'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Mercados automotrices toman rutas diferentes en Latam

En Argentina, Brasil y Chile las ventas automotrices están cayendo, mientras que en Colombia y México se mantienen.

11-06-2014, 10:59:41 AM
Mercados automotrices toman rutas diferentes en Latam
Marcos Buscaglia, director de Economía y Estrategias de Renta Fija para Latam de BofAML

Las ventas de automóviles han sido una parte importante del impulso al consumo en los años recientes en algunas partes de América Latina y, en algunos países, han sido también parte del impulso a la producción industrial. Sin embargo, los mercados automotrices están tomando rutas diferentes en 2014.

En Argentina, Brasil y Chile las ventas automotrices están cayendo, mientras que en Colombia y México se mantienen. Estos caminos alternativos tienen diferentes implicaciones en la actividad económica de cada país, teniendo su impacto positivo más grande en el PIB de México, y el más negativo en Argentina.

En Brasil, no nos sorprenderíamos de ver que las débiles ventas automotrices fomentaran una ronda de estímulos al sector en los próximos meses.

También argumentamos que los mercados automotrices en Colombia y México tendrán un alza significativa en los próximos años, comparados con los países del Cono Sur.

Producción, importaciones y exportaciones

La producción de automóviles se expandió 47.6% de 2006 a 2013 en Argentina, Brasil, Colombia y México (ver tabla).

Los mayores productores de la región son México, con 2.9 millones de automóviles en 2013, seguido por Brasil, con 2.7 millones y Argentina con 790 mil unidades. Colombia es un pequeño productor, y Mazda acaba de cerrar su planta de Bogotá.

La producción argentina es la que más ha aumentado, con una tasa de expansión de 83% entre 2006 y 2013.

En el margen, la producción en México se encuentra en una posición más privilegiada para expandirse en la región. Desde noviembre 2013, Nissan, Mazda y Honda han aumentado su capacidad de producción en un total de 605 mil automóviles, un incremento del 20% en la capacidad de producción total de México.

Existen más expansiones de plantas o inauguraciones en camino, incluyendo a Volkswagen y Audi. La producción automotriz se ha mantenido en México, mientras que ha caído en Argentina y Brasil (Chart 22).

El mercado automotriz mexicano es de exportación; Chile y Colombia son importadores; y Argentina y Brasil son mercados domésticos, o mejor dicho, orientados al Mercosur. (Ver la primera tabla para punto de inflexión de ventas y producción)

►  México produce 2.9 millones de automóviles y exporta 2.4 millones. Estas exportaciones representan el 26% del total de exportaciones de México, sin precedentes para la región. La mayoría de estas exportaciones se envían a Estados Unidos. Las exportaciones de automóviles han aumentado 11.5% interanual en el trimestre febrero-abril, siendo el más dinámico de la región (chart 23).

►  Comparado con Brasil, que produce 2.7 millones de automóviles pero solamente exporta 400 mil. Argentina exporta más, pero también importa. La mayoría de las exportaciones brasileñas van a Argentina y viceversa.

►  Chile no produce automóviles, y la mayoría de los automóviles en Colombia son importados.

Caen las ventas en el Cono Sur

Las ventas aumentaron en todos los países, excepto en México, entre 2006 y 2013. Las ventas incrementaron de 32% en Colombia, a 78% en Argentina (Table 4). En México, sin embargo, las ventas automotrices cayeron 6.7% de 2006 a 2013.

El boom sudamericano se deriva de una combinación de factores, incluyendo aumento de los salarios reales y el aumento de la penetración crediticia. Un factor que ayudó al boom, fue un menor precio en los automóviles, que cayó de manera significativa en comparación con otros precios en años recientes (chart 24).

Los automóviles son bienes intercambiables, por lo que es natural que hayan caído contra bienes no-intercambiables y servicios en años recientes. Esto es lo previsto en el contexto de una tasa intercambiaria real más fuerte; es decir, cuando la inflación es más alta que el debilitamiento de la moneda local.

No es sorprendente que los precios de automóviles fueran los que menos disminuyeron en México, en términos relativos contra otros precios.

Las ventas automotrices están cayendo a tasas de dos dígitos en Argentina, Brasil y Chile en 2014 (Chart 25). Esta tendencia a la baja ha sido continua en Argentina y Brasil, y recientemente en Chile. Las ventas de automóviles en Colombia cayeron en abril pero, en promedio, aumentaron un 11.1% interanual en el primer trimestre.

Las ventas han tenido éxito en México en lo que va del año, así como la mayoría de los indicadores de consumo, sin embargo, las ventas se comportan mejor que en los países de América del Sur.

¿Qué esperar en los próximos años?

Es probable que las ventas de automóviles se expandan más en México y Colombia en los próximos años, y se prevé que la industria automotriz en México tenga el mayor impacto positivo en el PIB.

Es probable que la mayoría de los factores que aumentaron el consumo en América del Sur se verán desafiados en los próximos años. De manera particular, con monedas más débiles por delante, es probable que los precios de los automóviles sean mayores en relación a otros precios. Esto ya es evidente en Chile (Chart 24).

Sin embargo, desde nuestra perspectiva, la capacidad para pasar a través de un tipo de cambio más débil a los precios se verá limitada en Brasil. La capacidad de exportación de la industria automotriz brasileña hacia otros mercados diferentes al Mercosur será limitada, por lo que tendrá que ajustar el precio al mercado, es decir, tendrá que adaptarse a las (más débiles) condiciones de demanda.

En México y Colombia, las ventas de automóviles per cápita retrasan significativamente el resto de la región (Table 5).

Con entornos macroeconómicos estables, tasas de desempleo a la baja, una penetración crediticia en aumento y mercados de comercio internacional de automóviles abiertos, es probable que las ventas automotrices aumentarán en los próximos años. Importantes programas de infraestructura ayudarán a impulsar la expansión de la flota de automóviles en ambos países.

Es probable que la industria automotriz mexicana tenga un mayor impacto en la economía que en otros países. Las exportaciones más fuertes hacia EU se sumarán al alza en la producción de automóviles, y por lo tanto, a la economía mexicana.  En contraste, el impacto de esta industria en la economía de Colombia será menor, ya que la mayoría de las ventas extra de automóviles serán suministradas por importaciones.

Chile será el país en el que el menor número de ventas automotrices tendrá el menor impacto en la economía, ya que todos los automóviles son importados. En contraste, el impacto en Argentina será el mayor, pues las autoridades tienen pocas políticas para detener la caída en las ventas, y por lo tanto la producción.

Al margen, la reducción/eliminación de un impuesto especial en automóviles de lujo y mejor suministro de divisas para las importaciones de autopartes podrían aliviar gran parte del sufrimiento.

Es probable que en Brasil, las bajas ventas traigan reacciones en las políticas, ya que en su caso, un menor número de ventas significa una menor producción. El sector manufacturero ha estado recortando empleos desde diciembre de 2013.

Como resultado, no estaríamos sorprendidos de ver más medidas de estímulo para este sector en los próximos meses.

Tampoco estaríamos sorprendidos si el mensaje relativamente pesimista por parte del Banco Central Brasileño (BCB) proviniera de los débiles números de la producción industrial de los últimos meses, y si esto fuera un factor que ayudara a mantener las tasas Selic en niveles estables en los próximos meses.

Relacionadas

Comentarios