HistoriasMicrositio

Dirige a tu equipo como Vicente del Bosque

El liderazgo del DT español es prueba de que perseverancia, inteligencia emocional y trabajo en equipo pueden lograr grandes éxitos en cualquier cancha.

10-06-2014, 7:52:37 PM
Dirige a tu equipo como Vicente del Bosque
Marcela Hernández y Hernández, Coach Empresarial y de Vida

En 2010 consiguió la hazaña que por décadas esperaba un país entero en un ámbito en el que la máxima dicha se le había negado: alzar la Copa del Mundo de futbol. Y para muchos no fue una sorpresa, ya que el seleccionador que hizo campeón a España en Sudáfrica 2010 es un líder sobresaliente por su trabajo y congruencia dentro y fuera de la cancha. 

La filosofía e inteligencia emocional han llevado a Vicente del Bosque a lograr lo que ningún otro Director Técnico (DT) había logrado para España.

A sus 64 años, el seleccionador salamantino, es reconocido por su humildad y tranquilidad. Es una prueba fehaciente de que para ser un buen líder no sólo basta con tener la experiencia, competencias y conocimientos. Es necesaria una buena dosis de congruencia y corazón.

Te recomendamos leer: El ‘Maracanazo’, una lección de estrategia directiva

Y en esta ocasión, a unas horas de que inicie la máxima justa futbolística, desglosamos las características y virtudes de Del Bosque que te ayudarán a dirigir a tu equipo de trabajo como verdaderos campeones.

Los atributos de Vicente Del Bosque

1. Conciliador

Manejar los egos y dirigir a un equipo integrado –en su mayoría– por jugadores de los dos máximos exponentes de la liga española (Barcelona y Real Madrid), no debe ser tarea fácil, mucho menos lograr que la selección ibérica olvide esta eterna rivalidad y lleve puesta sólo una camiseta: “La Roja”, para el beneficio de un solo equipo y una sola nación. 

Se requiere de un carácter firme pero también de una mentalidad flexible, abierta e incluyente. Su estilo de liderazgo ha sido descrito como democrático y participativo.

“Me ha enseñado a convivir con la victoria y a respetar al amigo por mucho que alguien quiera hacerte creer que se trata del peor de los enemigos”. Iker Casillas

Hay quienes dicen que “la unión hace la fuerza” y otros, por el contrario, se identifican más con la idea de “divide y vencerás”. Del Bosque ha optado por la primera opción y ha cosechado grandes éxitos: En cuatro años logró llevar a la selección española a ganar una Copa del Mundo (2010) y una Eurocopa (2012), además de sus logros en la liga española y los torneos europeos.

También puedes leer: Impide que el Mundial meta gol a tu productividad

2. Armonía en el vestuario

“Un vestuario sano vale más que mil charlas”, así lo declaró en entrevista con el Diario El País. El clima que existe entre todos los miembros de un equipo es un diferenciador de alto impacto en los resultados y la productividad.

“Con un grupo en el que las cosas marchan bien todo es más sencillo. No es que vayas a ganar por eso, pero sí hace el camino más fácil”. En muchas empresas aún se considera a los temas relacionados con el clima y la cultura organizacional como asuntos “soft”, mientras los asuntos “hard”: números, estadísticas y prospecciones, continúan siendo la prioridad.

“¿Cómo cambiaría el desempeño de tu equipo si le dieras más importancia a los asuntos ‘soft’? La cultura corporativa no es parte del juego. ¡Es el juego!”. Tom Peters

3. Anti protagonismo

Como campeones del último mundial, Del Bosque bien podría ostentar la etiqueta de “favoritos” durante Brasil 2014, no obstante, es un término del que prefiere huir, según declaraciones recientes que hizo a la prensa. El ego de un directivo es una de las principales limitantes que pueden existir dentro de una empresa o de un equipo.

Lejos de colgarse medallas, Del Bosque pone manos a la obra, prepara a sus jugadores y no pierde objetividad al reconocer la cantidad de buenos equipos que hay:

“No hay que conformarse. El pasado en fútbol sirve de poco. Con lo que has ganado no ganas, no te puedes parar a regodearte con el éxito. Eso lo tenemos claro. La estrella nos estimula a seguir mejorando, a crecer, a aspirar a todo sabiendo lo difícil que es”.

Te recomendamos: Valores y liderazgo del Real Madrid, de la A a la Z y Cátedra de Dani Alves para driblar emociones negativas

4. Enfoque múltiple

Recientemente, Del Bosque fue cuestionado sobre el estilo que mantendrá la selección española durante el Mundial y ésta fue su respuesta: “Al futbol se juega bien de muchas maneras, no hay una forma única. Nosotros no tenemos una fórmula mágica, tenemos una idea a partir de los jugadores con los que contamos. Eso no quiere decir que no haya otras que sean igual de buenas y que puedan dar grandes resultados”.

Sus ayudantes señalan que le gusta recoger muchas opiniones, pero que en sus decisiones, es firme, porque suelen ser producto de una larga reflexión. Eso sí, en el banquillo es rápido: “Ve las cosas muy claras y activa las soluciones con determinación“.

Un líder sabe que no está sólo. Que parte de su éxito es gracias a las ideas y a la visión de otros. Lo importante es buscar el equilibrio entre la apertura para escuchar las sugerencias de otros y la agilidad y determinación para tomar decisiones en momentos críticos.

“La imagen de un seleccionador es la de un País”. Del Bosque trasciende el terreno de la cancha. Está consciente del poder de la congruencia y el impacto que tiene para afectar positivamente los sistemas. No sólo en el ámbito del fútbol, sino en el de toda una nación.

¿Qué sería distinto en tu equipo o empresa, si desarrollarán algunos de estos atributos?

No dejes de echarle un vistazo a esta infografía: El perfil de los estrategas del Mundial de Brasil

La autora es Coach Empresarial y de Vida y puedes seguirla en Twitter en @March_coach

Relacionadas

Comentarios