ActualidadHistorias

OEA apoya a Argentina en reestructuración de deuda

La organización regional aprobó una declaración en respaldo a la reestructuración de la deuda soberana del país sudamericano.

04-07-2014, 10:00:02 AM
OEA apoya a Argentina en reestructuración de deuda
Notimex

La Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó por aclamación una declaración en respaldo a la reestructuración de la deuda soberana de Argentina, sólo con la abstención de Estados Unidos y Canadá.

“Quiero expresar a nombre de la República Argentina el agradecimiento a los países de América Latina y el Caribe por su amplio y explícito respaldo”, dijo el canciller argentino Héctor Timerman, tras la reunión ministerial sobre la reestructuración de la deuda.

Lamentó “profundamente” que sólo dos países no se hayan adherido a dicha declaración, a la cual calificó como balanceada.

Sin votar en contra, sólo Estados Unidos y Canadá no expresaron un respaldo al proyecto de declaración presentado por Brasil y Uruguay, en el que solicitan que Argentina tenga negociaciones “justas” de su deuda.

También reclamaron que se permita el pago a los acreedores con los que el gobierno argentino ya había renegociado.

“Este es un asunto abordado por el sistema judicial que es una rama independiente del gobierno de Estados Unidos”, argumentó Roberta Jacobson, secretaria de Estado asistente para Asuntos del Hemisferio Occidental.

“No vamos a aceptar la extorsión, vamos a negociar y no nos vamos a suicidar”, dijo Timerman durante una exposición que recibió aplausos en la sesión celebrada en el salón Simón Bolívar del organismo hemisférico.

En su turno, el ministro de Economía de Argentina, Axel Kicillof, sostuvo que la problemática que enfrenta su país es “sistémica”. “No es un problema de la Argentina, es un problema mundial”, señaló ante ministros y representantes de la región.

Argentina se prepara para negociaciones con “holdouts”


El Gobierno argentino criticó a la justicia estadounidense y volvió a exigir que se le
permita honrar su deuda en el exterior, preparando el terreno para el
inicio la próxima semana de negociaciones con los acreedores que dejaron
al país al borde de un nuevo default.


Una delegación del Ministerio de Economía se reunirá el lunes
con el mediador designado por el juez de la corte del distrito de
Manhattan Thomas Griesa, quien prohibió a Argentina honrar su deuda bajo
legislación neoyorquina hasta que no le pague más de 1.300 millones de
dólares a los acreedores que la demandaron por su masiva cesación de
pagos del 2002.

Si Buenos Aires no destraba la situación antes del 30 de julio,
cuando termina el periodo de gracia para el pago de sus bonos Discounts
que vencieron a fines del mes pasado, el país sudamericano caerá en un
default justo en momentos en que busca recuperar la confianza de los
inversores internacionales para revitalizar su economía en recesión.

Es un misterio la clase de acuerdo que Argentina puede llegar
con los fondos de inversión que ha calificado de “buitres”, debido a que
una cláusula en los canjes de deuda que realizó en el 2005 y en el 2010
le impiden hacerles una oferta mejor que a los tenedores que
participaron en esas operaciones.

Esta restricción vence el 31 de diciembre. El Gobierno
argentino ha dicho que su incumplimiento puede acarrearle juicios por
hasta 130.000 millones de dólares.

Cerca del 7 por ciento de los acreedores del país hace una
década, liderados por los fondos NML Capital Ltd y Aurelius Capital
Management
, se han negado a canjear sus títulos en default y han
demandado al país por años ante en cortes internacionales para recuperar
el valor total de los bonos.

Argentina ha estimado el costo de las demandas de sus acreedores “holdouts” en unos 15.000 millones de dólares.

“Muchos funcionarios en Estados Unidos dicen que el Poder
Judicial es independiente (…) Pero no es independiente de la acción de
los fondos buitres porque muestra clara parcialidad”, dijo el viernes a
periodistas el jefe de Gabinete argentino, Jorge Capitanich.

Las constantes quejas de Argentina por el fallo de Griesa, que
fue avalado por la Corte Suprema de Estados Unidos, han sido criticadas
por NML y Aurelius, que han puesto en duda el compromiso de Buenos Aires
por llegar a un acuerdo con ellos.

 

Relacionadas

Comentarios