'; Alto Nivel
HistoriasManagement

Trabajar medio día los viernes, ¿prestación productiva?

En temporadas de baja carga laboral como el verano, ¿vale la pena reducir la jornada laboral y recargar de energía a tus empleados? Una experta lo explica.

02-07-2014, 1:56:32 PM
Trabajar medio día los viernes, ¿prestación productiva?
Margarita Chico, dir. Trabajando.com

Aunque existe la creencia de que trabajar más significa tener mayor productividad, en la práctica esto no necesariamente es así. Ciertamente, la calidad no va de la mano con la cantidad, prueba de ello, es que un reciente estudio de Center for a New American Dream, comprobó que las personas que trabajan 11 horas al día, tienen 2.5 veces más posibilidades de deprimirse, y 60% más de probabilidades de tener una enfermedad cardiaca.

Sin embargo algunas empresas reconocen que la carga laboral en algunos meses disminuye. Como por ejemplo en esta temporada de verano, Semana Santa y diciembre por la temporada navideña, y por eso están dispuestas a entregar algunos beneficios a sus empleados como:

1) Reducir las jornadas de trabajo o
2) Permitir que el viernes se salga más temprano, como ya se aplica en muchas empresas hoy en día.

De esta forma sus colaboradores pueden aprovechar estos momentos para hacer otras cosas o para compartir más tiempo con su familia o amigos.

Para aplicar este tipo de beneficios se requiere una evaluación en qué etapa se encuentra la empresa: si está bien posicionada y cuenta con un buen índice de utilidad, entonces se pueden otorgar estos beneficios a los empleados. Pero si la empresa está pasando por dificultades o se encuentra en proceso de inicio o desarrollo, se debe concientizar a los empleados de que por el momento no son tan convenientes estos cambios.

Este tipo de acciones motivadoras bien planeadas, no deben perjudicar las labores diarias de la empresa y tampoco aumentar los niveles de estrés de los trabajadores. Habitualmente, este sistema considera una jornada más corta, pero siempre y cuando las personas sean capaces de organizarse, de modo que no afecte a las tareas cotidianas. Así, se genera el compromiso de cumplir con las mismas responsabilidades, sin alterar la productividad ni la calidad del trabajo.

Andrew Jensen, experto en eficiencia, asegura que este tipo de iniciativas previene el desgaste de los empleados y aumenta la productividad, ya que las personas trabajarán aún más una vez que estén de regreso, con más energía y más motivados.

“Los empleados regresan a la oficina después del fin de semana largo ya renovados y listos para trabajar. Y los efectos se notan.”

“Las empresas están apostando por un nuevo modelo de crecimiento que va dejando atrás las extensas jornadas de trabajo. La disminución de horas laborales apunta a mantener o aumentar la productividad y a mejorar la calidad de vida de las personas”, señala Margarita Chico, Directora Corporativa de Comunicación y RP de Trabajando.com México.

Relacionadas

Comentarios