'; Alto Nivel
HistoriasMarketing

5 claves para bajar el CPC de tu publicidad

Aunque el costo por clic no alcanza a medir toda la publicidad digital, su estandarización es innegable, y un experto explica cómo bajar su valor en AdWords.

20-07-2014, 11:42:22 AM
5 claves para bajar el CPC de tu publicidad
Oliverio Pérez Villegas

En este mundo digital en el que todo se puede medir, el costo por clic (CPC) sigue siendo la medida reina del marketing digital. Es cierto que existen distintas herramientas para medir engagement o share of voice, sin embargo, el clic sigue siendo un asunto directamente relacionado con la inversión de las campañas y del ROI de las mismas; así que merece toda tu atención, sobre todo si estás pautando campañas en Google Adwords.

Esta plataforma publicitaria de Google, permite programar campañas de Búsqueda (Search) o en Display (con banners rich media en una red ampliada de Google), lo que te permite llegar a un público más segmentado y con una mayor probabilidad de incrementar tu audiencia. ¿Cómo cobra Google? Pues justamente por CPC. Por cada clic que la persona haga en tu anuncio es el dinero que pagarás por tu publicidad.

El CPC es ese costo que cada marca paga por un clic, pero no todos pagan lo mismo. El CPC puede conservar su valor, optimizar su inversión, y en el mejor de los casos, reducir su precio. Así que el objetivo es bajar el CPC de tus campañas en Google AdWords.

Al respecto, Alan Valdez, experto en CPC y Google AdWords, recomienda estas cinco consideraciones no sólo para bajar el costo por clic de tu publicidad digital, sino para aumentar su número de conversiones y crear mensajes mucho más relevantes.

Te recomendamos leer La maldición del clic y el conjuro de su salvación

1. Usa keywords de cola larga (long tail)

Para empezar, tienes que tomar en cuenta que las palabras clave son, valga la redundancia, en la clave del éxito de tu campaña en Adwords y las hay de varios tipos: exactas, de concordancia amplia, de cola larga, cola corta, etc… 

De acuerdo con el experto,  el 70% del tráfico en los distintos buscadores proviene de keywords de cola larga, que se refieren a la especificación de lo que se está buscando. Si bien las keywords de cola larga cuentan con un bajo número de búsquedas, la ventaja está en que su competencia es menor y da como consecuencia un costo por clic más bajo.

Así que enfocarte en palabras clave muy genéricas (cola corta) quizá resulte en un mejor resultado, pero con una gran competencia alrededor. Pero si juntas distintas keywords de cola larga, el resultado será mucho mejor. Es decir, entre menos competencia tengan tus palabras, serán más baratas
pero debes conjugarlas de tal manera que lleguen al target que buscas.

Por ejemplo: si usas una cola corta como “cámara digital” o “smartphone”, seguro habrá muchas más opciones además de la tuya; y si le alargas la cola el resultado será evidente: “cámara digital réflex Nikon” o “smartphone Galaxy s4 mini, 8 MP”.

2. Evita keywords de concordancia amplia

Este punto es el complemento natural del número uno, ya que uno de los principales errores de un anunciante que recién llega a Adwords es echar mano solamente de keywords de concordancia amplia en sus grupos de anuncios, lo que da como resultado la atracción de búsquedas irrelevantes y mucho más costosas.

Si bien la concordancia amplia (refrescos, ropa, electrónica) es una posibilidad en el ancho mundo de Google Adwords, es fundamental explotar el potencial de todos los tipos de concordancia, de tal manera que evites la gran variedad de búsquedas NO relacionadas con tus anuncios. Usa la concordancia de frases exactas para bajar tu CPC.

3. La esencia es la relevancia

Si no eres relevante, estás perdiendo tu tiempo. En cualquier sistema de CPC, la relevancia es la esencia del juego. Y el experto explica que entre más relevante para tu target sea tu campaña en Adwords, más bajos serán los costos por clics, así de simple.

Lograrlo también está en tus manos – aclara Valdez – y puedes empezar enfocándoles en que las keywords de tus grupos de anuncios estén incluidas en los textos de tus anuncios; además de que la página de destino esté estrechamente relacionada con la temática del propio anuncio y a las mismas keywords. Un consejo fundamental es imaginar qué le gustaría encontrar a tu audiencia al momento de hacer una búsqueda que tentativamente lo llevaría a tu anuncio.

4. Aumentar el CTR de tus anuncios

El CTR es la relación entre el número de veces que es visto tu anuncio (impresiones) con el número de personas que le dieron clic; éste está directamente relacionado con la relevancia y con las keywords, y como puede suponerse su aumento depende de la calidad de tus anuncios y resultará en un menor CPC.

Una forma sencilla recomendada por el consultor es hacer un split test básico de anuncios; y en este sentido, aunque Google puede hacerlo por ti con la opción “Optimización para obtener más clics”, su uso es recomendado para quienes empiezan en AdWords; y para los más avanzados, una mejor opción puede ser ““Alternar de forma equitativa: mostrar anuncios”, y aquí eres tú quien decide cuál es el mejor anuncio.

5. Haz tus ofertas de clics de forma manual

En “opciones de ofertas”, muchos usuarios dejan que Google defina sus CPC a fin de obtener mayor número de clics, pero una vez más esa opción es para los que van iniciando, mientras que para obtener un menor CPC, la opción será “establece las ofertas de clics de forma manual”.

Aquí tú decidirás el máximo de costo por clic que quieras recibir de tus grupos de anuncios y keywords; y entre más disminuyas el CPC máximo predeterminado, menor será el costo. Eso sí, ten en cuenta que existe un CPC mínimo para poder aparecer en los resultados de cualquier búsqueda, pero eso dependerá de ti y de la gestión que hagas sobre tus necesidades y objetivos estratégicos.

¿Cómo optimizas tu CPC? ¿Qué otra clave recomiendas para bajar el CPC?

Relacionadas

Comentarios