! The Critical 90 Days From Idea To Market, escrito por Scott Duffy, se centra en los primeros pasos que debe dar un emprendedor antes de alcanzar el éxito y aquellas cosas que nadie sabe, pero que todos deberían tomar en cuenta. Martin Zwilling, CEO y fundador de Startup Professionals, hace un análisis del libro y nos brinda los siguientes puntos:


1. Aprende la definición de riesgo

Algunos emprendedores piensan que correr el riesgo más alto te garantizará un mayor beneficio, bueno, están equivocados.

La palabra emprender también significa arriesgar, pero no perderlo todo.

El consejo es pensar y planificar de manera estratégica la idea de tu negocio, siempre plantea metas objetivas y presupuestos realistas, recuerda que debes tener algo guardado por si el producto falla. ¡Tu futuro debe estar asegurado!

2. ¿Emocionado? Es tiempo de equilibrar tu optimismo

Es cierto que todo emprendedor se caracteriza por ser apasionado y positivo –al menos la mayoría–, sin embargo, debes modular tu estado de ánimo, también debes tomar en cuenta el panorama pesimista, esto te ayudará a tener una visión más realista de lo que puede pasar.

De acuerdo con Zwilling, esto también ayuda a delimitar presupuestos: “Coge tus previsiones de ingresos y córtalos a la mitad. Después repase sus gastos y dóblelos”.

3. ¿Y el financiamiento?

Sabemos que toda idea tiene su mérito, pero la realidad es que no todas son productivas. El trabajo de encontrar inversionistas es arduo, por ello se recomienda invertir en un buen representante que te garantice encontrar ‘padrinos’.

Toma en cuenta todas las opciones sobre la mesa, desde inversionistas serios, amigos con dinero y visión, hasta préstamos bancarios; analizar y comparar los riesgos de cada uno, es tarea tuya. 

Te recomendamos: Femsa crea fondo de apoyo a emprendedores

4. Antes de empezar… habla con tu familia

Existen matrimonios rotos y familias destrozadas por arriesgar todo y emprender, así que no tomes este punto a la ligera. El autor recomienda discutir los planes y, por supuesto, los costos del proyecto, e importante que la familia esté enterada de los riesgos y, si es posible, que estén de acuerdo con los montos a invertir y el tiempo de espera para observar ganancias. 

5. No mezcles tus finanzas personales con las del negocio

Ésta es una regla de oro, pon tu capital y el de la empresa en cuentas separadas, asegúrate de que en caso de un fracaso el problema no llegue hasta tu familia, “aquí es donde emprender se vuelve algo real”, indica Zwilling.

También no es recomendable usar tarjetas de crédito personales para financiar a tu empresa, esto no es lo correcto, debes asegurarte que el capital de banco sea de un préstamo específico para el negocio, así es más fácil encarar los riesgos. 

6. Contrata a los expertos

El emprender no quiere decir que hagas todo, aunque no lo sepas hacer. Asegúrate de no tomar riesgos con ciertas cosas, por ejemplo: la contabilidad, los RRHH, la estrategia de marketing, etc. Por ello es bueno que te asesores desde un inicio, recuerda que para emprender, tienes que invertir desde antes. 

También puedes leer 3 sectores que todo emprendedor debe estudiar

7. Verifica la parte legal

Contrata a un abogado desde el inicio de la idea, él te sabrá guiar desde los derechos de autor hasta los términos y trámites legales a la hora de formalizar el negocio. Es importante que todo el tiempo cuentes con esta asesoría, así evitarás sorpresas en el camino. 

¿Cuáles son las recomendaciones que darías a los emprendedores? Antes de empezar, ¿cuáles son tus reglas de oro? 

Relacionadas

Comentarios