'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Economía mexicana, a la espera de buenas noticias

Pese al lento arranque, se espera un segundo semestre del año mejor, que permita alcanzar la meta de crecimiento fijada por Hacienda. ¿Será posible?

01-07-2014, 1:06:37 PM
Economía mexicana, a la espera de buenas noticias
Omar Taboada

Tras un débil 2013, donde la economía
mexicana
creció solo 1.3%, afectada por una reducción significativa del ritmo
de crecimiento de las exportaciones y un menor dinamismo de la demanda interna,
se esperaba un repunte en el primer trimestre del año. Pero no fue así: la
debilidad se mantuvo y el PIB avanzó apenas 1.8%, inferior al 2.1% estimado,
ante la menor actividad de la industria y los servicios, y el impacto de la
reforma fiscal, que ya se ha absorbido.

Pese al lento arranque, todo el mundo
espera un segundo semestre del año mejor, que permita alcanzar la meta de
crecimiento
fijada por Hacienda, que a principios de año era de 3.9% y que en
mayo pasado fue rebajada por la dependencia a 2.7%.

En la parte económica ya
empiezan a verse algunos indicadores de recuperación para los próximos meses,
como la reactivación de la producción industrial, el empleo y baja inflación.

Sin embargo, estamos muy lejos de los números que nos gustaría ver de la
economía, sobre todo en términos de crecimiento, aunque parece que estamos ante
un nuevo mantra, es decir, un nuevo ciclo, un cambio, que nos permitirá tener
una segundo semestre y un cierre de año mucho mejor.

Lee: Se aceleró ritmo de crecimiento en 2T, asegura SHCP

Las
leyes secundarias de las reformas energética y de telecomunicaciones serán
vitales para el crecimiento de la economía. Y me atrevería a decir que la gran
apuesta del gobierno y de México es la primera, con la apertura del sector
petrolero
y eléctrico al capital privado, pues se prevé que esta genere inversiones
de 90,000 a 100,000 mdd en los próximos 10 a 12 años, según la Comisión
Reguladora de Energía
(CRE).

Yo
creo que hemos perdido un poco la perspectiva, tanto en la reforma energética
como en el Plan Nacional de Infraestructura 2014-2018, pues ambos son
proyectos de mediano y largo plazo, y a los ciudadanos comunes y corrientes nos
gustaría ver ya el crecimiento, sentirlo en nuestro bolsillo; pero para
construir una refinería, una planta petroquímica, un aeropuerto, un tren
rápido
, se requiere de varios años.

Todos ellos van a tener una derrama
económica
importante para el país, pero no con la rapidez que pensábamos. De
ahí que haya cierto desencanto. No ha habido la bonanza económica que nos
contaron y que todos estábamos esperando.

Puede leer: Economía informal aportó 26% del PIB en México

Pese
a ello, sigue el optimismo, sobre todo por el factor EU, que se espera tenga un
año mucho mejor que en 2013. Si bien no ejerce un impacto directo sobre toda la
economía mexicana, hay ciertos factores que ayudarán, como la manufactura y las
remesas, donde ya estamos viendo una recuperación.

Estas últimas crecieron 2.1%
en abril pasado, totalizando 1,980.3 mdd y, como se sabe, hay muchas
poblaciones en México que dependen de ellas, lo que al final se refleja en el
consumo; también estamos viendo un incremento en el turismo. A lo anterior hay
que sumar el buen trabajo que ha hecho el Banco de México (Banxico) con el tema
de la inflación.  

Por
lo pronto, seguiremos viendo a un consumidor cauteloso a la hora de gastar,
debido a que la expectativa económica no es tan positiva para los siguientes
meses.

Lo
mismo sucede con el inversionista privado. El gran capital está esperando a que
se aprueben las leyes secundarias -la letra chiquita-, antes de invertir. Si
esto sale en julio o agosto, empezaremos a ver una entrada de inversiones
exorbitante el próximo año.

Pero si al final éstas no son lo que se esperaba,
de alguna forma se estaría frenando todavía más la recuperación de la economía
mexicana.

El columnista es director de Análisis de Inversiones, Acciones y
Valores Banamex, SAde CV, Casa de Bolsa. 
• El
contenido de esta nota es una opinión personal del autor.
Esta columna puedes leerla en la revista impresa de Alto Nivel. Suscríbete en línea o compra tu revista en los mejores puntos de venta.

Relacionadas

Comentarios