HistoriasManagement

5 tareas para ser una superestrella de la productividad

Las agendas sobresaturadas ya no son sorpresa, sorpresas son aquellos que logran cumplir sus objetivos eficazmente. ¿Cómo lo logran? John Brandon te dice cómo.

23-07-2014, 12:41:01 PM
5 tareas para ser una superestrella de la productividad
AltoNivel

Tener una agenda sobrecargada ya no es algo que sorprenda a los profesionales. Pero lo que sí puede ser relevante y hasta poco común, es ver que alguien logre resolver la mayor parte de sus objetivos diarios de manera efectiva. Entonces nos preguntamos, ¿qué hacen esos personajes para tener un nivel de productividad tal que pareciera que tienen un clon?

John Brandon, experto en temas de tecnología y gestión de empresas, asegura que conforme la vida se hace más práctica ante la evolución de la tecnología, se convierte en una necesidad y prioridad ser personas multitasking – a pesar de los riesgos que esto conlleva-. Te recomendamos leer: ¿Eres multitasking? ¡Cuidado! Eso ya no es productivo

¿A qué se refiere? Pues a lo que haces constantemente: actualización de tus redes sociales, administración de la agenda electrónica, conciliación de viajes de negocio, revisión de reportes y proyectos, coordinación con asistentes, y la lista puede seguir y seguir.

Frente a esto, es común que podamos confundir la prioridad de la urgencia. Así que el experto ofrece una serie de conejos para convertirte en una superestrella de la productividad.

1. Primero, las tareas difíciles

¿Cuántas veces has decidido empezar por lo más sencillo? Para muchos pareciera que esta es la mejor opción para avanzar, pero la realidad es que las tareas más complejas son las que quitan la mayor parte del tiempo, y usualmente, son las más importantes. Brandon recomienda dar un vistazo a la agenda antes de comenzar el día, asegúrate de separar las tareas difíciles, las urgentes y aquellas que pueden ser postergadas – utiliza colores o signos para diferenciarlos-. 

También se trata de una cuestión mental, si dejas la tarea más difícil para el final, mientras realizas las tareas restantes seguro que no dejarás de pensar en el gran desafío, lo mejor es comenzar por aquello que te quitará tiempo y concentración. 

2. Pide y ofrece ayuda a tus colaboradores

“Es la regla de oro de la productividad en los negocios: ayuda a los demás que ellos te ayudarán”, indica Brandon en su artículo de la revista Inc.com. La recomendación es que esta relación sea recíproca, asegúrate de dar la mano a tus compañeros y colaboradores cuando ellos lo necesiten y no temas de pedirlo cuando tú estés de lado contrario a la situación. Dar y recibir

3. Si ya lo empezaste, ¡termínalo!

No sólo aplica en la vida laboral, también es una regla que debes seguir en cualquier reto que te atrevas a  realizar. Sí, sabemos que parece un consejo obvio, pero de verdad… ¿Cuántos lo ponen en práctica?

Es sencillo, si tienes que enviar por mail el proyecto y te está entrando una llamada no contestes o envía el mensaje instantáneo de que te comunicarás más tarde. Cuando termines de hacerlo, entonces sí, haz lo siguiente en la lista. Se trata de organización y control. 

Te recomendamos: “5 acciones máximas para aumentar tu productividad”.

4. ¿Un callejón sin salida? ¡Comienza de nuevo!

No se contrapone con el consejo anterior, lo que quiere decir Brandon es que existen ocasiones donde todo sale mal, inclusive los gráficos de Excel, si este es el caso, lo mejor es que comiences de nuevo, así encontrarás dónde está el error. Si crees que por ahorrarte tiempo puedes tomar parte de la presentación fallida, debes tener mucho cuidado, a veces los errores parecen imperceptibles. 

5. Evita la tentación de pedir ayuda antes de tiempo

Tu trabajo es encontrar soluciones a aquellos problemas que te llegues a enfrentar, no sólo demuestra tu capacidad y habilidad, también tu resistencia al cambio y el manejo de problemas. Si solicitas ayuda antes de tiempo, no sólo rompes con ciclo de aprendizaje, sino limitas tus propias habilidades. Sé cuidadoso en ello. 

6. Evita las distracciones

Evita los ‘momentos ardilla’. ¿Quién no recuerda al perro de la película Up cuando se distraía y gritaba “ardilla”?-, las distracciones quitan tiempo y son grandes obstáculos para poder redirigir energías y atención. Si una tarea te lleva dos horas, con distractores puedes llegar a duplicar este tiempo.

“Obtén un buen par de auriculares, encuentra un lugar tranquilo y solitario para trabajar, pon el celular en vibrar y asegúrate de que el mail esté cerrado. Guarda tus momentos ardilla para las horas fuera del trabajo”, indica Brandon. 

También puedes leer “Cinco mitos sobre la productividad”.

¿Cuáles son los consejos que brindas para aumentar tu productividad al terminar estas vacaciones? ¿Cuál es tu secreto para reincorporarte a la oficina?

Relacionadas

Comentarios