HistoriasNegocios

Dish insiste en que no hay concentración con Telmex

Ambas empresas estarían en posición de indiciadas por no haber informado de la concentración y deben responder a las acusaciones esta semana.

30-06-2014, 12:18:26 PM
Dish insiste en que no hay concentración con Telmex
Altonivel con información de El Financiero

Dish negó que tenga una relación que vaya más allá de lo
mercantil o comercial con Telmex  -de asociación
o de accionistas- generando así prácticas monopólicas.  Esto luego de que se diera a conocer el Oficio
de Probable Responsabilidad
(OPR) que le entregó el Instituto Federal de
Telecomunicaciones
(IFT) en el que Dish
y Telmex
son señaladas como indiciadas por una presunta concentración.

La empresa de televisión privada dijo que el Oficio de
Probable Responsabilidad
no es una resolución final y el Pleno del IFT no ha
emitido ningún pronunciamiento al respecto del expediente de investigación. “Es
importante aclarar que el OPR en ningún momento imputa a Dish la comisión de
prácticas anticompetitivas”, señaló la empresa en un comunicado.

De acuerdo a lo publicado este lunes por el diario El
Financiero
y Reporte Índigo, la Unidad de
Competencia Económica del IFT
concluyó que entre Telmex y Dish existe
una concentración por lo que estarían en condiciones de indiciadas
por no haber informado de esa concentración a la autoridad.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones envío a
las dos empresas el Oficio de Probable
Responsabilidad
el pasado 21 de mayo para notificarles que tiene 30 días hábiles – que vence esta semana-
para responder.

Esto luego de que en febrero se diera a conocer que existían
cinco contratos y dos cartas laterales suscritas entre Telmex y Dish que le dan a la empresa de Slim derechos sobre la compañía
televisiva equiparables a los que tienen los accionistas
–como realizar auditorías y recibir la información financiera
que reciben los demás capitalistas–, aun cuando formalmente no lo es.

Los documentos  revelan la existencia de una opción de
compra
y otra de venta: la primera, corresponde a la adquisición del
 51% de Dish por parte de una
subsidiaria de Telmex; la segunda, se refiere a la posibilidad de que la
firma de tv de paga obligue
a la telefónica a comprar el 51% de sus
acciones.

La revelación de
estos documentos propició en su momento denuncias por parte de empresas como
Televisa
, Azteca, Cablevisión, Sky, Bestphone, Televisión Internacional,
Cablemás, Iusacell, Total Play y Unefon en contra de Telmex, Comercializadora
de Frecuencias Satelitales (Cofresa o Dish), América Móvil, MVS Comunicaciones
y Dish México.

Te recomendamos leer: Grupo Salinas pide investigar relación Telmex-Dish

De acuerdo al
documento en posesión del El Financiero la Unidad de Competencia
Económica del IFT concluyó que “…la alianza existente entre Dish México Holdings (DMH) y sus
subsidiarias con Telmex y Teninver,
no tienen únicamente por objeto y efecto la proveeduría de servicios sino que tienen como finalidad económica otorgar a Telmex influencia sobre el
negocio de Dish México (DM), permitiendo la coordinación de estas empresas en
relación a la toma de decisiones y comportamiento en el mercado de DM”.

En las conclusiones
se puede leer que Telmex aportó a Dish México 325 millones de dólares;
servicios de facturación y cobranza
a una tarifa preferencial, y servicios
de distribución
y promoción en conjunto con servicios de telecomunicaciones
complementarias a suscriptores actuales y potenciales de Telmex.

Mientras Dish otorgó a Telmex, el derecho incondicional e
irrevocable de adquirir una parte social representativa de 51% de los derechos económicos y de voto de su capital a un precio
de 325 millones de dólares, ajustado
de tiempo en tiempo.

Además, según el documento, se establecieron
canales de transmisión de información y comunicación entre las partes  para tomar decisiones conjuntas. “Existe
evidencia de que estos mecanismos han sido usados de manera frecuente por
miembros del consejo de Telmex, DMH, Dish México y Cofresa, así como para
empleados senior de estos agentes económicos”.

Aunque
Telmex ha sostenido que la relación con
Dish fue un acuerdo comercial y no una concentración, la posible sanción para una
concentración de un grupo económico preponderante  -con la reforma de telecomunicaciones- es la
pérdida de la concesión.

Relacionadas

Comentarios