ActualidadHistorias

Reunión Fed y datos de EU marcarán pauta en Latam

Los inversionistas en divisas de América Latina fijarán la mirada esta semana en EU, donde se divulgarán datos de suma relevancia y su política monetaria.

28-07-2014, 8:58:46 AM
Reunión Fed y datos de EU marcarán pauta en Latam
Reuters

Los inversionistas en monedas de América Latina fijarán la mirada esta semana en Estados Unidos, donde la divulgación de datos económicos de suma relevancia y la reunión de política monetaria de la Reserva Federal serán claves para orientar sus apuestas.

La importancia de las cifras, que incluyen un adelanto del Producto Interno Bruto (PIB) del segundo trimestre y el reporte mensual sobre el mercado laboral, radica en que la evidencia de mejoría económica podría llevar a la Fed a adelantar sus planes de una eventual alza de tasas de interés.

Los mínimos costos del crédito en Estados Unidos han sido un factor fundamental en la llegada de masivos flujos de capital a los mercados financieros de América Latina en los últimos años, por lo que cualquier indicio de aumento podría golpear el desempeño de las monedas.

Por otro lado, los focos de tensión geopolítica en Ucrania y Medio Oriente seguirán siendo un elemento perturbador en el ánimo de los jugadores del mercado, que podrían optar por la seguridad del dólar y otros activos como el oro ante cualquier brote de aversión al riesgo.

MÉXICO

Para el país más expuesto de la región al devenir económico de Estados Unidos, las cifras del PIB, el empleo y la actividad manufacturera podrían ser el catalizador necesario para romper con el estancamiento observado en la negociación del peso mexicano en las últimas seis semanas.

El soporte base para la paridad cambiaria se ubicará en 12,90 por dólar, mientras que la resistencia estará en 13,0 unidades por billete verde. Sorpresas positivas del lado de las cifras de actividad abrirían la puerta a la zona de 12,85-12,80 por dólar.

En tal sentido, el frente doméstico también podría jugar a favor de la moneda ante el progreso en la aprobación de la legislación secundaria de una histórica reforma del sector energético local.

BRASIL

En Brasil, los inversionistas también harán un estrecho monitoreo de las cifras del PIB y el empleo estadounidense en busca de señales acerca del futuro de la política monetaria.

Aunque la expectativa de cambios en el anuncio de la Fed el 30 de agosto es casi inexistente, el banco central podría reconocer el mejor momento que atraviesa la mayor economía del mundo y sacudir con ello a los mercados, estimaron especialistas brasileños.

El real cotizaría entre 2,20 y 2,25 por dólar, un rango en el que se mantiene desde inicios de abril debido a las constantes intervenciones del banco central local.

CHILE

El peso chileno fluctuaría esta semana entre 560 y 567 unidades por dólar, atento principalmente a los eventos externos.

“En estos momentos el tema geopolítico es lo que está complicando a los mercados, por lo tanto, el comportamiento que tenga el tipo de cambio durante la próxima semana seguirá muy relacionado con las noticias que tengamos desde Ucrania y Oriente Medio”, dijo un operador en Santiago.

PERÚ

La moneda peruana se apreciaría ligeramente debido a que bancos locales buscarán deshacerse de un exceso de dólares, en una semana reducida debido a feriados locales por la celebración de las fiestas patrias el lunes y el martes.

“Se espera un tipo de cambio estable, pero el sol podría subir un poquito teniendo en cuenta que el mercado está sobrecomprado de dólares, las empresas venderán para pago de planillas. Por fiestas patrias hay muchos gastos por viajes, la gente vende sus ahorros para hacerse de soles”, dijo un agente en Lima.

El sol se negociaría entre 2,780 y 2,790 unidades por dólar.

ARGENTINA

El peso argentino mayorista seguirá controlado por el Banco Central, que instrumenta una ligera depreciación semanal acorde a su política cambiaria. La moneda doméstica debería ir hacia las 8,21 unidades por dólar, desde la zona de 8,18 de la semana anterior.

Sin embargo, el mercado financiero mira con atención las negociaciones de último momento entre el Gobierno argentino y acreedores conocidos como ‘holdouts’ en una disputa por deuda incumplida de Argentina, que tiene al país al borde de una nueva cesación de pagos.

El peso argentino en la plaza marginal mantendría una brecha en torno al 55 por ciento frente al precio oficial, aunque operadores coinciden en que el diferencial se ampliaría de inmediato si no se destraba el frente judicial en Estados Unidos.

Relacionadas

Comentarios