HistoriasMicrositioTelecomunicaciones

Qué venderá Carlos Slim… y a quién

¿De qué tendría que desprenderse América Móvil para dejar de ser considerado como agente preponderante por el IFT? ¿Y quienes serían sus posibles compradores?

10-07-2014, 8:29:05 AM
Qué venderá Carlos Slim… y a quién
Jorge A. Monjarás

Carlos Slim tendría que desprenderse de entre 19 y 26 millones de usuarios para dejar de ser considerado como preponderante por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), dependiendo de a qué analista le pregunte. A cambio recibiría entre 3,800 y 4,100 millones de dólares (mdd), pero el impacto en sus ventas y EBITDA podría ser ínfimo.

Esto debido a que el 20% del mercado mexicano que podría vender América Móvil es el de los clientes menos redituables. De entrada, una mayoría serían clientes de prepago (es decir, de los que compran tarjetas y no son suscriptores).

Actualmente América Móvil cuenta con unos 76 millones de clientes en telefonía celular y unos 14 millones de telefonía fija. La preponderancia está basada en el número de usuarios, entre otros criterios, pero no en ventas, por lo que instituciones como Citi estiman que Telmex y Telcel tendrían que dejar ir a unos 22 millones de clientes de telefonía celular y 4 millones de fija.

Para Credit Suisse, serían unos 19 millones de usuarios, mientras que para Goldman Sachs totalizarían unos 26 millones, entre móviles, fijos y de banda ancha.

Sin embargo, los de Citi estiman que el impacto en las ventas de América Móvil sería de apenas 3%, y cerca de 2.8% en EBITDA. Ello a pesar de que México sigue representando algo así como 30% de los ingresos de la corporación.

Dejar de ser preponderante le redituaría a América Móvil, pues no estaría sujeto a la regulación asimétrica, además de los dólares que obtendría por la venta de su mercado. Por ello, entre otras cosas, a los analistas les gusta el movimiento anunciado y más o menos por eso la acción ganó 9% ayer miércoles 9 de julio.

Sin embargo, no todo será inmediato. Credit Suisse estima que el proceso completo podría tardarse hasta un año y medio a plazos máximos. De entrada, transcurrirán hasta 120 días hábiles (unos seis meses) antes de que el IFT apruebe una propuesta concreta por parte de América Móvil. De ahí en adelante, la empresa tendría un año para efectuar la venta mencionada.

Un elemento clave es si América Móvil ya tiene un comprador más o menos perfilado. Para ello, hay que leer el comunicado de la corporación con el mismo cuidado que le ponen quienes analizan los reportes de la Fed o del Banco de México:

“El consejo de administración de América Móvil ha decidido la desincorporación y venta de ciertos activos en favor de algún nuevo operador independiente de América Móvil, fuerte, con experiencia en el sector de las telecomunicaciones y con alta capacidad económica y técnica, que sea una verdadera opción para participar en este sector intensivo en capital, para superar el obstáculo de la insuficiente inversión de nuestros competidores en México“.

Así que la determinación está dirigida:

a) Un nuevo operador; léase una empresa que no esté actualmente en el mercado mexicano.

b) Independiente de América Móvil: es decir, no se trata de algún cambio entre subsidiarias.

c) Fuerte, con experiencia en el sector: así que hablamos de un jugador importante en otro país.

d) Con alta capacidad económica y técnica: digamos que vendrá de un país desarrollado, de donde viene lo último en tecnología.

e) Una verdadera opción… en este sector intensivo en capital: es decir, por si había duda, de considerable tamaño.

f) …superar el obstáculo de la insuficiente inversión: donde se vuelve a descartar a los actuales competidores.

En ese sentido, contando que la venta incluya algunas antenas y otra infraestructura, hay quien lleva la operación a costos de entre 10,000 y 15,000 mdd.

¿Quién será? ¿Quién será?

En Grupo Financiero Bx+ han concluido, por ejemplo, que la inglesa (de origen) Vodafone, la estadounidense Verizon y, por supuesto, la propia exsocia AT&T, son los mejores candidatos a comprarse 20% del mercado mexicano. Sin embargo, nadie sabe si la potencial asociación entre AT&T y Grupo Televisa, por medio de Direct TV, la controladora de Sky en México, podría dejarla fuera por motivos estratégicos.

Tal vez es temprano para decirlo, porque falta considerar compañías japonesas como Softbank, NTT Group y europeas como Deutsche Telekom, o hasta China Telecom, pero hay que dar dos pasos hacia atrás en esa visión bipolar que los meros observadores han tendido a tomar en este asunto de empresas de telecomunicaciones.

¿Y si Slim opta por venderle a AT&T con todo y Televisa ese 20% de su mercado más barato? ¿Se caería el mundo? Negocios son negocios, y una vez tomada la decisión de vender queda claro que América Móvil quiere cumplir con todo para que le permitan en el mediano plazo incursionar en televisión de paga, siguiendo la fórmula que ya tiene en Brasil. El triple o cuádruple play, que es para donde todos quieren ir.

Sería un tanto irónico que América Móvil y Televisa queden como buenos amigos después de tanto dizque pleito. De cualquier manera, la situación regulatoria en telecomunicaciones cumple con esa idea de que por cada puerta que se cierra, otra se abre, frase que he visto atribuida a Cervantes, pero no me consta la autoría.

De cualquier modo, los efectos benéficos de la reforma en telecomunicaciones, como la eliminación de la larga distancia y menores costos en telefonía celular, llegarán al consumidor. A ello habrá que sumar la inversión que el nuevo jugador tendrá que hacer para atender a su mercado. El balance en términos de empleos sería positivo en el mediano plazo.

¿Será que esta reforma si dio en el clavo?

Relacionadas

Comentarios