HistoriasMicrositio

7 claves para aprender a vender… sin vender

La táctica de insistir hasta la muerte ya no funciona en la actualidad y esta nueva estrategia puede ayudarte a aumentar los resultados de tu área de ventas.

31-07-2014, 11:16:23 AM
7 claves para aprender a vender… sin vender
Eduardo Lan, Mesa Consultores

Vender no funciona. Si te preguntara cómo te sientes cuando alguien está tratando de venderte algo, seguramente responderías que te sientes incómodo, presionado, acechado, aburrido o algo similar, pero pocas veces me dirías que te sientes encantado con el hecho. Esto quizá se debe a la avalancha comercial a la que estamos sujetos diariamente y en todo momento.

Es común, incluso constante, que alguien nos esté tratando de vender algo, lo que sea. Encendemos la televisión y ella está repleta de comerciales tratando de todas las maneras posibles de manipularnos a comprar algún producto o servicio. Abrimos un periódico o revista y hay más anuncios vendiendo cosas que contenido editorial. Vamos por la calle y es casi imposible no ser sujetos de la presión de algún individuo o comercio que intenta separarnos de nuestro dinero.

Te recomendamos leer: Usa el lenguaje persuasivo para crear empatía y vender

Incluso al salir de vacaciones nos vemos asediados por comerciantes insistentes y muchas veces molestos, como es el caso de los vendedores de tiempos compartidos. Yo me he topado con ellos y juré nunca comprar uno.

Hemos aprendido a repeler y huirle a quien sea que nos quiera vender algo, y automáticamente desconfiamos.

Entre más nos quieren vender, más dudamos del vendedor. Entre más nos hablan sobre las maravillas del producto, menos escuchamos y ponemos atención. Entre más insistente es el vendedor, más a la defensiva nos ponemos nosotros.

Así las cosas, es curioso, al menos para mí, que los vendedores sigan empleando la táctica de insistir hasta la muerte, dado que en la actualidad esto raramente funciona.

En una entrada anterior llamada El nuevo ABC para lograr ventas efectivas terminé diciendo:

“Nadie quiere que le vendas, sino que le ayudes”.

A continuación enumeramos los 7 elementos clave que componen lo que denominamos “Ventas sin vender”:

1. No intentes cerrar una venta, intenta abrir una relación

En Mesa Consultores decimos que la relación es el cimiento de todo logro. Hoy día, también lo es en las ventas. Una razón esencial por la que actualmente alguien, en este mundo tan comercialmente competido, te compraría a ti en lugar de a otro proveedor, es porque tiene una relación contigo, la cual se basa en respeto, confianza, honestidad, y todos los demás valores que fundamentan una buena relación.

2. Ayuda a tu cliente, no les vendas

Recuerda, venderle es una consecuencia. Si quieres ganarte el respeto y la confianza de la gente, ayúdales, no les vendas. Esto implica aportar valor desde la primera interacción que tienes con la persona, sea ésta por teléfono o presencialmente, e incluso proveerle opciones que, inicialmente, no te convengan a ti, tal como recomendarle a otro proveedor. 

3. Entiende realmente a tu cliente

Siempre me sorprende cuando me encuentro con vendedores que ni siquiera se toman el tiempo de estudiar a su cliente, su negocio, mercado, retos, necesidades, etc. En estos tiempos en los que el acceso a la información es tan fácil y es posible averiguar tanto con una simple búsqueda en Internet, es inconcebible e imperdonable que no se haga.

4. Confronta a tu cliente

Esto es, califica rápidamente y a menudo al cliente con pequeñas confrontaciones. Ventas sin vender se aleja del modelo tradicional de ventas serviciales, en el cual el cliente dice salta y uno pregunta qué tan alto, en el que estamos dispuestos a cortejar de manera indefinida al cliente aún cuando presentimos que no está interesado por el momento.

Es mucho más efectivo y convincente calificar rápidamente y a menudo al cliente haciendo preguntas abruptas y poderosas, tal como: ¿este producto o servicio es algo que le ayudaría a lograr sus objetivos actuales y está interesado en adquirirlo en este momento?   

5. Ante todo se honesto

Las ventas sin vender se basa en ser 100% honestos. Si no eres la mejor opción, no pretendas serlo; si no puedes ayudar al cliente, díselo; si sabes de alguien que le puede ayudar mejor que tú, recomiéndalo. Si le mientes al cliente, éste se dará cuenta de ello en poco tiempo y seguramente no te volverá a comprar. Por el otro lado, si eres honesto, es probable que no te compre en esta ocasión pero que haga negocios contigo en un futuro.

6. Mantente dispuesto a abandonar la venta

Una de las maneras más seguras de generar resistencia en el cliente es apegarte a la venta e insistir en ella. Las personas se dan cuenta cuando lo estás haciendo y ello genera la percepción de desesperación, lo cual significa, al menos en términos de interpretación, que tu producto o servicio no es muy bueno.

7. De principio a fin

Algo que debes tener en cuenta sobre esta estrategia de ventas sin vender es que inicia desde el primer contacto y nunca termina.

Muchos vendedores se dan por vencidos después de la primera visita a un cliente al que no le venden y nunca lo vuelven a buscar o visitar. Por otro lado, muchos vendedores dejan de atender al cliente una vez que se firma el contrato. Ambas fórmulas son erróneas, puesto que comunican al cliente que lo único que te interesa es venderle y no, realmente, ayudarle.

Termino esta columna la noche antes de irme de vacaciones con mi familia a mi tiempo compartido, aquel que juré que jamás compraría. ¿Qué me hizo cambiar de opinión y comprarlo? Me encontré con una compañía y un vendedor que siguieron varios de estos pasos:

1)  La compañía que me lo vendió es una cadena de hoteles seria e internacional con una excelente reputación, lo cual implica una relación de honestidad y confianza.

2) Se dieron a la tarea de entender mis necesidades y me ofrecieron exactamente lo que necesitaba, ni más ni menos.

3) En ningún momento me presionaron o exageraron los beneficios del producto. De hecho, me invitaron al resort todo pagado sin obligarme a asistir a la presentación del tiempo compartido.

4) Durante la presentación, a la cual accedí a ir voluntariamente, estaban dispuestos a no cerrar la venta si yo no la deseaba.

5) Fueron totalmente honestos conmigo y me dijeron exactamente qué esperar y no esperar del producto, y después lo cumplieron al pie de la letra, y

6) Me brindaron un extraordinario servicio en todo momento: antes, durante y después de la venta. 

Te recomendamos leer también: Guía de imagen para lograr ventas persuasivas

El autor es socio consultor y director de metodología en Mesa Consultores, una firma especializada en transformación organizacional, con más de 15 años de experiencia, asesorando en temas de liderazgo, clima laboral y renovación cultural. Puedes seguirlo en Twitter en las cuentas @MesaConsultores y @elanbenrey.

Relacionadas

Comentarios