'; Alto Nivel
Estilo de VidaHistorias

Business Casual, éxito y comodidad en tu imagen

El estilo casual de negocios es cada vez más permitido por las empresas, pero es común que se confunda y se deje de lado la imagen de seriedad.

21-07-2014, 2:21:07 PM
Business Casual, éxito y comodidad en tu imagen
David Navarro

La vestimenta profesional ahora puede ser más relajada, afortunadamente desde hace varios años el código Business Casual o Casual de Negocios ha ayudado a las empresas a incorporarse a un nuevo estilo de vestir, pero como es lógico, si no se explica de manera acertada en qué consiste y cuáles son sus límites, cada quien le da un significado distinto según su concepto de “comodidad” al vestir profesionalmente.

Es aquí donde comienzan los problemas y las empresas observan como algunos creyeron que significaba adelantar el fin de semana en la oficina.

Vístete con este nuevo estilo pero jamás lo confundas con el estilo “casual”, pues no son lo mismo. Por ello, quiero mencionarte cuáles son los principales códigos de vestimenta que debes conocer: 

1) Código formal
2) Código casual de negocios
3) Código casual

Te recomendamos leer: Un hit la campaña Hugo Boss vistiendo al campeón

Ahora bien, hoy me enfocaré en hablar específicamente sobre el código Business Casual, debido a que cada vez es más utilizado en las empresas pero muchas veces mal entendido.

¿Qué significa el código casual de negocios?

Significa vestir más cómodos pero sin perder profesionalismo, y es el más recomendable cuando las empresas deciden prescindir del uso de la corbata y traje sastre femenino. 

Es posible proyectar una elegancia relajada y accesible e inspirar credibilidad en los negocios. 

Una vez que hemos definido a este código de vestimenta, hablemos de los errores que más cometen las empresas al decidir incorporarlo en su día a día.

También puedes leer: 5 blogs sibaritas que debes seguir

Errores más cometidos en el Business Casual

1) Confundirlo con el código casual, el cual es apropiado para el fin de semana, pero no para trabajar. 

2) Las empresas sólo indican a sus colaboradores aquello que “no está permitido usar” pero se olvidan de indicar “lo que sí”, dan por entendido que todos los miembros de la empresa tendrán el mismo sentido común.

Para todos la comodidad en la ropa se entiende de manera distinta.

Por ello se recomienda mucho elaborar un código de vestimenta con ejemplos visuales y acompañarlo de pláticas dirigidas por un consultor de imagen especialista en la materia. Créanme, existirán bastantes dudas de los colaboradores y es mejor aclararlas de manera puntual o la empresa pagará las consecuencias en su imagen.

3) No adecuarlo correctamente a los diferentes puestos, condiciones físicas de trabajo y clima, sobre todo si la misma empresa tiene sucursales en diferentes zonas del país.

Por dar un ejemplo, las zonas urbanas están acostumbradas a usar saco, mientras que las zonas cálidas no, por cuestión de clima y costumbre.

Ahora, vayamos directo a lo que sí está permitido y lo que no en este código de vestimenta. Te comento que estas directrices deben adaptarse a cada empresa, cultura corporativa, clientes y clima. 

Hombres
Lo que SÍ está permitido

Blazer o saco de lana o gabardina
Camisa de vestir con cuello y de manga larga
Pantalones de vestir (en telas de lana o gabardina)
Zapatos mocasines de piel
Cinturón de piel
Reloj de correa metálica preferentemente
Suéter y/o gabardina
Puede usarse pañuelo para dar un toque de autoridad (al usar saco)
Puede usarse corbata tejida (delgada)

Te puede interesar: 10 reglas para elegir y organizar una cartera

Lo que NO está permitido

Camisetas o playeras
Chamarras deportivas o de cuero (piel) 
Prendas con logotipos o frases (excepto las de la empresa donde trabajas)
Pantalones de mezclilla o jeans (pertenecen al código casual)
Tenis o sandalias
Cinturón de tela
Pulseras de piel o de tela
Gorra

Mujeres
Lo que SÍ está permitido

Blusas (mangas ¾ o manga corta)
Vestidos a la rodilla en color liso
Pantalones de vestir (lana o algodón)
Blazer o saco (manga larga o mangas ¾)
Faldas a la rodilla (máximo 2 dedos arriba de ésta)
Zapatilla de piel (cerrada en la punta) o zapatilla semiabierta al frente
Botines (sólo en otoño- invierno y únicamente con pantalón)
Accesorios discretos (máximo 3)
Mascadas o foulards

Te puede interesar también: Etiqueta para elegir un bolso y proyectar liderazgo

Lo que NO está permitido

Escotes pronunciados (en pecho y espalda)
Blusas con tirantes  o con hombros al descubierto (son casuales)
Camisetas
Playeras con logotipos o frases (excepto las de tu empresa)
Vestidos de playa
Vestidos de fiesta
Minifaldas
Telas brillosas
Lentejuela
Shorts y bermudas
Pantalones de mezclilla o jeans
Leggins o mallones
Ropa deportiva (pants, sudaderas)
Chamarras con capucha
Sandalias para la playa
Tenis
Animal print
Ropa muy ajustada

¿Qué está en juego al usar correctamente el Business Casual?

La imagen y reputación de la empresa, que se percibe en las primeras impresiones y se refuerza a través del tiempo.
La autoestima del personal.
La congruencia de la imagen de los productos con la imagen de los empleados.
La seguridad y confianza de los clientes.

Si en tu empresa ya han permitido el uso del código Business Casual pon mucha atención en la manera apropiada de usarlo. Como te ven te tratan y si conoces las reglas del juego tu imagen jugará siempre a tu favor.

Si pretendes implementarlo en tu empresa, hazlo correctamente y ganarás no sólo la simpatía de tus colaboradores sino reforzarás la imagen en tu organización como una empresa líder también en esta área.

Sígueme en Twitter @DaavidNavarro  www.imagenexcellence.com El autor es consultor en Imagen Pública y Director General de Imagen Excellence. Cuenta con más de 10 años de experiencia, en los cuales ha capacitado a altos ejecutivos y grandes empresas en áreas de la vestimenta de negocios, lenguaje corporal, protocolo ejecutivo y hablar en público.

Relacionadas

Comentarios