'; Alto Nivel
HistoriasManagement

Enseñanzas del Mundial: lo bueno, lo malo y la sorpresa

Sólo un equipo pasará a la historia como el mejor, pero, hay otros que dejaron lecciones de liderazgo que puedes aplicar en tu trabajo y otros que debes evitar.

13-07-2014, 9:10:36 PM
Enseñanzas del Mundial: lo bueno, lo malo y la sorpresa
Tatiana Gutiérrez con información de Jorge Badillo

Brasil 2014 fue… como nadie lo esperaba. Una inauguración-cierre que dejó mucho que desear – para muchos la peor de la historia-, jugadores de élite que no sacaron la casta, otros que se robaron partidos por el arbitraje, pero también momentos históricos, derrotas y triunfos jamás esperados, así fue la pasión mundialista.

A 31 días de su inicio, cada partido jugado nos dio lecciones dignas de imitar pero otras que debemos aprender y olvidar. Jorge Badillo, Jorge Badillo, especialista deportivo en
Fusión Mercadotecnia Deporte, explica las enseñanzas de liderazgo y trabajo en equipo que podemos aprender del Mundial.

Así que deja atrás la depresión post mundialista que deja el cierre de la Copa de futbol del Mundo y aplica sus enseñanzas en tu espacio de trabajo.

Pero ojo, esta lista que ofrece el expertono toma en cuenta los lugares en los que quedaron los equipos sino aquellos que indistintamente ofrecieron lecciones que deben ser tomadas en cuenta, y los equipos que sorprendieron a los críticos y espectadores, rompiendo con todo pronóstico. He aquí lo que debemos aprender de sus DT y del trabajo en equipo. 

Los mejores del Mundial Brasil 2014

1.- Alemania

Lo han hecho cuatro veces, la primera en 1954 frente a Hungría, la
segunda en 1974, ganando con 2 goles a 1 ante Países Bajos; después
siguió Italia 1990, donde también se enfrentaron a Argentina, igualando
el tablero 1-0, con un controvertido penalti de Andreas Brehme.

Hoy,
tras catorce años de su gran triunfo, la selección alemana demuestra una
vez más que el éxito se ve reflejado en su líder
y su gran poder para
jugar en equipo. De acuerdo con Jorge Badillo, también docente en las maestrías Fisioterapia Deportiva y Nutrición Deportiva por parte de la Universidad del Valle de México (UVM), estas son las claves que han llevado a
Alemania al éxito. ¡Directivos, pongan atención!

Joachim Löw, disciplina y temple


Tiene
una gran sabiduría, inspira confianza y mantiene una estrategia
estructurada. Los expertos lo llamarían un líder democrático. “Es
participativo y vanguardista. Mantiene un perfil bajo, pero es una
persona muy disciplinado y trabajador.

Es perfecto para representar el
liderazgo alemán: precisión, velocidad y fuerza, fusionado con el
liderazgo del futbol español que se basa en rodar mucho el balón y poder
equilibrar la defesa y ataque”, indica el experto en futbol. 

De
acuerdo con los especialistas en gestión, estos personajes son llamados
participativos
porque toman en cuenta la opinión de cada uno de los
miembros del equipo, aumentando la satisfacción de los colaboradores y
potenciando sus habilidades. 

Su experiencia lo respalda

Estuvo
hace cuatro años en Sudáfrica, regresó para dirigir a Alemania en
Brasil 2014 y todo parece indicar que regresará en Rusia 2018. Este
personaje inspira confianza, no sólo por sus resultados, sino por ser
una persona responsable y entusiasta. 

Tiene
el respaldo de la Federación Alemana de Futbol debido a la seriedad en
su trabajo, estos personajes emanan confianza a largo plazo y se
convierten en líderes trascendentales. 

Líder autocrítico

Como
en las empresas, estos líderes saben canalizar los egos de sus
colaboradores, explotan su potencial. “No sólo porque es un equipo de
élite (casi el 90% de sus jugadores están en equipos alemanes de
primera), ha sabido canalizar este ego, bien merecido, y manejarlos de
manera adecuada, ha hecho que sus jugadores se unan por un bien en común
y ha funcionado muy bien”, comenta Badillo. 

El trabajo en equipo


Es un
equipo altamente calificado, cada uno de sus personajes está preparado y
sabe cuál es el objetivo de manera individual y en equipo. Los expertos
en gestión lo llamarían: orientados a resultados. 

Cuando
un equipo – tanto en la cancha como en la oficina- está altamente
calificado, la inteligencia emocional, la mesura y la tranquilidad son
su mayor poder, Alemania es una muestra de ello. “Demostró ser un equipo
altamente calificado para adaptarse a cualquier circunstancia, son
capaces de transformar su entorno de manera inteligente y cautelosa”,
indica el experto. 

2.- Holanda

Conocido
como uno de los mejores equipos de futbol, y para algunos, el segundo
preferido de Brasil 2014, la naranja mecánica también tiene su historia.
Muy independiente del sentimiento que los mexicanos podrían tener ante
la actuación de Robben y el “no fue penal”, esta selección ha traído
varias enseñanzas en cuanto a dirección, trabajo en equipo y liderazgo
se refiere. 

Louis Van Gaal, el prestigio y la experiencia


Para
las marcas esto llega a ser fundamental, su historia llega a respaldar
su nombre y reputación, con Van Gaal sucede lo mismo. “Tiene una gran
trayectoria a comparación de muchos otros, a fungido como DT por más de
30 años, tiene un CV muy amplio, tanto en Holanda como en el
extranjero.  Un gran mentor

Como
todo líder baby boomer, la edad no sólo es reflejo de experiencia, sino
también de sabiduría. Van Gaal es un gran ejemplo de cómo los líderes
senior pueden llegar a ser grandes mentores tanto en la cancha como en
las empresas.

De acuerdo con el especialista, su dirección se basa en
saber trabajar con su equipo, ya sean jóvenes e inexpertos o jugadores
de elite y bien experimentados. Estos líderes suelen tener un gran
perfil formativo

Otras
de las características de Van Gaal es su inteligencia emocional en la
cancha, este personaje es calculador, metódico y muy estudioso. 

El trabajo en equipo


Se
basa en la formación europea: orden, disciplina, rigidez y respeto.
“Uno de su legados es que son auténticos obreros, no hay jerarquías
cuando están en el juego, atacan, defienden y corren por igual (…) son
muy disciplinados, saben trabajar en equipo y compartir, se involucran
en su totalidad y tienen una correcta delegación de funciones”, comenta
Badillo. 

Para
las empresas, el trabajo de esta selección es un gran ejemplo de cómo se
debe coordinar el trabajo en equipo, no se desesperan, manejan sus
emociones, saben cuándo atacar y siempre buscan los mejores resultados.

¿Cuáles son las lecciones que estos equipos traen para ti? ¿Qué podrías aprender de su liderazgo?

Las decepciones del Mundial… ¿Cuáles fueron? Sigue leyendo…

Relacionadas

Comentarios