HistoriasNegocios

Reportes corporativos evidencian dependencia en AL

Los deslucidos reportes de firmas estadounidenses en América Latina también exponen la fragilidad de sus operaciones en esta región.

25-07-2014, 1:03:58 PM
Reportes corporativos evidencian dependencia en AL
Reuters

Compañías estadounidenses están reportando débiles resultados financieros en Latinoamérica, lo que deja en evidencia los riesgos que genera la dependencia de Brasil y de otros mercados emergentes de la región para seguir creciendo.

Empresas como Ford Motor Co, 3M Co y Caterpillar Inc reportaron ganancias del segundo trimestre que expusieron la fragilidad de sus operaciones en Latinoamérica.

Puede que el depreciado tipo de cambio en Venezuela sea un lastre para las finanzas corporativas estadounidenses, pero los últimos resultados apuntan a dificultades aún mayores.

Varias compañías reportaron un débil desempeño en Brasil, la mayor economía latinoamericana que algunos especialistas temen se encuentre al borde de una recesión.

“El lugar donde veo algo más de desafío es en Latinoamérica”, dijo el jefe ejecutivo de 3M, Inge Thulin, a analistas durante la conferencia telefónica de la compañía para comentar los resultados divulgados el jueves.

La empresa de manufacturas diversificadas, que produce desde suministros para oficinas hasta adhesivos industriales, redujo su proyección de ingresos para el año en la región, la de peor desempeño en el trimestre por un caída de las ventas en Brasil.

Las compañías estadounidenses que han apostado a economías emergentes de América Latina en busca de crecimiento se han visto desalentadas en los últimos meses por la agitación política y económica de Brasil, problemas con el tipo de cambio en Venezuela y la larga batalla de Argentina con sus acreedores.

“Este es el tipo de altibajos de los mercados emergentes”, dijo J. Bryant Evans, que gestiona el portafolio de activos internacionales de Cozad Asset Management en Illinois.

Economías rezagadas

Un sondeo realizado este mes a más de 60 economistas reveló que las economías de América Latina probablemente crecerán este año a un ritmo menor que el estimado en un principio.

Se espera que las economías de Brasil, Argentina y Chile sufran una desaceleración este año frente al anterior. Y México está lejos de alcanzar la rápida expansión prometida con sus reformas económicas, de acuerdo a la encuesta.

Los prospectos de las compañías en Latinoamérica hasta ahora han sido golpeados por la competencia, la falta del esperado crecimiento de la clase media y fluctuaciones en los precios de las materias primas, dijo Rafael Amiel, director de economía latinoamericana en la consultora IHS.

“Para las multinacionales, el esperado crecimiento no está ocurriendo en muchos mercados latinoamericanos”, dijo Amiel.

Sudamérica fue la única región en el mundo en la que Ford reportó pérdidas trimestrales: 295 millones de dólares, frente a una utilidad de 151 millones de dólares del año previo.

Las naciones del cono sur “siguen siendo mercados mayormente cerrados que tienen barreras comerciales en varios sectores de sus economías, de modo que realmente son muy poco competitivas en términos globales”, dijo a Reuters el jefe financiero de Ford, Bob Shanks. “Ahora que el capital está saliendo, esas compañías están sufriendo”.

La importancia del mercado brasileño para las empresas estadounidenses ha ido en aumento en los últimos años.

Aunque Sudamérica se ha mantenido estable aportando alrededor del 1,6 por ciento de las ventas de las compañías que cotizan en el índice bursátil S&P 500 de Estados Unidos, el peso de Brasil en las ventas en la región más que se duplicó entre inicios del 2010 y el 2014, según datos de Thomson Reuters.

Esta semana el Gobierno brasileño recortó sus proyecciones de crecimiento económico para el 2014 al 1,8 por ciento desde el 2,5 por ciento. Los economistas creen que la expansión podría ser incluso menor: un 0,97 por ciento, según un sondeo semanal.

Grietas en México

Caterpillar, que reportó un descenso del 16 por ciento en sus ventas del segundo trimestre en Latinoamérica, redujo su pronóstico de ingresos totales en parte por las preocupaciones en torno a Brasil, dijo el jefe financiero Brad Halverson en una entrevista con Reuters.

“Estamos preocupados por Brasil”, dijo Halverson. “Ellos subieron las tasas de interés el año pasado. La economía se está desacelerando. La confianza del consumidor se está desplomando junto con la moral de las empresas”.

Whirlpool Corp reportó una menor utilidad operativa en Latinoamérica y recortó su estimación de ventas de electrodomésticos en la región para este año. De todos modos, sus ejecutivos dijeron que la debilidad en Brasil era una preocupación de corto plazo y fueron optimistas con la economía.

“Seguimos creyendo que los indicadores macroeconómicos de Brasil apuntan a un crecimiento de la demanda en el largo plazo”, dijo a analistas Mike Rodman, presidente de Whirlpool International.

Y han surgido algunas fisuras en México, la segunda mayor economía de la región.

Por ejemplo, un nuevo impuesto en México ha generado presión sobre compañías de alimentos y bebidas estadounidenses como PepsiCo, que culpó al tributo por los declives de ventas en su negocio de snacks.

Aunque compañías como 3M reportaron sólidos resultados en el país, la economía mexicana creció apenas un 0,3 por ciento en el primer trimestre del año.

John Gerspach, jefe financiero de Citigroup, que tiene unos 11.700 millones de dólares en préstamos de tarjetas de crédito en Latinoamérica, dijo a analistas la semana pasada que “en momentos en que la economía de México sigue luchando para realmente recuperar el impulso que todos pensaron que tendría, el gasto de los consumidores no ha sido robusto”. 

Relacionadas

Comentarios