HistoriasManagement

4 recomendaciones para contratar talento y no género

El 40% de las PEA son mujeres, pero 60% gana el salario mínimo. ¿Cómo lograr la equidad de género y aumentar la ganancia en tu empresa?

23-07-2014, 12:07:50 AM
4 recomendaciones para contratar talento y no género
Tatiana Gutiérrez

Lejos de verlo como una obligación de Responsabilidad Social Corporativa, las grandes empresas están tomando en serio el tema de equidad de género para mejorar su gestión de capital humano. Los resultados en muchos de los casos han sido exitosos. ¿Por qué?

Es decir, ¿qué pasaría si los puestos fueran para aquellos que llenen las expectativas del puesto, sin importar su  género? ¿Cómo transformaríamos la mentalidad de nuestros colaboradores si dejáramos de pensar que existe un sexo débil? Irma Flores Ruíz, directora General de Red Ring, asegura que no se trata de buscar preferencias –cuando se habla del sexo-, se trata de quitar paradigmas y ser objetivos. 

“Es importante que profundicemos en este tema, no quiere decir que ahora preferimos que el sexo femenino se encargue de todo en las empresas, buscamos que existan las mismas oportunidades para hombres y mujeres; que las contrataciones se realicen por las capacidades que la persona tenga, no por su sexo”, comenta la directora de la segunda empresa mexicana que ha firmado los “Siete Principios del Empoderamiento de la Mujer”, establecidos por la ONU. 

También te recomendamos leer “Equidad de género por la competitividad”.

Cambiar la mentalidad de los directivos, el primer paso hacia la equidad

Esta tarea no ha sido sencillo de implementarse. A pesar de los esfuerzos por algunas organizaciones para lograrlo,  México y Latinoamérica siguen rezagados en el tema. De acuerdo con una investigación realizada por Grant Thornton International Business Report (IBR), sólo el 23% de los puestos directivos de América Latina son mujeres. En México, sólo el 7% ocupa puestos en consejos de administración – según datos del IPADE-. 

Es una situación que se debe cambiar desde adentro de las empresas y transmitirlo a nuestros clientes y competencia, indica la experta. “Red Ring es una empresa que se contrata en todos los niveles, giros y ramos (…) entonces, cuando vemos que no hay equidad –clientes nos solicitan géneros específicos para puestos específicos-, nosotros buscamos que vean la situación de manera objetiva, que el puesto sea ocupado por alguien preparado, y no por su sexo”. 

Pero, ¿cómo cambiar el chip en las empresas? La especialista ofrece algunas recomendaciones que, en su experiencia, permiten avanzar en el tema: 

1. Vislumbra el resultado

Es muy sencillo, mide los resultados por lo que puede dar esa persona a tu empresa. Evita ver el sexo y sólo enfócate a su preparación y habilidades, esto te ayudará a ser más objetivo. 

Red Ring recomienda realizar pruebas de productividad y calidad de manera periódica, a través de indicadores y objetivos específicos, de esta manera, verás a las personas por su desempeño, no por su género. 

2. Dales una oportunidad de progreso

Busca que tus colaboradores tengan las mismas oportunidades de estudio, preparación y desarrollo dentro de tu empresa. “Este un gran punto que las empresas exitosas ponen en práctica, ellos saben que invertir en la preparación de sus colaboradores es fundamental para una ventaja competitiva, y qué mejor manera que hacerlo con equidad”, indica Flores. 

3. Retroalimenta a tus equipos de trabajo

Se busca generar apoyo de manera incondicional, es importante retroalimentar y establecer medios de comunicación y confianza. El diálogo es indispensable para generar oportunidades de manera igualitaria. Asegúrate de darle tu apoyo a quien lo necesite, dejando de lado prejuicios absurdos

Te recomendamos leer: 3 estilos de prejuicios que limitan tu liderazgo

4. Busca el talento de manera interna

En muchas ocasiones las empresas comienzan a buscar afuera del mapa cuando necesitamos ocupar puestos directivos. Una gran oportunidad para implementar la equidad de género es buscar talento dentro de nuestras organizaciones. De esta manera abrirás oportunidades, generarás confianza y credibilidad, también disminuirás rotación e incrementarás la fidelidad. Busca nuevos puestos para tu gente, siempre funciona. 

Te recomendamos leer “Promueve la alta dirección con equidad de género”.

Los 7 Principios para el Empoderamiento de la Mujer

La directiva asegura que de nada sirve saberlos de memoria, se busca predicar con el ejemplo, y cuando se habla de equidad, así es. Para ello, la especialista ofrece algunas recomendaciones que pueden ayudar al momento de implementarlos. 

Principio 1: Establecer el liderazgo corporativo de alto nivel para la igualdad de género. 

Principio 2: Tratar a todos los hombres y mujeres de forma equitativa en el trabajo. Respeta y apoya los derechos humanos y la no discriminación. 

Principio 3: Asegurar la salud, la seguridad y el bienestar de todas las mujeres y hombres trabajadores. 

Principio 4: Promover la educación, la formación y el desarrollo profesional de las mujeres. 

Principio 5: Implementar prácticas de desarrollo empresarial, cadena de suministro y marketing. 

Principio 6: Promover la igualdad mediante iniciativas comunitarias.

Principio 7: Medir e informar sobre los progresos realizados para lograr la igualdad de género en público. 

También te recomendamos leer “¿Cuál es el ADN de los líderes del futuro? ¡Femenino!”.

Recomendaciones para implementarlos

Siempre piensa que cualquier género puede llegar a ocupar cualquier posición dentro de tu empresa. 

Borra tus perfiles de contratación, asegúrate de hacerlo por capacidades, no por género. 

Invita a tus clientes y empresarios a cancelar el género. 

Brinda las mismas oportunidades de contratación, salud, bienestar y desarrollo para ambos sexos. 

Sé coherente con lo que promueves, aplícalo en tu empresa. 

Fomenta y desarrolla programas de equidad, dentro y fuera de tu empresa. 

¿Qué le hace falta a las empresas para implementar programas de equidad que sean efectivos? ¿Qué harías para lograrlo?

Relacionadas

Comentarios