'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

¿Apunta Fed a política menos laxa por desempleo?

Si bien el banco central de EU parecer retirar su política excesivamente laxa, todavía es bastante deliberativo en la ejecución de su ajuste.

19-06-2014, 11:39:22 AM
¿Apunta Fed a política menos laxa por desempleo?
Rick Rieder, CIO y Análisis Fundamental de Renta Fija, Blackrock

A pesar de que las perspectivas expresadas en la declaración del FOMC el día de ayer, y sus proyecciones económicas, son aún extremadamente acomodaticias desde el punto de vista de su política, están comenzando a representar una perspectiva más compleja por parte del banco central estadounidense, que podría estar abriendo una puerta para tornar la política monetaria de “excesivamente laxa” a laxa, lo cual es un ajuste que aplaudimos vigorosamente.

No obstante, todavía son bastante deliberativos en su ejecución. A pesar de que fue en gran medida consistente con la edición del mes pasado, la declaración de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos estuvo acompañada por una reducción en la proyección del desempleo para 2014, 2015 y 2016, y para el más largo plazo.

Las proyecciones también mostraron una perspectiva modestamente más alta para la tasa de fondeo para 2015 y 2016, al tiempo que la reducía en el largo plazo.

En efecto, nos alienta el hecho de que el Comité reconozca el apretamiento de las condiciones de empleo a lo largo de los meses pasados, así como ciertos incrementos moderados en las condiciones inflacionarias (aunque tal vez no están completamente reflejados en sus “puntos” de análisis), lo cual sugiere que el mandato dual de la Fed está más cerca de sus objetivos, y por tanto el Comité puede comenzar a normalizar la tasa de fondeo a un ritmo más rápido (aunque pensamos que todavía se mantendrá muy baja por cierto tiempo y podría ir a un paso más rápido que lo que los pronósticos del Resumen de Proyecciones Económicas sugerirían).

Por otra parte, el tercer mandato implícito de la Fed sobre las condiciones financieras estables y de apoyo económico ha alcanzado un estado extremadamente laxo, lo que consecuentemente presenta una oportunidad para que el banco central comience a introducir política monetaria no tan excesivamente acomodaticia.

Pensamos que actualmente existe un debate más activo en la Fed en torno a muchas cuestiones, y un creciente reconocimiento del componente estructural del desempleo, evidente en las tendencias de contratación actuales.

Consideramos que la Fed ahora podría retirar la política excesivamente laxa, debido a que tanto el desempleo cíclico como el de corto plazo están alrededor del mínimo de 20 años.

Algunos miembros nuevos del Comité se unieron a este debate en junio, con la reciente confirmación de Stanley Fischer, Loretta Mester y Lael Brainart, así como otros miembros se han ido, por lo que será interesante ver cómo se desarrolla la evolución de las políticas.

Creemos que el  retiro progresivo de la QE es un reflejo del deseo de la Fed por acabar con la expansión de su hoja de balance antes de comenzar la siguiente ronda de reducciones de su política monetaria acomodaticia, es decir, incrementar de manera moderada y gradual la tasa de fondeo hacia un nivel final más bajo y normalizado.

Asimismo, hemos argumentado ya por mucho tiempo que la efectividad de la relajación cuantitativa para impulsar el crecimiento del empleo fue modesta, y su influencia distorsionante para los precios de los mercados de activos ha estado añadiendo riesgos sistémicos a los mercados.

Más recientemente, también nos hemos tornado más escépticos en cuanto a la utilidad de los excesivamente bajos niveles de la tasa oficial, y aplaudimos las señales de que la Fed podría estar anticipando una necesidad de normalizar las tasas antes de lo que esperaba el mercado.

El regulador encabezado por Janet Yellen continuó señalando la importancia de la recuperación en el sector vivienda, el cual vemos como una parte importante de las condiciones financieras en general, y mismo que recientemente se ha desacelerado.

Destacaríamos la significativa diferencia en las condiciones de vivienda entre Estados Unidos y el Reino Unido, y consecuentemente las implicaciones para la política monetaria en las dos regiones (un mayor enfoque en las tasas de largo plazo y, particularmente, en las tasas hipotecarias).

En efecto, creemos que vale la pena resaltar esta divergencia de la política de los bancos centrales a nivel global, dado que EU y Reino Unido están más adelantados en su recuperación económica y en su emergencia de un periodo de política monetaria no convencional, mientras que la eurozona y Japón podrían permanecer en este régimen por algún tiempo.

Ante este panorama de política, consideramos que todavía se podrían encontrar algunas oportunidades atractivas en el extremo largo de la curva de los bonos municipales de EU, así como en el sector de valores respaldados por hipotecas.

Sin embargo, la región del mercado que se debe evitar, en nuestra opinión, es el extremo corto de la curva de los bonos del Tesoro, que claramente está todavía distorsionado a la baja por la política.

Puntos clave de la decisión de la Fed

A continuación te comparto algunos de los principales puntos en torno a la decisión de la entidad reguladora:

• Mientras la Reserva Federal se mantuvo de manera notable sin cambios desde abril, los ajustes a las proyecciones económicas y expectativas de política de tasas del Comité Federal de Mercados Abiertos (FOMC, por sus siglas en inglés) reflejaron el sutil debate que está tomando forma en la Fed.

• De manera específica, pensamos que la Fed está llegando a entender la naturaleza estructural del actual desempleo de largo plazo, y que la política monetaria tiene una influencia limitada en ese tema.

• Finalmente, pensamos que es importante destacar la divergencia a nivel global en la política de los bancos centrales. Estados Unidos y el Reino Unido están más adelantados en sus respectivas recuperaciones económicas y en la salida de un periodo de política monetaria no convencional (a pesar de que la política en Estados Unidos tardará más en evolucionar), mientras que la eurozona y Japón podrían permanecer en este régimen por algún tiempo.

¿Qué opinas de la postura monetaria de la Fed? ¿Crees que pudo haber adoptado otras soluciones?


 

A pesar de que las perspectivas expresadas en la declaración
del FOMC el día de ayer, y sus proyecciones económicas, son aún extremadamente
acomodaticias desde el punto de vista de su política, están comenzando a
representar una perspectiva más compleja por parte del banco central
estadounidense, que podría estar abriendo una puerta para tornar la política
monetaria de “excesivamente laxa” a laxa, lo cual es un ajuste que aplaudimos
vigorosamente.

No obstante, todavía son bastante deliberativos en su
ejecución. A pesar de que fue en gran medida consistente con la edición del mes
pasado, la declaración de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos estuvo
acompañada por una reducción en la proyección del desempleo para 2014, 2015 y
2016, y para el más largo plazo.

Las proyecciones también mostraron una perspectiva
modestamente más alta para la tasa de fondeo para 2015 y 2016, al tiempo que la
reducía en el largo plazo.

En efecto, nos alienta el hecho de que el Comité reconozca
el apretamiento de las condiciones de empleo a lo largo de los meses pasados,
así como ciertos incrementos moderados en las condiciones inflacionarias
(aunque tal vez no están completamente reflejados en sus “puntos” de análisis),
lo cual sugiere que el mandato dual de la Fed está más cerca de sus objetivos,
y por tanto el Comité puede comenzar a normalizar la tasa de fondeo a un ritmo
más rápido (aunque pensamos que todavía se mantendrá muy baja por cierto tiempo
y podría ir a un paso más rápido que lo que los pronósticos del Resumen de
Proyecciones Económicas sugerirían).

Por otra parte, el tercer mandato implícito de la Fed sobre
las condiciones financieras estables y de apoyo económico ha alcanzado un
estado extremadamente laxo, lo que consecuentemente presenta una oportunidad
para que el banco central comience a introducir política monetaria no tan
excesivamente acomodaticia.

 Pensamos que
actualmente existe un debate más activo en la Fed en torno a muchas cuestiones,
y un creciente reconocimiento del componente estructural del desempleo,
evidente en las tendencias de contratación actuales.

Consideramos que la Fed ahora podría retirar la política
excesivamente laxa, debido a que tanto el desempleo cíclico como el de corto
plazo están alrededor del mínimo de 20 años. Algunos miembros nuevos del Comité
se unieron a este debate en junio, con la reciente confirmación de Stanley
Fischer, Loretta Mester y Lael Brainart, así como otros miembros se han ido,
por lo que será interesante ver cómo se desarrolla la evolución de las
políticas.

Creemos que el  retiro
progresivo de la QE es un reflejo del deseo de la Fed por acabar con la
expansión de su hoja de balance antes de comenzar la siguiente ronda de
reducciones de su política monetaria acomodaticia, es decir, incrementar de
manera moderada y gradual la tasa de fondeo hacia un nivel final más bajo y
normalizado.

Asimismo, hemos argumentado ya por mucho tiempo que la
efectividad de la relajación cuantitativa para impulsar el crecimiento del
empleo fue modesta, y su influencia distorsionante para los precios de los
mercados de activos ha estado añadiendo riesgos sistémicos a los mercados.

Más recientemente, también nos hemos tornado más escépticos
en cuanto a la utilidad de los excesivamente bajos niveles de la tasa oficial,
y aplaudimos las señales de que la Fed podría estar anticipando una necesidad
de normalizar las tasas antes de lo que esperaba el mercado.

EL regulador encabezado por Janet Yellen ontinuó señalando
la importancia de la recuperación en el sector vivienda, el cual vemos como una
parte importante de las condiciones financieras en general, y mismo que
recientemente se ha desacelerado.

Destacaríamos la significativa diferencia en las condiciones
de vivienda entre Estados Unidos y el Reino Unido, y consecuentemente las
implicaciones para la política monetaria en las dos regiones (un mayor enfoque
en las tasas de largo plazo y, particularmente, en las tasas hipotecarias).

En efecto, creemos que vale la pena resaltar esta
divergencia de la política de los bancos centrales a nivel global, dado que EU y
Reino Unido están más adelantados en su recuperación económica y en su
emergencia de un periodo de política monetaria no convencional, mientras que la
eurozona y Japón podrían permanecer en este régimen por algún tiempo.

Ante este panorama de política, consideramos que todavía se
podrían encontrar algunas oportunidades atractivas en el extremo largo de la
curva de los bonos municipales de EU, así como en el sector de valores
respaldados por hipotecas.

Sin embargo, la región del mercado que se debe evitar, en
nuestra opinión, es el extremo corto de la curva de los bonos del Tesoro, que
claramente está todavía distorsionado a la baja por la política.

A continuación te muestro cuales son los principales puntos decididos
por la entidad reguladora:

· Mientras la Reserva Federal se mantuvo de manera notable
sin cambios desde abril, los ajustes a las proyecciones económicas y
expectativas de política de tasas del Comité Federal de Mercados Abiertos (FOMC
por sus siglas en inglés) reflejaron el sutil debate que está tomando forma en
la Fed.

· De manera específica, pensamos que la Fed está llegando a
entender la naturaleza estructural del actual desempleo de largo plazo, y que
la política monetaria tiene una influencia limitada en ese tema.

· Finalmente, pensamos que es importante destacar la
divergencia a nivel global en la política de los bancos centrales. Estados
Unidos y el Reino Unido están más adelantados en sus respectivas recuperaciones
económicas y en la salida de un periodo de política monetaria no convencional
(a pesar de que la política en Estados Unidos tardará más en evolucionar),
mientras que la Eurozona y Japón podrían permanecer en este régimen por algún
tiempo.

Relacionadas

Comentarios