HistoriasNegocios

Ganadores y perdedores de la Reforma en Telecom

Luego de ser aprobada por los senadores, esta semana llegará a la Cámara de Diputados. ¿A quién benefician los legisladores?

07-07-2014, 7:52:15 AM
Ganadores y perdedores de la Reforma en Telecom
Mariana Hernandez Garcia

La ley secundaria de telecomunicaciones llegará esta semana a la Cámara de Diputados en donde se espera que no tenga modificaciones significativas. Así entrará a la recta final hacia su aprobación, luego de que los legisladores llegaron a acuerdos en temas polémicos como la preponderancia o la entrada de Teléfonos de México (Telmex) al mercado de televisión de paga.

Esta legislación debió aprobarse desde diciembre de 2013, pero la discusión de la reforma energética se atravesó en el camino y retrasó el debate en materia de telecomunicaciones. Los legisladores retomaron las negociaciones hace un mes y en menos de dos semanas lograron delinear un dictamen que fue aprobado por la Cámara de Senadores la semana pasada.

Te recomendamos leer: La polémica que viene en Telecom, el regalo a Televisa

La polémica y los riesgos de la preponderancia

El tema que causó mayor polémica y que dividió a los legisladores fue la medición de la preponderancia. Este concepto es una figura que se incluyó en la reforma de telecomunicaciones con el fin de imponer obligaciones a empresas que cuenten con una participación de mercado mayor o igual al 50 por ciento dentro de los segmentos de radiodifusión y telecomunicaciones, medido por la cantidad de usuarios, audiencias o capacidad de las redes.

El objetivo de esta medida es controlar el poder de mercado de los preponderantes y permitir que las demás empresas puedan competir en condiciones más equitativas.

La figura de preponderancia se incluyó para regular a América Móvil, controladora de Teléfonos de México (Telmex) y de Telcel, y a Televisa.

El debate de la preponderancia inició en el Senado, en donde una fracción de los legisladores del PRD consideraron que debería medirse por servicio y no por sector, pues al medirla por sector, Televisa tendría elementos para eludir la declaratoria de preponderancia, ya que combinaría su participación en televisión abierta junto con la del segmento de la radio sonora y así no contaría con el 50 por ciento de participación de mercado que se estableció en la reforma.

“Televisa alega que no acapara el 50 por ciento de la audiencia a nivel nacional del sector radiodifusión, que incluye tanto radio como televisión abierta. De esta manera, un agente económico cuyo poder en la televisión abierta es indiscutible y que tiene más del 60 por ciento de la audiencia a nivel nacional, podría evadir la regulación a favor de la competencia” advirtió Dish, empresa filial de MVS.

La compañía de televisión satelital señaló que la preponderancia tendría que medirse por servicio, pues en caso establecerla por sector, no se podrá declarar a Televisa preponderante ni en televisión abierta y tampoco en televisión de paga, a pesar de que acapara más del 60 por ciento de los suscriptores a nivel nacional en ese mercado.

Pese a estas advertencias, el Senado aprobó la medición de preponderancia por sectores, a fin de mantener vigentes las declaratorias que expidió el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) desde marzo de este año, pues de haber cambiado la medición por servicio, el instituto tendría que volver a realizar un nuevo diagnóstico sobre los mercados, lo cual habría retrasado la aplicación de las obligaciones para las empresas preponderantes.

Ganadores y perdedores

Si bien la reforma impacta tanto a Televisa como a América Móvil, las medidas más contundentes están dirigidas hacia las compañías del empresario Carlos Slim, quien detenta el monopolio de la telefonía fija y móvil.

América Móvil deberá cumplir con una serie de obligaciones derivadas de la reforma, como la desagregación de su red, es decir, deberá compartir la infraestructura de Telmex con otras compañías para disminuir las barreras de entrada al mercado para el resto de la industria.

Tanto Telcel como Telmex no podrán cobrar por la interconexión de las redes. La interconexión es el enlace que existe entre las redes de telefonía para concretar las llamadas y al momento de realizar esa conexión, las empresas se cobran una serie de tarifas.

De acuerdo con Fernando Negrete, director de la consultoría Mediatelecom Policy&Law, América Móvil dejará de captar hasta 11 mil 288 millones de pesos anuales por la restricción de no poder cobrar por la interconexión. “El artículo que establece la tarifa cero de interconexión es inconstitucional porque le resta facultades al IFT para regular en materia de enlace de redes”, explicó el experto.

De esta forma, Telmex y Telcel no podrán cobrar la interconexión para las llamadas que entren a su red, pero sí deberán pagar por este concepto cuando las llamadas salgan de su red hacia las de cualquier otra empresa.

La reforma por otro lado abre la puerta para que Telmex pueda ofrecer el servicio de televisión de paga siempre y cuando demuestre que ha cumplido con las obligaciones de preponderancia durante un plazo de 18 meses ininterrumpidos.

En el caso de Televisa, se incluyeron medidas que impactarán sus finanzas como el must carry-must offer que consiste en permitir que las empresas de televisión de paga retransmitan en sus paquetes los canales de televisión abierta de manera gratuita y sin costo adicional. Anteriormente, Televisa cobraba por permitir esta retransmisión.

Alfonso de Angoitia Noriega, vicepresidente de Grupo Televisa, ha señalado que la compañía dejará de captar hasta mil 400 millones de pesos por esa medida. Pese a ello, el must carry-must offer beneficiará a empresas como Dish.

Televisa también estará obligada a compartir su infraestructura con las nuevas cadenas de televisión abierta que entrarán al mercado, a fin de facilitar el crecimiento de sus competidores.

“La reforma para telecomunicaciones ni es toda panacea de la competencia, ni es despreciable contrarreforma”, añadió Raúl Trejo Delarbre, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Se espera que la ley secundaria quede aprobada en esta semana en la Cámara de Diputados para que después se envíe al presidente de la República, quien promulgará la reforma y la publicará en el Diario Oficial de la Federación, con lo cual el texto entrará en vigor.

Relacionadas

Comentarios