ActualidadHistorias

Nunca cometí un acto contrario a la ley: Sarkozy

El ex mandatario francés aseguró que es víctima de una campaña de desprestigio, luego de que fue detenido por corrupción activa y tráfico de influencias.

02-07-2014, 4:14:15 PM
Nunca cometí un acto contrario a la ley: Sarkozy
Notimex

El ex presidente francés Nicolas Sarkozy afirmó hoy, en su primera
declaración
tras ser detenido e imputado, que no cometió los delitos de
los que es acusado, criticó al gobierno y al sistema judicial y afirmó
que evalúa regresar a la política.

“Nunca cometí un acto contrario a los principios republicanos o al
Estado de derecho”, aseguró Sarkozy en una entrevista emitida en radio y
televisión sobre los delitos de corrupción activa, tráfico de
influencias
y violación de secreto profesional que le imputó un juez.

Sarkozy, quien el martes fue sometido durante 15 horas a un
interrogatorio
por miembros de una brigada anticorrupción de la Policía
Judicial, afirmó que está “profundamente impactado” por su detención y
acusó a un sindicato judicial y al gobierno de estar detrás de ella.

“Estoy profundamente impactado por lo que ha pasado. No pido ningún
privilegio y si he cometido faltas asumiré todas las consecuencias. No
soy un hombre que huya de sus responsabilidades”, afirmó Sarkozy,
visiblemente enojado, en la televisora privada Tf1.

“Ha habido una voluntad de humillarme convocándome por ese estatuto de
la garde à vue
(detención bajo vigilancia)”, dijo sobre el hecho de
haber sido detenido la víspera y recordó que tenía su expediente
judicial “virgen” de delitos.

Víctima de desprestigio

Sarkozy, quien gobernó Francia de 2007 a 2012, insistió al auditorio en
horario de máxima audiencia, pasadas las 20:00 horas locales (18:00
GMT), que es inocente.

Consideró como “grotescas” las acusaciones en su contra y dijo que es víctima de una campaña de desprestigio.

“Todo se ha hecho para dar de mí una imagen que no es conforme a la
verdad. Quiero decir a los que nos escuchan, o a los que nos ven, que
nunca traicioné su confianza”, afirmó Sarkozy en la primera entrevista
que concede desde hace dos años, cuando concluyó su mandato.

“La situación era suficientemente grave para que yo diga a los franceses
lo que es la instrumentalización política de una parte de la Justicia
hoy en día”, prosiguió el ex presidente durante la entrevista, conducida
por dos veteranos periodistas franceses.

“En nuestro país, el país de los derechos humanos, y del Estado de
derecho hay cosas que se están organizando, los franceses deben
conocerlas y en conciencia y con total libertad deben juzgarlas”,
añadió.

Según Sarkozy, el sindicato de la magistratura de Francia, que tiene
reputación de ser ideológicamente de izquierda, “tiene la obsesión” de
destruirlo y estaría detrás de su detención y procesamiento.

También el gobierno socialista francés, varios de cuyos miembros habrían
mentido o intervenido en su caso, en concreto la ministra de Justicia,
Christiane Taubira, el primer ministro, Manuel Valls, o el ministro de
Economía, Michel Sapin.

El ex presidente, quien no tiene inmunidad, denunció haber sido
escuchado telefónicamente desde septiembre de 2013 y todavía en la
actualidad, lo que no consideró “normal”, y también se quejó de que sus
conversaciones habrían sido difundidas a la prensa.

Regreso a la política

Sarkozy, de quien se preveía el regreso a la política activa a partir de
septiembre próximo luego de dos años de retirado de la primera línea
política, afirmó que en agosto decidirá si presentarse o no a la
presidencia de su partido, y no lo descartó.

El ex presidente de Francia fue inculpado el martes por corrupción
activa, tráfico de influencias y encubrimiento de violación de secreto
de instrucción, luego de ser detenido y sometido a un largo
interrogatorio.

Sarkozy respondió durante 15 horas los cuestionamientos de la Oficina
Anticorrupción de la Policía Judicial de Nanterre, en el noroeste de
París, tras lo cual fue presentado ante el juez, quien decidió imputarle
los cargos
, confirmaron este miércoles fuentes judiciales.

Además del ex mandatario, también fueron acusados su abogado Thierry
Herzog
y el magistrado Gilbert Azibert, a quien Sarkozy le habría
prometido un alto cargo en el Principado de Mónaco, en el sur del país, a
cambio de información confidencial de la Corte Constitucional.

El ex mandatario es considerado como sospechoso, entre otras
acusaciones, de haber creado una red de informadores compuesta por
policías y altos magistrados de la Corte Suprema de Francia.

Los implicados le habrían reportado información confidencial sobre la
evolución de varios casos en los que Sarkozy estaba implicado.

Relacionadas

Comentarios